Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Opinión

Información vs morosidad

05 de Marzo de 2019
José María Triper, Periodista económico
La Información es poder. Esta afirmación atribuida al filósofo inglés Thomas Hobbes en su Leviatan se ha convertido hoy en uno de los activos fundamentales que tienen las empresas a nivel operativo, táctico y estratégico para la toma de decisiones de negocio y apuntalar su crecimiento eliminando al máximo los riesgos y la siniestralidad en sus operaciones comerciales o en sus proyectos de inversión.

El crecimiento imparable de Internet y la generalización de las redes sociales para todas las actividades personales y profesiones hace imprescindible que además del conocimiento, las relaciones interpersonales y las redes de contactos, conocer la información comercial y financiera de las compañías, sus cuentas, balances de situación, accionariado, equipo directivo o ratios de morosidad se presenta como imprescindible en el devenir cotidiano de la actuación empresarial y especialmente como arma eficaz en la lucha contra los impagos.

A mayores datos, menos riesgos y entre ellos la morosidad es uno de los factores que más preocupan a los empresarios, tanto a las grandes corporaciones como a las pymes y a los autónomos. Amenaza que es aún más creciente en un mundo globalizado donde la internacionalización, la exportación o la implantación fuera del país de origen, ha pasado de ser una actividad coyuntural para paliar la caída de ventas en el mercado interno a una estrategia estructural de crecimiento e, incluso, de supervivencia.

La toma de conciencia de esta necesidad está contribuyendo a que el sector de las empresas que se dedican al suministro de sobre empresas esté viviendo un momento de extraordinario desarrollo a nivel mundial, y también en España donde la utilización de estas plataformas de información comercial se presenta como imprescindible para no acumular facturas impagadas.

En nuestro país, el sector está dominado por tres empresas: Iberinform, Axesor e Informa D&B. La primera es la más antigua, nació en 1975 de la mano de Crédito y Caución. Hasta 1992 no se creó Informa y cuatro años más tarde Axesor. Informa, que forma parte del grupo CESCE, es la única que entraría dentro de la clasificación de gran empresa, con 358 empleados, Axesor cuenta con 193 e Iberinform con 66.  Cierto es que Informa adquirió el negocio de Dun & Bradstreet en España.

Atendiendo a las cifras de ventas, las de Informa se elevaron al cierre de 2017 a 62,6 millones de euros con un ratio de rentabilidad del 46,24 por ciento, Iberinform alcanzó 23,1 millones de euros y 20,99 por ciento y Axesor sumó 15,9 millones de euros y 19,32  por ciento respectivamente.

Aunque para el usuario sin duda es importante conocer el tamaño de la  base de datos que consulta: la de Informa ofrece información de 6,7 millones de agentes económicos nacionales y, como parte de la D&B WorldWide Network, de más de 300 millones de empresas de todo el mundo. Iberinform en su web da cifras de cobertura internacional online, 56,4 millones de empresas en 39 países.

Son registros que avalan la buena salud de la que goza este tipo de servicios prestados en el marco de la información comercial y financiera de las compañías, cada vez más imprescindible si tenemos en cuenta que la mayoría de las empresas españolas, el 65 por ciento, reconocen haber sufrido los efectos de la morosidad  y que sólo en el tercer trimestre de 2018 los retrasos en los pagos supusieron un coste de 1.639 millones de euros para el conjunto de nuestro tejido empresarial.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es