Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Óscar Vázquez, presidente de Bombardier España y Portugal

“Europa debe actuar para defender el libre comercio"

17 de Octubre de 2018
Óscar Vázquez, presidente de Bombardier España y Portugal

Óscar Vázquez, presidente de Bombardier España y Portugal

David Mudarra
Óscar Vázquez es presidente y consejero delegado de Bombardier en España y Portugal desde mayo de 2017. Ingeniero industrial de formación, lleva cerca de diecisiete años en la compañía. Durante este tiempo ha desempeñado distintos cargos de responsabilidad en España, Reino Unido, Austria, Singapur y Suiza, formando parte de los comités de dirección de buena parte de las divisiones de Bombardier Transportation. En esta entrevista de la revista 'EMPRESARIO' analiza los retos a los que se enfrenta su sector y su compañía, la necesidad del asociacionismo empresarial, la deriva proteccionista a la que se han sumado algunos países del mundo y la importancia de la innovación para hacer crecer a las compañías.
Usted ha propuesto la creación de una organización empresarial que agrupe a los grandes fabricantes de trenes presentes en el país. ¿Cuál sería el objetivo de esta patronal?
Esta magnífica iniciativa nació de Álvaro Rengifo, mi antecesor al frente de la compañía en España, y la apoyo totalmente. La reactivación del mercado nos sitúa en un marco idóneo para que esta asociación contribuya de forma clave a la movilidad sostenible en España con todos los actores relevantes del sector, públicos o privados.

Ante procesos como la liberalización, numerosas innovaciones tecnológicas y cambios en el modelo de negocio, debemos sumar y aportar en beneficio de la sociedad española. Pero este tipo de decisiones necesita un consenso amplio, incluso unánime, dentro del sector.

¿Cuáles son los retos más importantes que tiene por delante su empresa en los próximos años, tanto en España como a escala internacional? ¿Cómo está transformando la Revolución Digital su compañía?
La digitalización es hoy la clave para que sigamos siendo líderes en seguridad, innovación y sostenibilidad, que son los grandes ejes que hacen de Bombardier un referente mundial en movilidad dentro de un mundo en transformación. Los avances en sensorización garantizan hoy un mantenimiento predictivo o el control del tren basado en la comunicación para la señalización. Ambas soluciones han aumentado la seguridad y la eficiencia, y reducido el potencial del error humano.

Por supuesto, el internet de las cosas, la interconectividad y la posible integración de dispositivos personales en las plataformas de los operadores presentan nuevos desafíos que afrontaremos con soluciones de ciberseguridad como telecomunicaciones más rápidas y robustas. Bombardier ve la digitalización como una ventaja y la oportunidad de continuar diferenciándose.

Ha comentado que busca que su empresa sea cada vez más innovadora y sostenible. ¿Cómo están desarrollando estos dos objetivos?
Nuestro compromiso es seguir creando soluciones de movilidad fiables, seguras y sostenibles que estén a disposición de todos en un mundo con gran crecimiento urbano e inmerso en un cambio digital. En Bombardier hemos completado la transición desde un proveedor de productos hasta un socio estratégico para nuestros clientes en el desarrollo de soluciones que superan las expectativas de la demanda actual.

Les ayudamos a lograr una mayor capacidad a medida que crecen, ofrecemos una experiencia diferencial a los pasajeros, garantizamos la seguridad y fiabilidad de estas soluciones y aseguramos que los pasajeros lleguen y salgan a tiempo. Es decir, ofrecemos las mejores soluciones a lo largo de toda la cadena de valor.

Bombardier España ha tenido y tiene una función muy relevante en esta transición. Contamos con la fábrica de Trápaga, que exporta casi toda su producción y que es un referente global en innovación en tracción, diseñando y fabricando equipos líderes en reducción de consumo. Y tenemos el centro de excelencia en sistemas de señalización de San Sebastián de los Reyes, en Madrid, en cuya creación se invirtieron 3 millones de euros y ahora es un referente tecnológico internacional, y el punto sobre el que pivota toda la actividad de señalización de Bombardier Transportation en Sudamérica, Turquía o Marruecos.
 
"Nos sentimos una empresa española más dentro de un grupo global"

¿Cree que la innovación en la empresa en España aún está muy por detrás de la de otros países?
Lo importante es que tengamos claro que la innovación es la única manera de garantizar una diferenciación sostenible, especialmente en un mundo en el que las tecnologías y los modelos de negocio evolucionan cada vez más rápido.

En España, dedicamos el 1,35% del PIB, en 2018, a I+D, frente a una media europea del 1,8%. Esta brecha ha ido aumentando en los últimos años, perdiendo en términos de convergencia más de una década. Cambiar esto es responsabilidad de todos. El consenso y la apuesta es clara en la empresa española, ahora toca que los diferentes partidos políticos materialicen una política a largo plazo y con visión de Estado que permita a España seguir competiendo en la escena internacional.

Bombardier Inc. ha sido reconocido varios años seguidos como uno de los principales inversores en I+D, con casi dos mil millones de euros invertidos en los últimos años. Esto ha permitido a Bombardier, en España y desde España, realizar proyectos tan innovadores como el CBTC (sistema de control de trenes) de Metro de Madrid, o los sistemas de propulsión del AVE, del Zefiro, el tren de más alta velocidad del mercado, y del monorraíl sin conductor desde nuestro centro en Trápaga, donde se han diseñado y fabricado buena parte de los equipos de propulsión más modernos del mundo.

¿Qué debería hacer una compañía para fomentar la innovación desde dentro? ¿Cómo lo fomenta Bombardier?
La cultura de innovación está muy arraigada en Bombardier desde el nacimiento de nuestra compañía, con el desarrollo de los primeros vehículos motorizados para desplazarse en la nieve. Esta cultura se sustenta gracias al talento y la diversidad de una gran organización formada por gente procedente de 119 nacionalidades y ubicada alrededor del mundo. Hay miles de innovadores ahí fuera que comparten nuestra pasión por desarrollar soluciones de movilidad inteligentes y sostenibles, que tienen enfoques ágiles y una fantástica mentalidad emprendedora.

Vemos esto como una oportunidad. ¿Por qué competir, cuando podemos unir fuerzas? Vemos muchos nuevos modelos de negocio digitales que surgen en el ferrocarril y la movilidad en general. Seguimos muy de cerca estas tendencias y estamos entusiasmados con la aceleración de los ciclos de innovación.

Bombardier emplea a casi 70.000 personas en el mundo. A pesar de que los indicadores muestran una ligera desaceleración, ¿cree que el empleo va a seguir creciendo en los próximos años en España y a escala global?
A escala global, hay motivos para el optimismo: el crecimiento económico, los desarrollos tecnológicos y la intensificación de fenómenos como la globalización, la urbanización o la sostenibilidad sientan las bases para una época de desarrollo de nuevas soluciones de transporte, tanto en países industrializados como en vías de desarrollo. Este es un sector, junto con la sanidad y la energía, con gran futuro y excelentes perspectivas de empleo.

Lo difícil va a ser atraer todo el talento que vamos a necesitar. En España, los indicadores son igualmente favorables. En el sector ferroviario español, si se mantienen las intenciones manifestadas por diversas administraciones de invertir de nuevo en movilidad y sumamos a esto otros elementos, como la futura liberalización del transporte ferroviario de pasajeros, tenemos ante nosotros un horizonte para el optimismo.

¿Considera que la actual legislación española es favorable a las multinacionales que están en España?
España es, en general, un país atractivo para la inversión extranjera, con un marco legal razonable, si bien todo es mejorable. Las multinacionales han contribuido decisivamente a la economía española y al desarrollo de la marca España, uno de los países que recibe mayor inversión extranjera. Nosotros nos sentimos una empresa española más dentro de un grupo global y estamos muy satisfechos de contribuir no solo a la movilidad, sino al crecimiento de este país.

Óscar Vázquez, presidente de Bombardier España y Portugal

¿Penaliza la fiscalidad en España la actividad de las multinacionales?
En mi opinión, no. Bombardier en España es una compañía española, que opera en España, que emplea en España a más de 800 personas, que genera riqueza en España y que tributa por su actividad en España como cualquier otra.

¿Qué reformas cree que necesita la economía española para ser más competitiva?
Hay tres pilares fundamentales para la competitividad que necesitan cierto consenso para ejecutar reformas y políticas que los refuercen: la educación, la innovación y el marco laboral. Además, España tiene hoy una gran oportunidad, la de recuperar el talento español que se ha desarrollado en el extranjero empujado por la crisis o al calor de la internacionalización de las empresas españolas. No debemos dejarla pasar.

Uno de los primeros viajes al extranjero de Pedro Sánchez ha sido a Canadá, el país donde nació Bombardier. ¿Cómo cree que pueden fomentarse las relaciones bilaterales entre ambos países? ¿Cuál es su balance del primer año tras la implantación del CETA, el tratado de libre comercio entre la UE y Canadá?
El CETA y su desarrollo tenían como objetivo incrementar el comercio bilateral y la movilidad de los trabajadores, y así ha sido. De hecho, ha beneficiado más a Europa que a Canadá, si nos atenemos a las cifras. Entre el cuarto trimestre de 2017, cuando entró en vigor el tratado, hasta el segundo trimestre de 2018, último del que tenemos datos, las exportaciones de Canadá a la UE han aumentado un 0,7% respecto al periodo equivalente antes del CETA.

Sin embargo, las exportaciones europeas a Canadá han crecido en ese tiempo un 10,3%.Hay además aspectos que no se ven en cifras, como son el gran impulso que ha supuesto el CETA para el acercamiento de las comunidades empresariales de España y Canadá, y espero que desde la Cámara de Comercio de Canadá-España, que tengo el honor de presidir, podamos, con apoyo de la Embajada de Canadá, contribuir a que esta tendencia continúe.

A escala internacional, las tensiones comerciales entre EE. UU. y China son la amenaza más apremiante. ¿Qué pasos deberían llevarse a cabo para no acabar en una guerra comercial? ¿Teme que haya un auge del proteccionismo?
En China, tradicionalmente proteccionista, estamos observando ciertos movimientos, todavía lentos y faltos de concreción, hacia la liberalización. En nuestro sector, por ejemplo, las compañías chinas pueden competir en muchos mercados, incluidos los europeos, sin limitaciones, y sin embargo, cuando empresas europeas quieren entrar en China, tiene que ser a través de joint ventures con empresas chinas. Sin embargo, somos la compañía occidental, dentro de nuestro sector, que más éxito ha tenido en China en los últimos años.

EE. UU., que lideró la cruzada por una economía liberal y global, también ha gozado de medidas proteccionistas en nuestro sector con el Buy America, que requiere un importante contenido local cuando la inversión es pública. Sin embargo, el auge reciente de medidas proteccionistas, o al menos el anuncio de ellas, supone una deriva preocupante e impredecible que no será positiva para nadie.

Europa debe actuar de manera reflexiva pero contundente para defender el libre comercio y la competitividad como garantes de crecimiento sostenible, pero también proteger los intereses de las compañías europeas allí donde no haya correspondencia.

¿Cuáles cree que son las cualidades que debe tener un directivo para ejercer bien su labor?
En esta sociedad trepidante de fronteras cada vez más difuminadas, el éxito sostenible de cualquier individuo u organización está ligado a la capacidad de aprender, de adaptarse y de anticiparse. Necesitamos líderes que sean capaces de desarrollar esas capacidades como una parte esencial del ADN de la organización, y esto solo pasara si saben como atraer, desarrollar y gestionar talento diverso. La historia de éxito de Bombardier y la rápida evolución de su negocio hasta convertirse en un líder global en movilidad es un gran ejemplo de lo que este tipo de líderes puede conseguir.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido