Buscador de la Hemeroteca
Secciones
en 2017

Déficit histórico del sistema de jubilaciones de Brasil

22 de Enero de 2018
Michel Temer, presidente de Brasil.

Michel Temer, presidente de Brasil.

El déficit del sistema de jubilaciones en Brasil alcanzó un récord de 268.700 millones de reales (unos 83.968,7 millones de dólares) en 2017, en medio de los fallidos intentos del presidente Michel Temer por reformar el régimen y ajustar las cuentas, informó el Gobierno.

La reducción del número de trabajadores que aportan y el aumento de quienes reciben jubilaciones y pensiones hizo con que el déficit del sistema saltara un 18,5% en relación a 2016, cuando ya había alcanzado su máximo valor histórico, según un balance divulgado este lunes por el Ministerio de Hacienda.

El enorme agujero se ha convertido en una de las mayores preocupaciones para el Gobierno de Temer, que desde 2016 presentó un proyecto de reforma para dificultar el acceso a las jubilaciones en un intento de sanear las cuentas públicas.

La iniciativa, duramente combatida por sindicatos y trabajadores, establece como edad mínima para jubilarse en Brasil 62 años para las mujeres y 65 para los hombres.

Actualmente, Brasil permite a las mujeres jubilarse con 30 años de cotización y a los hombres con 35 sin que exista ningún límite de edad para ello, por lo que hay casos en los que personas con apenas 50 años ya pueden acogerse al sistema estatal de protección social.

El proyecto de reforma de Temer llegó a ser aprobado por una comisión de Diputados a finales de 2016 pero las discusiones se paralizaron durante todo 2017 y el Gobierno espera que el pleno de la Cámara Baja lo pueda votar en febrero próximo.

Según Temer, la reforma es necesaria para frenar el creciente déficit en las cuentas públicas brasileñas, que en los últimos años ha alcanzado tres récords seguidos, y para impulsar una economía que sufrió una profunda recesión en 2015 y 2016.

Según las cuentas divulgadas por la Secretaría de Previsión Social del Ministerio de Hacienda, el agujero del sistema de jubilaciones creció, impulsado principalmente por el déficit del Instituto Nacional de Seguros Sociales (INSS), que administra las jubilaciones de los trabajadores del sector privado.

El déficit del INSS saltó un 21,8% en el último año, hasta 182.450 millones de reales (unos 57.015,6 millones de dólares) en 2017, mientras el déficit del Régimen de los Servidores Públicos creció un 11,9%, hasta 86.340 millones de reales (unos 26.981,2 millones de dólares). El saldo negativo del INSS pasó de equivaler el 2,4% del producto interior bruto (PIB) de Brasil en 2016 a representar el 2,8% en 2017.

Mientras que el Estado recaudó el año pasado 377.600 millones de reales (unos 118.000 millones de dólares) de trabajadores del sector privado que hacen aportes para su jubilación futura, los gastos de los jubilados y pensionistas ascendieron a 561.500 millones de reales (unos 175.468,7 millones de dólares).
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es