Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Mundial de fútbol

La tecnología también juega al fútbol en el Mundial de Rusia 2018

08 de Junio de 2018
  • elempresario.com/Nobbot
Fútbol

Todo este despliegue tecnológico se utiliza para ayudar al árbitro a tomar decisiones en cuatro situaciones concretas.

Cada nuevo evento deportivo de carácter mundial se presenta como el más innovador tecnológicamente hablando. Y es cierto. El deporte es una de las disciplinas que más se beneficia de estos avances. No solo para acertar más en los resultados, también para mejorar la experiencia y seguridad de los asistentes.

En la competición más importante por selecciones del ‘deporte rey’, que este año se celebra en Rusia, ya están poniendo a punto las últimas novedades –tecnológicamente hablando–. Será la primera vez que en un evento de estas características se use el sistema de videoarbitraje VAR (Video Assistant Referee). O que el balón oficial estará disponible en una versión que integrará tecnología NFC.

Ayuda para el juego
Una de las novedades que se introducen este año es la utilización de dispositivos móviles en el banquillo para monitorizar el juego. Cada selección contará con dos tabletas. Una para el analista que observa el partido desde la tribuna de prensa, y otra para el cuerpo técnico en el banquillo.

Dos cámaras seguirán las posiciones de los jugadores y el balón. Se encargarán de recopilar datos, que serán procesados y retransmitidos, junto con imágenes en directo, para los analistas en la tribuna. Estos examinarán el rendimiento del jugador, las situaciones vividas en el partido y, con ayuda de una aplicación, sacarán conclusiones.

Los analistas, a su vez, podrán enviar una imagen fija con sus anotaciones al área técnica. E incluso conversar por radio con el técnico asistente, quien podrá responderle vía chat. Durante el descanso, se podrán analizar las situaciones más destacadas. Y, por último, con todos estos datos, los organizadores ofrecerán a las selecciones un análisis del partido.

El arbitraje que vigilará a los jugadores
También será la primera vez que se use el controvertido sistema VAR. Todos los árbitros contarán con la asistencia de un equipo de videoarbitraje. Estará formado por cuatro miembros, todos profesionales; y cuatro operadores de vídeo que elegirán las tomas.

Estarán ubicados en una sala de vídeo en Moscú, donde llegarán por fibra óptica las imágenes de los doce estadios. El equipo de VAR tendrá acceso a 33 cámaras. De ellas, ocho de grabación superlenta, cuatro ultralenta y dos destinadas a determinar el fuera de juego. Además, para la fase de eliminatorias del torneo, se instalarán dos cámaras adicionales de grabación ultralenta detrás de cada portería.

Todo este despliegue tecnológico se utiliza para ayudar al árbitro a tomar decisiones en cuatro situaciones concretas, que pueden generan confusión. Son las tarjetas rojas, la confirmación de un jugador que ha cometido una infracción, penaltis y goles. El árbitro que dirige cada partido se comunicará con el equipo VAR a través de un sistema de radio por fibra.

Y como cualquier ayuda es poca, los árbitros también contarán con el Goal Line, el sistema de detección automática de goles. Permite determinar si el balón ha rebasado o no la línea de meta en su totalidad durante, al menos, 60 milisegundos. Para ello puede usar dos tecnologías diferentes, ambas homologadas.

Una de ellas emplea siete cámaras para detectar la posición del balón. Mientras que la otra se basa en cables alrededor de la portería y componentes en el interior del balón. La señal llega únicamente al reloj del primer árbitro y puede recurrir a ella si tiene alguna duda. Si continúa indeciso, se recurre al VAR.

Para los aficionados
Pero el fútbol no es solo lo que ocurre en el campo de juego. Los aficionados forman parte del espectáculo. Para ellos, Adidas ha diseñado una versión del balón oficial, Telstar 18, con tecnología NFC (Near Field Communication). Un chip instalado en el esférico ofrece información sobre competiciones dependiendo del lugar donde esté el usuario. Para leer ese chip hay que tener un smartphone compatible con esta tecnología.

La gran competición de fútbol de selecciones también tiene su reloj oficial, e ‘inteligente’: Big Bang Referee 2018. Diseñado por Hublot, avisa 15 minutos antes del inicio de un partido, informa de las tarjetas amarillas y rojas, así como de los cambios de jugador y goles. Durante el partido muestra en la pantalla estadísticas del encuentro. Eso sí, solo hay disponibles 2018 unidades. Otro detalle: es el mismo reloj que usarán los árbitros para recibir notificaciones durante sus arbitrajes.

Para los que acudan en persona a disfrutar de este acontecimiento deportivo, se ha diseñado la Fan ID. Se trata de una tarjeta necesaria para acudir a los estadios y que hay que solicitar vía web. Con este documento, no hay que pedir un visado para viajar a Rusia y el transporte es gratuito. Pero, además, gracias su código de barras permitirá controlar los movimiento de los hinchas.

Y para los que no puedan asistir a los partidos, las retransmisiones se realizarán por primera vez en una competición de estas características en ultra alta definición 4K. El resultado son imágenes con más detalles, más contraste y colores mejorados. Disfrutarán de ellas en Latinoamérica con Direct TV o en Reino Unido en la BBC, pero desafortunadamente no en España. Se viva como se viva, la cuenta atrás ya ha comenzado.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es