Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Cumbre del G20

Lagarde advierte de los riesgos de una guerra comercial

20 de Marzo de 2018
  • P.R.
Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha advertido de los riegos que puede generar una guerra comercial a nivel mundial, señalando que afectaría directamente "a los más pobres". Lagarde participa en la primera gran reunión del G-20 de 2018, que está marcada por la tensión entre EEUU, China y la UE por el riesgo de guerra comercial ante la decisión de Donald Trump de establecer aranceles del 25% y 10% sobre el acero y aluminio.

"Espero que no nos estemos embarcando en el camino de la guerra porque eso sería muy dañino para todas las buenas consecuencias del comercio que hemos visto recientemente, como el crecimiento, la innovación, la mejoría de la vida de mucha gente", ha señalado Lagarde en una entrevista en el diario El País.

La directora del FMI ha abogado por continuar con el diálogo ya que, "aunque el comercio no sea un camino de rosas", ha destacado que produce beneficios. Además, ha concluido señalado que "nadie" puede ganar cuando se trata de una guerra comercial.

"Las guerras comerciales no son juegos que se puedan ganar, si hay menos crecimiento, menos innovación, mayor coste de vida, los primeros que perderán serán los pobres, los menos privilegiados", ha remachado Lagarde.

Estas declaraciones de Lagarde se enmarcan dentro de la cumbre del G20 que está teniendo lugar en Argentina. En este evento, la potencial guerra comercial que se está preparando entre China, EEUU y la Unión Europea es una de las preocupaciones principales. Los nuevos aranceles sobre el acero y el aluminio que ha establecido el gobierno estadounidense, que pueden considerarse los primeros pasos de la guerra comercial, dominan los debates de esta cumbre. 

La canciller alemana, Angela Merkel, insistió en la necesidad de buscar soluciones multilaterales frente al proteccionismo y mostró su confianza en las gestiones emprendidas tanto desde su país, como desde la UE y el G20 para evitar los aranceles anunciados por EEUU. "No queremos medidas proteccionistas, sino soluciones multilaterales", apuntó la jefa del Gobierno alemán.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, estuvo presente durante la reunión del G20 en Buenos Aires donde se enfrentó a la unidad de casi todos los demás miembros que presionaban para que EEUU no apruebe estos aranceles.

De hecho, Christine Lagarde señaló a su llegada a la cumbre que “estamos viendo un proceso de toma y daca en la guerra comercial y así no se llega a nada". No sólo la exministra francesa se ha referido a esta potencial guerra comercial durante el evento.

Por ejemplo, Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda de Argentina, destacó que “vemos mucho ruido pero no un movimiento generalizado de proteccionismo, pero si escalara en todo el mundo sí tendría impacto”.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, dijo que la solución "no es introducir cualquier medida unilateral ni una guerra comercial" con Europa. Una opinión que compartió el ministro de Hacienda de Alemania, Olaf Scholz, que destacó que"debemos procurar que el proteccionismo no determine el escenario mundial, sino que lo continúen haciendo los mercados abiertos".

Por su parte, el jefe del Bundesbank alemán, Jens Weidmann, también quiso añadir que "la posición mayoritaria en el G20 fue que los conflictos sean resueltos de acuerdo al sistema de comercio basado en las reglas vigentes".

El eco de la guerra comercial llega a todo el mundo
La repercusión de esta guerra comercial y del proteccionismo ha llegado a diversas partes del mundo. Es el caso del director general de la Organización Mundial del Comercio, Roberto Azevedo, que consideró durante el Foro Económico Mundial para Latinoamérica que el riesgo de una "guerra comercial" ha aumentado tras la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles al acero y aluminio, aunque apostó por el diálogo.

Por su parte, la UE señaló que no debe lanzarse a una guerra comercial, pero sí defender a sus ciudadanos, en un debate sobre el anuncio estadounidense de aumentos arancelarios. Los grupos políticos consideraron injustificados los planes de la Administración estadounidense de imponer nuevos aranceles al acero y el aluminio por razones de “seguridad nacional”.

Durante la discusión quedó claro el apoyo de los eurodiputados a negociar una solución con EEUU y a afrontar conjuntamente las causas subyacentes del exceso de capacidad en el mercado global del acero y las prácticas comerciales desleales de algunos países. En concreto, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, y el secretario de comercio de EEUU, Wilbur Ross, se reunirán esta semana para continuar su debate sobre los aranceles.

Desde Latinoamérica, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, ha asegurado en un foro internacional en Paraguay que el acuerdo de libre comercio que negocian el Mercosur y la UE refleja una "relevancia estratégica" ante el "renacimiento del proteccionismo".
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es