Buscador de la Hemeroteca
Secciones
subió más que en los cuatro años anteriores

La inflación interanual media en Alemania se situó en el 1,8% en 2017

16 de Enero de 2018
La canciller alemana, Angela Merkel.

La canciller alemana, Angela Merkel.

Efe
La tasa media de inflación interanual se situó en Alemania en 2017 en el 1,8% y por lo tanto subió más que en los cuatro años anteriores, según datos definitivos difundidos por la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Entre 2014 y 2016, el índice de precios al consumo (IPC) se situó respectivamente incluso por debajo del 1%, recordó esta oficina, que precisó que la inflación se movió a lo largo de 2017 entre el 1,5% y el 2,2% según el mes. En tanto, la tasa de inflación interanual en diciembre se situó en el 1,7%, y respecto a noviembre subió un 0,6%.

El repunte del IPC en 2017 se vio impulsado de forma determinante por la energía, que se encareció un 3,1% respecto a 2016, después de que se abaratara en los tres años anteriores -un 5,4 en 2016; un 7% en 2015; y un 2,1%, en 2014. Entre los productos energéticos, en 2017 subieron sobre todo el gasóleo ligero -un 16%- y los carburantes -un 6%-.

También los alimentos se encarecieron notablemente en 2017, un 3% respecto a 2016 e influyeron así al igual que los precios de la energía en la tasa de inflación. En años anteriores, los precios de los alimentos habían subido en menor medida, un 0,8% tanto en 2016 como en 2015, y un 1% en 2014.

El aumento en 2017 afectó a todos los productos, aunque en particular se encarecieron las grasas y aceites -un 21,4%- y los lácteos (9,7%), aunque también el pescado y sus derivados (3,8%) y la fruta (2,7%). Sin tener en cuenta el impacto de la energía y los alimentos, la tasa de inflación se habría situado en 2017 en el 1,4%.

Los precios para otros bienes se encarecieron en 2017 un 2,2% interanual, especialmente los precios de los productos de consumo -un 2,7%-, marcados por el aumento de la energía y los alimentos. Comparativamente, los precios de los servicios subieron en 2017, con un 1,4%, de forma más bien moderada.

Decisivo en el encarecimiento de los servicios fue el aumento de los alquileres de viviendas en un 1,6% interanual, al constituir uno de los principales gastos del consumidor privado, aunque también subieron los precios para servicios médicos hospitalarios -un 3,4%- y los de catering -un 1,9%-.

En tanto, en diciembre los precios de la energía crecieron un 1,3% interanual, frente al 3,7% de noviembre, con lo cual el impacto en la tasa general de inflación fue menor. Subieron sobre todo las tarifas para el gasóleo ligero -un 4% y la electricidad -un 2%-, mientras que el gas cayó un 2,6%.

Sin tener en cuenta el impacto de la energía, la tasa de inflación se habría situado en diciembre en el 1,6%. Los alimentos se encarecieron en diciembre un 3% interanual, frente al 3,2% de noviembre. Más caros que hace un año resultaron las grasas y aceites -un 16,6%-, los lácteos -10,1%- y la fruta -7,6%-. Los precios para otros bienes subieron en diciembre un 1,8% interanual.

Así, aumentaron considerablemente los precios de periódicos y revistas (5,1%), los de tabaco (4,6%) y los de productos farmacéuticos (2,6%). En el sector servicios, los precios subieron un 1,6% interanual, principalmente por el aumento de los alquileres de viviendas en un 1,7%. Subieron considerablemente las tarifas para viajes organizados -un 4,2%-, para el mantenimiento y reparación de vehículos -un 3,8%- y para servicios médicos hospitalarios -3,5%-.

El IPC armonizado para Alemania, el que se calcula con criterios comunitarios, se elevó en 2017 un 1,7% en términos interanuales; en diciembre subió un 1,6% respecto al año anterior, mientras que en relación a noviembre, aumentó un 0,8%.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es