Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Desconexión Europea

Reino Unido podrá echar marcha atrás el Brexit sin contar con la opinión de la UE

10 de Diciembre de 2018
La premier británica, Theresa May, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

La premier británica, Theresa May, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado que Reino Unido puede revocar unilateralmente el Brexit, es decir, que el país podría dar marcha atrás al proceso de desconexión europea sin contar con la aprobación del resto de países miembros de la Unión Europea.

Un anuncio que se produce justo un día antes de que los parlamentarios británicos voten en la Cámara de los Comunes su adhesión al acuerdo del Brexit que firmaron el Gobierno de May y la UE.

El Tribunal ha declarado que "cuando un Estado miembro ha notificado al Consejo Europeo su intención de retirarse de la Unión Europea, como lo ha hecho el Reino Unido, ese Estado miembro puede revocar unilateralmente esa notificación", siempre y cuando "no haya entrado en vigor el acuerdo de retirada cerrado entre la UE y ese Estado" o, si no se ha firmado aún tal acuerdo, en cualquier momento "durante el período de dos años a partir de la fecha de notificación del intención de retirarse de la UE, incluyendo cualquier posible extensión".

Sin embargo, la primera ministra británica, Theresa May, no parece estar dispuesta a echar marcha atrás en este proceso. May indicó que negocia con sus diputados concesiones de última hora sobre su polémico pacto de Brexit a fin de evitar, o al menos reducir, el nivel de la derrota cuando sea votado el próximo martes.

Tanto May como el ministro de Economía, Philip Hammond, su principal aliado en el Gobierno, subrayaron que el pacto consensuado con Bruselas, que regula la salida de la Unión Europea (UE) y define la futura relación bilateral, "es el mejor y único posible", como también mantiene la UE.

En declaraciones a la BBC, la líder conservadora reveló que analiza con sus diputados que el Parlamento tenga un mayor papel a la hora de aplicar la cláusula de seguridad para la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda, el aspecto más criticado del tratado aprobado por los Veintisiete el pasado 25 de noviembre.

"Reconozco que existe inquietud entre los colegas sobre el papel del Parlamento, sobre la soberanía del Reino Unido en este asunto, así que estoy hablando con ellos sobre cómo podría el Parlamento tener un mayor papel para meternos y salir de eso (la cláusula)", afirmó.

Por su parte, la Comisión Europea (CE) adoptó dos propuestas que ponen en marcha el proceso para la entrada en vigor del acuerdo sobre la retirada británica de la Unión Europea (UE) el próximo 30 de marzo, el día siguiente al Brexit, siempre que el pacto se ratifique antes en parlamentos como el del Reino Unido.

En una cumbre el pasado 25 de noviembre, los líderes de los veintisiete estados miembros que seguirán en la UE tras la salida británica dieron su respaldo político al acuerdo de retirada pactado entre los negociadores de Bruselas y Londres.

Las propuestas del Ejecutivo comunitario permitirán al Consejo de la UE, el organismo que representa a los países miembros, la firma y conclusión del acuerdo. De ese modo, se inicia el proceso formal para que el pacto de retirada pueda entrar en vigor el 30 de marzo, tal y como solicitaron a la Comisión Europea los mandatarios de los Veintisiete tras su reunión del 25 de noviembre.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es