Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Impacto en las interacciones

En seis años se han impuesto casi 400 medidas proteccionistas al comercio en el Mediterráneo

20 de Abril de 2018
La primera reunión de la organización tuvo lugar el 1 de marzo de 1958, en ella BusinessEurope apoyó la integración europea

De todas formas, las numerosas medidas proteccionistas no son la única traba que está frenando el comercio intra-Mediterráneo.

Desde el año 2012, el comercio entre los países del Mediterráneo ha sumado 381 nuevas medidas proteccionistas netas, de las cuales la mitad tienen como objetivo directo otro país de la región, según un estudio de Coface.

Esta es una de las razones por las que el comercio en el Mediterráneo ha sufrido un descenso en los últimos años. De hecho, las exportaciones entre los países de la región representaban un 31% del total en 2001, mientras que en 2016 esa cifra descendió hasta el 29%.

Debido a su tamaño, una gran proporción del comercio regional se concentra en los países de la eurozona que están presentes en el Mediterráneo, el 79,4% del total de los flujos de importación y exportación. Sin embargo, esta tendencia también está cambiando y los territorios de la UE están perdiendo terreno, algo que beneficia a los países del sur, un 10,1% más del comercio, a los del este, un 8,4%, y de los Balcanes, un 2%. 

De todas formas, las numerosas medidas proteccionistas no son la única traba que está frenando el comercio intra-Mediterráneo. Este débil nivel de integración comercial se explica por la competencia entre los países del sur y del este, ambos especializados en los sectores agrícolas y textil. Así, los territorios en busca de un mismo target de comprador no fomentan el comercio en la zona.

Además, la crisis del año 2009 y la Primavera Árabe de 2011 también tuvieron un impacto negativo en la apertura de los países de la región del Mediterráneo, en especial debido a la desaceleración de los países del sur y del este, con la única excepción de Marruecos.

A esto se suma la superposición de acuerdos que complican el proceso comercial, con condiciones que varían entre los diferentes tratados. De esta manera, la burocracia es otra de las razones que frena el comercio en esta región. 

¿Qué sectores triunfan en el comercio mediterráneo?
Desde el año 2000 han aparecido nuevas tendencias en las estructuras de las exportaciones de los países de la cuenca mediterránea. Los países de la eurozona mediterránea parecen estar perdiendo terreno en los sectores de alto valor añadido, como el automovilístico y las TIC (tecnología informática y de comunicaciones), a favor de las exportaciones de productos agrícolas procesados y químicos.

Los países del sur y este están empezando a dirigirse hacia el mercado de gama alta, en detrimento de los sectores tradicionales como el textil. Estas dinámicas son menos marcadas en los Balcanes, aunque existe un claro aumento de las exportaciones de productos agroalimentarios y metales. Además, el comercio entre los países del Norte de África y del este del Mediterráneo se ha fortalecido y empiezan a emerger nuevas rutas comerciales.



Sector automovilístico
La política adoptada por Marruecos y Turquía, sumándose a las cadenas mundiales de valor mediante el desarrollo y fortalecimiento de los sectores industriales, ha contribuido a la reconfiguración de las exportaciones de automóviles dentro del Mediterráneo. En 2016, Turquía registró el 13% de las exportaciones regionales de automóviles (frente a solo el 2%  del año 2000), con un incremento de los flujos hacia los países mediterráneos de la zona euro.

Durante el periodo 2012-2016, las exportaciones automovilísticas de Marruecos hacia la región mediterránea representaron el 13% del total de las exportaciones del país. Aunque estas exportaciones se dirigen principalmente al mercado europeo, sus socios también incluyen a Turquía y Egipto.

Sector TIC
Tanto Túnez como Marruecos experimentan un aumento de las exportaciones del sector TIC. En Túnez, esta nueva especialización se refleja en el aumento de las exportaciones hacia los países mediterráneos de la zona euro (principalmente Francia, pero también España) y ahora representan el 30% de las exportaciones del país hacía esta sub-región.

En Marruecos, se constata la diversificación en los principales destinos de exportación, con un incremento de los flujos hacia España e Italia y un descenso  hacia Francia, Portugal y Malta.

Sector energético
Si los productos energéticos se mantienen como los más comercializados en la región mediterránea, la estructura del sector está cambiando. Las exportaciones de gas y petróleo están perdiendo importancia en favor de los productos refinados. Grecia y Malta están viendo como  aumenta el peso de sus exportaciones hacia los países del este, como Turquía y Egipto.

Sector químico
Los sectores químico y plástico, industrias tradicionales en Egipto, están orientados a la exportación, y tienen como principales clientes a Turquía y Líbano. Los flujos hacia los países mediterráneos de la zona euro, principalmente hacia Francia, están aumentando. Chipre también tiene como objetivo los países del Este Mediterráneo, como Israel, Grecia y Líbano.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es