Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Crisis

Moody's ve peligrar a la banca griega por los retrasos en la revisión del rescate

30 de Enero de 2017
Atenas considera que el costo político para que el FMI se sume al rescate se ha vuelto demasiado alto.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras.

La agencia de calificación crediticia Moody's considera que los continuos retrasos que está habiendo en la segunda evaluación del programa de asistencia financiera a Grecia amenazan con perjudicar la reestructuración de los bancos helenos.

En su informe semanal, la agencia señala que estos retrasos ponen en peligro el objetivo de reducir hasta finales de 2019 en un 40% los créditos en mora de la banca, que actualmente suman en torno al 45% de todos los préstamos.

A juicio de la agencia, para "restaurar gradualmente la confianza de los depositantes e inversores en el país y su sistema bancario", es "crucial" que Grecia aplique con rapidez el programa acordado. Los bancos griegos, dice Moody's, quieren que el Gobierno finalice la revisión pendiente para contar con las herramientas necesarias para gestionar los réditos en mora.

Por otra parte, señala el informe, la finalización de la segunda evaluación es también importante para que aumenten los depósitos en la banca griega y las entidades financieras puedan mejorar su perfil financiero.

Otro punto esencial para que mejore la confianza de los depositantes y, por tanto, se estabilice la situación de la banca es que se produzca el deseado regreso de los bonos griegos al programa de flexibilización cuantitativa del BCE, algo que, recuerda Moody's, solo podrá ocurrir si el Gobierno griego y las instituciones acreedoras logran cerrar la actual evaluación del programa de reformas.

El Eurogrupo celebrado el pasado jueves en Bruselas concluyó sin que se lograse acordar una fecha para el regreso de los representantes de las instituciones acreedoras (Comisión Europea, Banco Central Europeo (BCE), Mecanismo de Estabilidad Europeo y Fondo Monetario Internacional).

Atenas no logró el apoyo de los socios europeos a sus pretensiones de no legislar por adelantado medidas de ajuste para los años posteriores a 2018 (cuando ya habrá expirado el tercer rescate), como viene exigiendo el Fondo Monetario Internacional (FMI). El próximo día 6 el FMI presentará su informe sobre la sostenibilidad de la deuda, cuyo resultado es determinante para su participación en el tercer rescate, al que todavía no se ha sumado.

Según filtraciones a los medios locales, el informe concluye que la deuda griega es "altamente insostenible", y el FMI no ve factible que, con el programa actual, Grecia pueda alcanzar superávit primarios del 3,5% del PIB en los años posteriores al rescate, que vence en agosto de 2018.

Entre las medidas adicionales que ha venido exigiendo para hacer factibles los objetivos fiscales a medio plazo, está la ampliación de la base imponible -reduciendo el mínimo exento- y nuevos recortes a las pensiones, algo que el Gobierno de Alexis Tsipras rechaza por ahora categóricamente.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es