Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Opinión

España ante el reto de la industria conectada

07 de Diciembre de 2018
  • Alejandro Pociña
Con relación al proceso de adaptación, la mayoría de los expertos TIC difieren de los directores de Recursos Humanos ya que solo el 16% opina que sería una adaptación fácil y simple para los empleados.

La transformación digital en las empresas españolas es un imperativo acuciante si queremos que nuestras compañías compitan en un entorno global.

Alejandro Pociña, presidente de Steelcase
“El salto a la industria 4.0 no es una opción sino una necesidad”. La frase no es mía, aunque comparto profundamente la reflexión, sino que la pronunció recientemente la ministra de Industria Reyes Maroto en el II Encuentro de la Industria Conectada 4.0. La transformación digital en las empresas españolas es un imperativo acuciante si queremos que nuestras compañías compitan en un entorno global con otros países que nos llevan la delantera en innovación, bien sea por inversión, por tiempo o por talento.

Este cambio de paradigma se ha acuñado como la “Cuarta revolución industrial” y se caracteriza por el uso intensivo de las nuevas tecnologías digitales y su aplicación a la industria productiva desde diferentes ejes: robotización, blockchain, Internet de las cosas, machine learning, big data, cloud computing, realidad virtual… Un conjunto de conceptos encaminados a aportar mayor valor en toda la cadena productiva de modo que podamos predecir, planificar, controlar y producir de forma inteligente y sostenible, y con todo ello, mejorar el servicio al cliente.

Aunque parezca abstracto, la aplicación de estas tecnologías, como no podía ser de otro modo, son cuantificables. Según datos del Observatorio para la Industria Conectada, la introducción de estas tecnologías en el entorno industrial han posibilitado mejoras en la productividad del 30%, incrementos de la eficiencia operativa del 82% y una disminución de los índices de gravedad de accidentes laborales entre el 10 y el 15%.

Entonces, y a tenor de estos datos, ¿por qué España no está en la carrera de la transformación digital? La respuesta puede resumirse fundamentalmente en dos motivos: falta de inversión en I+D+i (la inversión en España se mantiene en el 1,2% del PIB respecto al 2% de media de la Unión Europea) y la escasez de profesionales formados en las tecnologías de la industria conectada.

Si los datos son el nuevo oro, el talento es la mina. Así pues, las empresas que quieran competir en la carrera de la innovación tendrán ante sí el reto de atraer y/o desarrollar el talento y para ello, el espacio de trabajo constituye una palanca de cambio incuestionable para potenciar aspectos que aportan un valor diferencial en las compañías como es la innovación, la creatividad, el compromiso y la motivación de los trabajadores.

Precisamente, para poner en valor a los profesionales y empresas que contribuyen a la aplicación de las nuevas tecnologías en el sector industrial e impulsar el desarrollo de la industria conectada en España, el Observatorio de la Industria 4.0 creó hace tres años los Premios al Impulso de la Industria Conectada.

En esta edición, el primer premio ha recaído en Álvaro Sánchez Miralles, responsable del área de industria conectada del Instituto de Investigación de la Universidad Pontificia Comillas, por aplicar la inteligencia artificial a un sector olvidado como es la agricultura. Su proyecto, presentado en colaboración con la empresa Easytem, se ha alzado como ganador entre 33 candidaturas, cada una de ellas meritorias también de premio por su contribución al progreso de la industria 4.0 en nuestro país.

Reconocimientos como éstos hacen que aumente nuestra confianza en el potencial que tiene España para romper la brecha con otras economías que han iniciado antes esta carrera hacia la cuarta revolución industrial.

La transformación digital se presenta como el reto más importante para la competitividad de España a medio y largo plazo y es un tren que ninguna empresa debe perder si no quiere quedarse fuera de un mercado que cada vez evoluciona más rápido y que busca ser más productivo y competitivo. Urge una llamada a la acción y es ahora o nunca.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es