Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Conectividad

Los 10 beneficios que generará el Corredor Mediterráneo

17 de Octubre de 2018
Se trata de un macroproyecto que finalizará sus obras en el año 2021.

Se trata de un macroproyecto que finalizará sus obras en el año 2021.

El Corredor Mediterráneo es un proyecto europeo que unirá al 54% de la población del continente de norte a sur a lo largo de 3.500 kilómetros. Los nuevos territorios conectados representan el 66% del producto interior bruto (PIB) de la Unión Europea. Esta iniciativa también pasa por España, desde Algeciras hasta Francia, pasando por ciudades como Barcelona, Valencia, Alicante, Murcia y Málaga.

“El Corredor Mediterráneo es una infraestructura estratégica para España y Europa; es clave no solo desde el punto de vista logístico, sino desde el punto de vista económico y social, y clave para la vertebración ciudadana”, declaró Juan Rosell, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), en el acto de apoyo al Corredor Mediterráneo organizado por la Asociación Valenciana de Empresarios, donde más de 1.000 empresarios se han unido bajo el lema Estar más cerca, llegar más lejos en el Palacio de Congresos de Cataluña.

Se trata de un macroproyecto que finalizará sus obras en el año 2021, según ha explicado el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que asegura que el Corredor Mediterráneo está ya “en la recta final” y que confía en que en 2021 estará en servicio y con las obras prácticamente finalizadas desde el tramo de Algeciras hasta Francia en ancho estándar. Ábalos espera que en marzo de 2019 estén licitados todos los tramos, excepto algunos con problemas puntuales.

España es el país con la red de alta velocidad más extensa del mundo después de China. El Corredor Mediterráneo es aún un proyecto incompleto e irregular en prácticamente todos sus tramos. Sin embargo, poco a poco va formándose y en unos años puede ser una realidad.



Estos son los 10 beneficios que traerá consigo esta nueva conexión que atraviesa España, según la plataforma del Corredor Mediterráneo:

 1. Menos tiempo de viaje. El Corredor Mediterráneo reducirá los tiempos de viaje entre ciudades tan importantes como Barcelona, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Málaga o Algeciras a casi la mitad, e incluso más, en algunos tramos. El turismo interno, los viajes de fin de semana y los viajes de trabajo se multiplicarán en toda la ruta. Así, se impulsa el turismo –tanto el europeo como el interno–, un sector fundamental para la generación de riqueza y empleo.

Se aumentará la frecuencia y se reducirán los tiempos de viaje entre las principales ciudades europeas unidas por el Corredor. La alta velocidad va a conseguir mejorar mucho la calidad de los servicios de mensajería urgente, reduciendo notablemente el tiempo de transporte.

2. Más cerca de Europa. La red transeuropea a la que se unirá el Corredor Mediterráneo vertebrará Europa de norte a sur, 3.500 kilómetros que concentrarán el 54% de los habitantes y el 66% del producto interior bruto de la Unión Europea, impulsando la competitividad de nuestro continente. El Corredor Mediterráneo permitirá que gran parte de las mercancías que llegan a Europa por vía terrestre lo hagan ahora en ferrocarril, optimizando los costes y el tiempo.

Según la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), exportar frutas y hortalizas por el Corredor Mediterráneo ahorraría 3 céntimos por cada 1.000 kilómetros.

3. Mejora de la competitividad de la economía del arco mediterráneo, fuertemente proyectada al mercado europeo, multiplicando las oportunidades y el empleo en todo el recorrido.

4. Un desarrollo económico más sostenible. Gracias al Corredor, el crecimiento económico no va desligado de la reducción de la contaminación y de las emisiones de gases de efecto invernadero, apostando por un transporte más respetuoso con el medio ambiente y energéticamente más eficiente.

5. La complementariedad entre el ferrocarril y la carretera. El ferrocarril y la carretera son medios de transporte complementarios; cada uno tiene su nicho de mercado en cuanto a radio de acción. La división del trabajo entre ambos modos de transporte será la clave de un sistema de transporte más eficiente y eficaz, tanto en lo económico como en lo medioambiental. El camión siempre estará presente en la concentración y dispersión de las mercancías, la última milla.

El ferrocarril en el transporte a larga distancia. Lo ideal es transportar los semirremolques (una especie de contenedores con ruedas) por ferrocarril, y volver a conectarlos a cabezas tractoras en la estación de destino para situarlos en la puerta del destinatario.


Presidentes de las organizaciones empresariales de todo el país estuvieron presentes en el acto que reunió en septiembre a cerca de 1.500 empresarios y directivos para reivindicar la importancia del Corredor para la economía española y europea.
 
El presidente de CEOE, Juan Rosell, participó en los actos que tuvieron lugar en Barcelona afirmando que "el Corredor es clave en la competitividad de las empresas a escala europea y mundial, ya que traerá como consecuencia una reducción de costes operativos, ahorros empresariales, ahorro energético y de consumo de mantenimiento".

6. Atracción de nuevas inversiones. La mejora de la conectividad con el centro y norte de Europa puede servir para atraer nuevos proyectos de inversión. El Corredor Mediterráneo también sirve para desarrollar el sector logístico y las actividades con él relacionadas, de mayor valor añadido e intensivas en conocimiento, con la consiguiente generación de empleo de calidad.

7. Conexión rápida entre profesionales. La conexión de los principales núcleos urbanos de la costa mediterránea, entre ellas la segunda y la tercera ciudad más grandes del país, Barcelona y Valencia, será esencial para el negocio de las empresas y para la movilidad de sus trabajadores.

8. Incremento de las exportaciones españolas, que es uno de los cuellos de botella históricos del modelo de crecimiento español. En los últimos años ya han aumentado significativamente las ventas al exterior, pero es importante mantener esta tendencia a largo plazo para evitar futuras crisis. El Corredor es un instrumento adecuado.

9. Más tráfico. Se estima que la evolución del tráfico en los próximos siete o diez años de la cuota del Mediterráneo en el total de tráfico del combinado mar del Norte - Mediterráneo pasará del 27% actual al 35% ó 40%.

10. Menos emisiones de C02. Otra de las ventajas del Corredor es su impacto medioambiental positivo. Según los datos que manejan los empresarios valencianos, el Corredor Mediterráneo supondrá una reducción de 900.000 toneladas de emisiones de CO2 al año, lo que equivale a la contaminación que generan 130.000 coches dando la vuelta al mundo.

Apostar por un transporte sostenible respetuoso con el medio ambiente y energéticamente eficiente es otro de los retos de este proyecto de infraestructuras. El consumo energético por tonelada transportada por ferrocarril es, en promedio, aproximadamente la quinta parte del consumo por camión, por el que ahora se exporta la práctica totalidad de las mercancías enviadas al resto de Europa.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido