Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Luchó incansablemente por sus causas y por sí misma

Winnie Mandela, un estilo para el recuerdo

04 de Abril de 2018
Winnie Mandela, uno de los grandes iconos de la lucha contra el apartheid.

Winnie Mandela, uno de los grandes iconos de la lucha contra el apartheid.

Winnie  Mandela fue "uno de los grandes iconos de la lucha contra el apartheid", en palabras de su propia familia, que se declaró "profundamente agradecida" con su figura.  Winnie Madikizela-Mandela, segunda esposa del expresidente sudafricano Nelson Mandela, ha fallecido a los 81 años, según ha confirmado la familia de la que fue política y activista toda su vida.

"Con profunda tristeza queremos comunicar que Winnie Madikizela-Mandela ha fallecido este lunes 2 de abril en el hospital Netcare Milpark de Johannesburgo, Sudáfrica", informó el portavoz de la familia Mandela, Victor Dlamini, en un comunicado.

Winnie Mandela, un estilo más allá del estilo
Madikizela-Mandela (Bizana, Cabo Oriental, 1936-2018) ha fallecido "tras una larga enfermedad" que la ha hecho ir y venir del hospital desde principio de año y por la que ha "sucumbido pacíficamente en las primera horas de la tarde del lunes" rodeada de su familia.

La reconocida activista, que sufría una infección en los riñones por la que fue hospitalizada y dada de alta el pasado 20 de enero, fue una mujer de carácter, combativa, activista, con muchos problemas con la justicia que luchó incansablemente por sus causas y por sí misma. No en vano, a los 68 años, la ex esposa de Nelson Mandela, encontró tiempo y energías para graduarse como licenciada en Relaciones Internacionales.

"¿Qué más puede hacer con su vida una ex revolucionaria?", decía a los periodistas Winnie Madikizela-Mandela, que llegó a ser calificada como "Madre de la Nación" por su lucha contra el régimen del "apartheid".

La ex esposa de Mandela, de quien se divorció en 1992 después de protagonizar varios escándalos, recibía el título en una ceremonia colectiva realizada por la Universidad Wits, en Johannesburgo, la más importante del país. Un título que sumaba a los muchos honoríficos que había acumulado a lo largo de sus vivencias.

Argumentaba que había decidido volver a la aulas para servir de inspiración a sus nietos. "Para mí -decía- es una oportunidad de identificarme con ellos, ya que no tuve la misma oportunidad con mis hijas".

Winnie se casó en 1958 con Nelson Mandela, con quien tuvo dos hijas, Zinzi y Zanele, pero la pareja disfrutó de pocos momentos de vida marital porque el líder de la lucha contra el "apartheid" fue encarcelado en 1964, y no salió libre hasta 1990.

En 1991 fue condenada a seis años de prisión por el secuestro, dos años antes, de cuatro adolescentes, uno de los cuales fue asesinado, aunque se libró de la cárcel porque la sentencia fue conmutada por una multa.

Ese juicio y la supuesta relación sentimental que tuvo con el jefe de sus guardaespaldas contribuyeron a la separación de la pareja, en 1992. En abril de 2003, de nuevo, Winnie Madikizela-Mandela compareció ante los tribunales y fue sentenciada a cinco años de prisión por fraude, aunque la condena quedó reducida después a tres años y medio y su aplicación quedó en suspenso.

Después de ese proceso renunció a su escaño como parlamentaria y abandonó la presidencia de la Liga de Mujeres del partido gobernante.

En 1994, tras las primeras elecciones democráticas, Madikizela-Mandela fue nombrada diputada y viceministra de Arte y Cultura y desde entonces fue diputada,  a pesar de las pocas apariciones en los últimos años.

La ex esposa de Nelson Mandela hizo gala siempre de un estilo reflejo de su beligerante personalidad. Siempre muy enjoyada, con grandes pendientes, anillos o collares, en los últimos tiempos se había ceñido al guión de un clásico collar de perlas de tres vueltas.  Su cabello también evolucionó con las tendencias de los tiempos, desde peinados "afros" a pelo corto a lo "garçon", eso sí, construido con múltiples mini trenzas.

Como buena africana, Winnie siempre lució la gama de colores del arco iris que solo abandonaba en contadas ocasiones como en alguna de sus apariciones en actos relacionados con el Congreso Nacional Africano o el propio funeral del ex presidente sudafricano Nelson Mandela, al que acudió totalmente enlutada, con un gran turbante negro.

Al margen de su estilo, Winnie "Madikizela-Mandela fue "uno de los grandes iconos de la lucha contra el apartheid", en palabras de su propia familia, que se declaró "profundamente agradecida" con su figura.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es