Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Opinión

Los trabajadores y el Brexit

01 de Febrero de 2019
  • Javier Palacio Mínguez
Los 27 han firmado un acuerdo en el que han manifestado que el proceso de desconexión europea está en camino.

El Brexit ha pillado a las instituciones con el pie cambiado y que, de haber una salida del Reino Unido de la UE, esta sea, por el bien de todos, lo más ordenada posible.

Javier Palacio Mínguez, socio de RSM Spain
A tan solo dos meses para la salida prevista del Reino Unido (UK) de la Unión Europea (UE) continua la incertidumbre y las negociaciones. El Brexit sigue sin acuerdo.

¿El acuerdo contemplará el principio de libre circulación de empleados entre UK y el resto de países de la UE? Damos por hecho que se respetará dicho principio, pero desconocemos cómo. Sin embargo, de no alcanzarse un acuerdo al respecto, dejaría de ser de aplicación, y las autoridades podrían requerir a las empresas y a los trabajadores desplazados la pertinente autorización administrativa de residencia y trabajo, así como los visados del Reino Unido y cualquier otro país de los 28.

Los trabajadores en tierras inglesas dejarían de tener acceso a los beneficios en materia de seguridad social de los que hasta ahora disfrutan, como el seguir manteniendo las cotizaciones al sistema de seguridad social de su país de origen o la totalización de los periodos de cotización a los efectos del cobro de prestaciones y pensiones.

Esta preocupación ha ido creciendo en el murmullo que se aprecia en la City y los afterwork de Camdem tras un duro día de mucho trabajo y se ha desplazado a los diferentes despachos de los directores de RR.HH. de medianas y grandes compañías con sede en España y UK.

El Gobierno británico, ante una posible salida de la UE sin acuerdo, ha decidido manifestarse publicando unos borradores con medidas que posibilitarían la aplicación de las normas vigentes hasta la fecha y, entre las cuales, UK permitiría que un trabajador de cualquier Estado Miembro desplazado a Reino Unido gozase de la exención de cotizar a la Seguridad Social de dicho país durante los primeros 24 meses de estancia y del mismo modo ocurriría si fuese al contrario. Sin embargo, cabe esperar que estos borradores sean revisados y negociados.

Pero, ¿y qué pasará a partir del 29 de marzo? Esta pregunta se repite cada semana por correo electrónico sin que la situación me permita dar una respuesta clara, concisa y segura. Por el momento, las Autoridades españolas están aprobando los certificados que permiten mantener los beneficios en Seguridad Social, aunque ello suponga autorizar un desplazamiento hasta 2021 sin saber lo que va a pasar, a la espera de que se concreten las medidas a aplicar en materia de inmigración y mantenimiento de cotizaciones.

Esta situación pone de manifiesto, una vez más, que el Brexit ha pillado a las instituciones con el pie cambiado y que, de haber una salida del Reino Unido de la UE, esta sea, por el bien de todos, lo más ordenada posible.

Hay quien piensa que lo más adecuado sería rescatar los Convenios Bilaterales entre UK y los Estados Miembros; otros, sin embargo, consideran más adecuado utilizar los Reglamentos Comunitarios, más recientes para regular la situación en sus diferentes ámbitos (laboral, seguridad social, e inmigración).

Lo que si está claro es que, pase lo que pase, los legisladores, las empresas, los trabajadores desplazados y, sobre todo, sus asesores deben estar preparados para prever los cambios que les permita tomar decisiones adecuadas y puntuales a las necesidades que surjan próximamente.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es