Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Opinión

Ellos son los líderes auténticos

07 de Septiembre de 2018
Un 36% de los estudios realizados por los emprendedores están principalmente relacionados con la ingeniería.

Un 36% de los estudios realizados por los emprendedores están principalmente relacionados con la ingeniería.

Ceferí Soler, PhD. Profesor de ESADE
El mundo moderno está cambiando a un ritmo muy acelerado. Estamos enfrentando un cambio de paradigma: hasta ahora, las organizaciones estaban creadas por las personas que se sometían a su estructura de decisión y poder. No obstante, actualmente algunas personas han creado sus propias organizaciones porque son emprendedores que han empezado a impregnar el mercado con sus principios y valores sociales.

Por lógica, se suele pensar que sus decisiones analíticas, razonables e intuitivas deberán ser muy diferentes de algunas organizaciones clásicas orientadas a especular a corto plazo. Hace ya más de 2.500 años que la mirada budista de la vida propone la práctica de la plena consciencia y cultiva el ser positivo de la persona.

Por ello, muchas empresas están apostando por introducir en sus jornadas laborales un espacio para el mindfulness o atención consciente, una práctica budista que cualquier persona puede iniciar para conocer mejor su realidad propia y descubrir su sabiduría interior. La principal utilidad del mindfulness en el contexto laboral es promover el desarrollo personal, la salud emocional, el desempeño profesional y el liderazgo consciente para generar y construir nuevas empresas sostenibles desde el punto de vista ético, emocional, social y económico.

Para adaptarnos a las nuevas demandas de un consumidor cada vez más joven, tecnológico y preocupado por el medio ambiente y cuestiones sociales, necesitamos líderes conscientes y auténticos. Los líderes de todos los ámbitos de nuestra sociedad deberían desarrollar la inteligencia de sus socios para tomar decisiones clave y cambiar del antiguo paradigma basado en la codicia individualista, a un nuevo paradigma de interdependencia, cooperación generativa y con pasión social.

En el cuadro adjunto se pueden observar las principales características de los dos tipos de líderes comentados.

La función clave de los emprendedores
Los emprendedores, agentes de cambio, son los que van a progresar por su mejor disposición de su yo interior. Son mujeres y hombres que se han atrevido a salir de su zona de confort porque están interesados en nuevas iniciativas analizando sus ventajas e inconvenientes. Están buscando su autenticidad en todas sus decisiones porque no son procesos automáticos.

El miedo a fracasar frena las decisiones estratégicas sobre cambios. Los cerebros, en ocasiones, pueden tener registradas experiencias negativas anteriores. Por eso, mi recomendación es cambiar cuando los resultados y las experiencias son positivas. Es imprescindible transformar la visión de los tiempos de crisis en oportunidades, y para ello es necesario que los líderes auténticos se conviertan en los propietarios de esta transformación.

En el contexto actual, súper dinámico, inestable, imprevisible y desordenado, son necesarios líderes auténticos con consciencia que se anticipan a las decisiones de una corriente de empresa más clásica, basada en el viejo orden social y económico de rigor legislativo con tendencia a decisiones obsoletas, según la cual las actividades de negocio son definitivas y permanentes y no están sujetas a cambios.

Algunos ejemplos significativos de este modelo anticuado fueron la mayoría de las empresas financieras y especulativas de Wall Street en dificultades, en su origen organizaciones familiares. Lo que todas tenían en común es que se promocionaban exclusiva o desproporcionadamente desde dentro. Todas llegaron a ser muy narcisistas en sus equipos directivos.

Además, no se explican los problemas existentes de verdad en el equipo de dirección y éstos no están preparados para pedir ayuda a profesionales externos.

Capacidad para tomar decisiones
Una importante cuestión sobre la que debemos reflexionar es si el presidente ejecutivo tiene o no capacidad conceptual para analizar y tomar decisiones sobre el grado de complejidad al que debe enfrentarse. Véase el caso Volkswagen: simplemente no pueden absorber toda la información que deberían organizar, desde sus múltiples fuentes, y orientarla hacia los problemas de la organización para convertirla en visión y estrategia.

Otro caso es el del presidente ejecutivo deEastman Kodak, Kay R. Whitmore, que  fue despedido porque no pudo ofrecer a sus directivos “un plan concreto para conducir los restantes negocios de la compañía hacia el futuro olvidando la multiplicidad de las nuevas tecnologías” (Cowan, 2014). En definitiva, las nuevas empresas con líderes auténticos están comprometidas con sus proyectos.

Son modelos en flexibilidad, elasticidad y coherentes con una visión a medio plazo, con nuevas generaciones en sus plantillas, orientación a sus clientes y a las redes sociales.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es