Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Sector financiero europeo

Bruselas propone crear activos respaldados por bonos de los países del euro

24 de Mayo de 2018
Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea

Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea

La Comisión Europea (CE) propuso crear un nuevo tipo de activo respaldado por deuda soberana de los países de la eurozona, que no implicaría mutualización de deuda entre los diecinueve ya que no serían eurobonos pero ayudarían a diversificar las carteras de deuda de los bancos.

El objetivo de Bruselas es acabar con el sesgo que hace que las entidades tiendan a acumular deuda de sus propios países y así romper también el vínculo entre la deuda soberana y la banca que, como quedó probado con la crisis, hace que la mala situación económica de un país puede arrastrar a sus bancos y viceversa.

Estos nuevos títulos -conocidos como "esbies" en el argot financiero- serían emitidos por instituciones privadas y estarían respaldados por una cartera de deuda soberana que deberán haber constituido previamente con bonos de los 19 países de la eurozona en función de su peso económico.

"Para emitirlos comprarán bonos de los estados miembros de la eurozona en el mercado, los empaquetarán y los venderán como 'esbies'", dijo el vicepresidente de la Comisión para el Euro, Valdis Dombrovskis, en una rueda de prensa.

Sin embargo, añadió, esto "no implica la mutualización de los riesgos o pérdidas" asociados a estos activos entre los estados miembros, ya que estos tendrían que ser afrontados por las entidades emisoras, indicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

La Comisión Europea se ha esforzado en recalcar este punto, ya que la mutualización, que daría lugar a los denominados eurobonos respaldados por todos los socios del euro, es una línea roja para Alemania y otros países que no quieren hacerse cargo de los riesgos de asociados a la deuda de otros estados considerados menos seguros.

Para impulsar el uso de este nuevo activo, Bruselas propone concederle el mismo trato regulatorio preferencial que se da a la deuda soberana en términos, por ejemplo, de requisitos de capital o de elegibilidad para recibir liquidez o colateral. Para ello, introduce una serie de requisitos que deberán cumplir este tipo de activos para poder beneficiarse de este trato.

En la práctica, las instituciones que quieran emitir estos activos tendrán primero que constituir una cartera con bonos de los 19 países en la eurozona denominados en euros, en la que el peso de la deuda soberana de cada Estado dependerá de lo que este contribuya al capital del Banco Central Europeo.

Después, deberán crear títulos en euros respaldados por esta cesta de deuda que tendrán diferentes niveles de riesgo. El 70% de la emisión deberá tener la categoría de "sénior", es decir, estarán respaldados por los bonos más seguros, tendrán un menor nivel de riesgo y serán los primeros en poder recuperar su inversión.

El 30% restante podrá dividirse en varios tramos que tendrán un mayor nivel de riesgo que los título "sénior" y serán los primeros en asumir pérdidas si surgen problemas. La propuesta tiene ahora que ser debatida y aprobada por el Consejo (los países) y el Parlamento Europeo.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es