Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Belleza

Los cosméticos, aliados de la autoestima

21 de Marzo de 2018
cosmeticos-salud

Uno de los aspectos en los que incide el estudio es la tendencia de los consumidores a sufrir menos estrés y menos depresión cuanto más cuidan su aspecto.

Agencia EFE
La belleza bien entendida está relacionada con una mayor salud física, emocional física y dermatológica, una conclusión a la que ha llegado Belén Barreiro, socióloga y fundadora de la empresa de investigación MyWord, tras un estudio promovido por Stanpa sobre los hábitos cosméticos de los españoles.

Los datos del estudio de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) demuestran, como explica Óscar Mateo, responsable de formación y estudios de mercado, el estado emocional, la salud física y dermatológica de los españoles, así como su manera de vestir o de comprar están relacionados con el grado de satisfacción sobre su apariencia.

"El 70% de los españoles que utilizan cosméticos de manera habitual se ven más atractivos, con mayor salud dermatológica, física y emocional", asegura Mateo, quien detalla que el volumen de las encuestas ha sido superior a la media de este tipo de estudios, 8.500 personas, situadas en una franja de edad entre 18 y 65 años.

La encuesta ha creado un mapa social en el que se establecen varias categorías en función de la relación que tiene el consumidor con la belleza: los usuarios más vinculados a su uso, los normales y los que la utilizan poco.

Los dos primeros constituyen el 70% de la población y son aquellos que se consideran "atractivos o bien normales", detalla Belén Barreiro. "Están muy satisfechos con su aspecto", a lo que contribuye el uso de la cosmética de manera habitual, además de una alimentación variada, la práctica de deporte y unas horas de sueño superiores a la media, más de seis horas al día.

Barreiro indica que sus salarios están entorno a 1.500 euros lo que les permite acceder a productos de temporada y asegura que su grado de digitalización es muy grande.

"Tienen mucha información, no solo la recibe, la buscan a través de las redes", especialmente los primeros del grupo, mientras que los denominados "normales", además de la digital, tienden más a visitar las tiendas especializadas para obtener información y consejo de primera mano. " El consumidor busca un equilibro entre el mundo digital y la tienda física" para conseguir un vínculo satisfactorio con la belleza.

Un grupo de población que la expresidenta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)define que se encuentran en un "círculo virtuoso", que se sienten "bien y psicológicamente fuertes", con un grado de satisfacción con su físico y con su vida "altos", además de ser "más constantes" con los tratamientos", añade.

El 30% restante de la población, escasamente utilizan productos de belleza, "limitándose a los básicos de la higiene", señala Mateo, se ven poco atractivos, normales, pero, sin embargo, un pequeño porcentaje "atractivos frente a la media", lo que denota una gran seguridad en sí mismos y su forma de vida.

Es un perfil que "no disfruta de la experiencia de compra y dan poca importancia a su forma de vestir. Sus ingresos son igual o inferiores a 1.500 euros. No mantienen hábitos de comida saludables, apenas practican deporte y suelen presentar más patologías en la piel porque no siguen la "rutina que requieren problemas como la dermatitis o el acné".

Uno de los aspectos en los que incide el estudio es la tendencia de los consumidores a sufrir menos estrés y menos depresión "cuanto más cuidan su aspecto", lo que les ayuda a mantener una situación familiar, laboral y de pareja "más satisfactoria", concluye Belén Barreiro.

"El estudio confirma que el cuidado personal del aspecto debería estar incluido dentro de los hábitos de vida saludables, pues tiene una relación directa con otros aspectos como la autoestima, la salud emocional y de la piel", advierte Óscar Mateo.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es