Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Relaciones Internacionales

Las empresas europeas en China ven más innovación en sus competidoras locales

20 de Junio de 2018
La industria de alimentación y bebidas ha destacado China como uno de los mercados más importantes para las exportaciones españolas.

La industria de alimentación y bebidas ha destacado China como uno de los mercados más importantes para las exportaciones españolas.

Las empresas europeas que operan en China observaron por primera vez este año que las compañías chinas son igual o más innovadoras que ellas, debido a su mayor inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) y a las adquisiciones de firmas de alta tecnología, informó la Cámara de Comercio de la UE.

Esta fue una de las principales conclusiones de su Encuesta de Confianza Empresarial de 2018, hecha entre febrero y marzo de este año con la participación de 532 compañías europeas con negocios en el país, y cuyos resultados presentaron ante la prensa en Pekín.

"Esto significa que nuestras compañías no pueden dormirse en los laureles. La competencia está aumentando, no podemos asumir que en las compañías chinas la innovación no está teniendo lugar, porque sí está ocurriendo y está ocurriendo rápido", alertó el presidente de esta Cámara, Mats Harbon.

Lanzó además un "claro mensaje" para las firmas europeas presentes en el país: que se aseguren de que "las compañías en China tienen suficientes recursos para innovar y poder así competir en este ambiente". Aunque las empresas que representan tuvieron buenos resultados financieros en 2017 y sus ingresos crecieron al mayor ritmo de los últimos cinco años, sí consideraron que hacer negocios en el país "fue más difícil".

Esto se debió a la mayor competencia, el elevado coste de la mano de obra, las barreras regulatorias, el tratamiento desigual con respecto a las firmas chinas y la falta de consistencia en la aplicación de la ley. Las compañías con mejor desempeño fueron las de productos médicos, farmacéuticas y automoción debido al incremento de la clase media, mientras que las que tuvieron peores resultados fueron las de tecnologías de la información y telecomunicaciones.

Para un 64% las restricciones de internet tuvieron un impacto negativo en sus resultados económicos, mientras que un 46% perdieron oportunidades de negocio por las barreras regulatorias o restricciones de acceso al mercado. En cuanto a los principales riesgos que detectan en el país para su negocio figuran los macroeconómicos (ralentización económica del país), los regulatorios (normas "ambiguas", barreras de acceso al mercado y restricciones a la inversión extranjera), y las propias del negocio (subida del coste de la mano de obra, aumento de la competencia o dificultad para reclutar talento).

Por primera vez en la edición de este año la Cámara europea preguntó a sus miembros si se habían visto forzados alguna vez a transferir tecnología a cambio de poder acceder al mercado, una pregunta que fue contestada afirmativamente por el 20%. Este porcentaje "puede parecer sorprendentemente bajo", dijo Harbon, pero si se analiza el valor de la tecnología de esas empresas (aeroespaciales, tecnología, etc.) este representa una cuota mayor, explicó.

A "ninguna compañía extranjera que va a Europa se le pide que transfiera tecnología para poder acceder al mercado, esto va en contra de los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio", lamentó, al tiempo que pidió que se produzca un cambio en este sentido.

A pesar de los problemas, reconocieron también mejoras en el ambiente empresarial en China. Por ejemplo, subrayaron que un 34% de los encuestados cree que la protección de los derechos de propiedad intelectual (PI) es excelente o al menos apropiada en el país, frente al 13% que opinaba así en 2013.

"Animamos a que China mantenga este buen momento en el establecimiento de derechos de propiedad intelectual" en todo el país, señaló Harbon, quien afirmó que esta protección es mejor en el este del país que en el centro o el oeste, donde se producen muchas infracciones.

De cara al futuro, las compañías europeas se mostraron optimistas: un 61% espera un incremento de ingresos en los próximos años, en parte gracias a la mejor gestión de los costes (un 46% espera reducirlos), y ese mismo porcentaje cree que China sigue siendo uno de los tres mejores destinos del mundo para invertir.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es