Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Opinión

Tomar decisiones de éxito

10 de Septiembre de 2018
Salvador García, cofundador y CEO de influencers international. Autor del libro "Good People - Good Business"
Este verano las acciones de la compañía Facebook se han desplomado. Perdió 120.000 millones de dólares en un solo día; la mayor caída en la historia de la Bolsa. Por otra parte, unos días después Apple superó la cifra récord del billón de dólares en valoración bursátil. Es evidente que todos los resultados empresariales son la consecuencia de las decisiones que un día tomaron sus líderes. En este caso ambas compañías tomaron la decisión de tratar la privacidad de datos de los usuarios de forma bien diferente ¿Qué precio tienen tus decisiones?

Hace años Google estudió más de 10.000 evaluaciones internas de desempeño, en las que se mide lo que dicen los colaboradores de sus superiores, con el objetivo de saber cómo son sus mejores líderes. Este proyecto se conoce como “Oxígeno”, un nombre que tiene ya cierta inspiración. Google identificó ocho comportamientos comunes entre sus directivos más eficaces y empezó a entrenar a todos sus líderes para que los desarrollaran.

Recientemente la compañía ha actualizado sus resultados añadiendo una nueva habilidad que no fue detectada la primera vez y que ahora se une a la lista: la toma de decisiones.

Durante años, hablar de tomar decisiones en el ámbito empresarial se ceñía a estructuras matemáticas. Si lo piensas bien, da igual el ámbito o tipo de decisión a tomar, si se trata de empresa se trata de dinero y, por tanto, la arquitectura básica de la toma de decisión es la económica. Elementos cualitativos con difícil traducción a datos numéricos fueron denostados o sencillamente ignorados, pero el hecho cierto es que todo lo que tiene que ver con la empresa tiene que ver con personas.

Por tanto, si las herramientas para tomar decisiones no contemplan la parte humana, el resultado es que las decisiones que se toman no siempre resultan exitosas. 

La ciencia económica y la psicológica han caminado separadas durante años, incluso minusvalorándose mutuamente, pero afortunadamente, por fin se han unido. Aquí debo hacer especial referencia a dos premios Nobel, Daniel Kahneman y Richard Thaler, cuyas aportaciones han sido fundamentales para el diseño del “MiPE” (Método influencers de Pensamiento para el Éxito), un sistema para tomar decisiones de éxito basado en el neuroliderazgo; la aplicación de la neurociencia a la gestión empresarial.

El psicólogo Daniel Kahneman, afirma en su “teoría de las perspectivas” que, en espacios de inseguridad, los individuos toman decisiones alejándose de los principios básicos de probabilidad, y utilizan los llamados atajos heurísticos, es decir, a través de prejuicios, creencias o intuiciones personales. De igual forma, el economista Richard Thaler, cuyos trabajos han tenido un papel crucial en el desarrollo de la economía del comportamiento durante las últimas cuatro décadas, introduce y reconoce la variable “humana” no racional a la toma de decisiones.

Tradicionalmente, las teorías económicas daban por cierto que la toma de decisión en el ámbito económico se realizan por personas bien informadas que procesan y analizan esta información de forma correcta. Si bien en la realidad, rara vez ocurre esto. Es por ello que la planificación realizada por “econs” no se corresponde con la realidad que se lleva a cabo por “humanos”. Cuando la economía incorpora el enfoque conductual se aproxima más y mejor a la realidad de cómo las personas (humanas, no economistas) toman decisiones.

Puedes dejarte llevar por tu intuición para seguir tomando decisiones complejas en tu empresa, me refiero a esas ocurrencias acompañadas de golpes de suerte que, sin saber muy bien porqué, a veces funcionan y a veces no. Pero debes saber que la toma de decisiones es un ejercicio fundamental de liderazgo que puede y debe aprenderse. Como profesional habrás recibido conocimientos técnicos y de gestión en alguna escuela o universidad, pero estos solo representan los primeros peldaños de tu preparación como directivo.

Al igual que le sucede a Facebook, Apple o a cualquier otra compañía, todas las decisiones de sus líderes tienen un impacto en los resultados de los siguientes trimestres o años. Por tanto, tomar decisiones es la primera tarea y única de todo líder. Tomar decisiones de influencia es la forma que un líder actual tiene de alcanzar el éxito empresarial.
Más información
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es