Buscador de la Hemeroteca
Secciones
ARANCELES COMERCIales

Entran en vigor los aranceles de Trump al aluminio y al acero

23 de Marzo de 2018
China, por su parte, ha amenazado con imponer aranceles a EEUU por unos 3.000 millones de dólares, aceptando así la guerra comercial promovida por Washington entre las dos principales potencias económicas del planeta.

China ha amenazado con imponer aranceles a EEUU por unos 3.000 millones de dólares, aceptando así la guerra comercial promovida por Washington entre las dos principales potencias económicas del planeta.

Los aranceles del 10% y el 25% impuestos por el presidente de EEUU, Donald Trump, a las importaciones de aluminio y acero han entrado en vigor hoy, según informó la Casa Blanca.

Esta imposición del presidente norteamericano fue la mecha que prendió la idea de una potencial guerra comercial a nivel mundial. Así, en la pasada reunión del G-20, que tuvo lugar en Argentina, fue uno de los temas más debatidos por los ministros.

Durante esta cumbre, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, señaló que "nadie" puede ganar cuando se trata de una guerra comercial. "Las guerras comerciales no son juegos que se puedan ganar, si hay menos crecimiento, menos innovación, mayor coste de vida, los primeros que perderán serán los pobres, los menos privilegiados", ha remachado Lagarde.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, insistió en la necesidad de buscar soluciones multilaterales frente al proteccionismo y mostró su confianza en las gestiones emprendidas tanto desde su país, como desde la UE y el G20 para evitar los aranceles anunciados por EEUU.

Sin embargo, Trump decidió dejar fuera del aumento de aranceles a la importación de acero y aluminio a la Unión Europea (UE), Australia, Argentina, Brasil y Corea del Sur, además de a sus socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Canadá y México.

Una decisión que muestra que el presidente de EEUU cedió ante la UE que había prometido responder con medidas similares a los aranceles estadounidenses. "La UE no debe lanzarse a una guerra comercial, pero sí defender a sus ciudadanos", habían señalado los eurodiputados. Pero, más allá de las presiones ejercidas por los gobiernos, Trump citó diferentes motivos para eximir a estos países, de sus mayores aliados en el mundo, de las nuevas cargas arancelarias.

Una de las razones que dio Trump para eximir a Argentina de los aranceles fue su apoyo a la política de seguridad de Washington en América Latina y, más concretamente, a la estrategia ante la "amenaza" de Venezuela. La medida grava con un 25% las importaciones de acero y un 10% las de aluminio.

De mantenerse las importaciones de 2017 -30.000 millones en acero y 17.000 en aluminio- y sin tener en cuenta los países eximidos, la medida generará unos 9.000 millones de dólares en aranceles para EE.UU. China será la economía más afectada por los nuevos aranceles.

El presidente ordenaró a su equipo imponer aranceles por valor de unos 50.000 millones de dólares contra China para contrarrestar sus "prácticas injustas" en el comercio tecnológico, una medida que puede desatar una guerra comercial entre las dos potencias.

Y, además del acero y el aluminio, Trump anunció un plan para gravar con 60.000 millones de dólares en aranceles a unos 1.300 productos provenientes de China y también prevé establecer restricciones a las inversiones promovidas por Pekín.

China, por su parte, ha amenazado con imponer aranceles a EEUU por unos 3.000 millones de dólares, aceptando así la guerra comercial promovida por Washington entre las dos principales potencias económicas del planeta.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es