Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Vida saludable

Los 5 poderes de las plantas de interior

06 de Marzo de 2018
Las plantas de interior pueden mejorar la salud.

Las plantas de interior pueden mejorar la salud.

Una casa sin plantas es como un jardín sin flores. Y no sólo porque estéticamente hablando la decoración natural alegra las estancias y, además, es tendencia, también porque las plantas de interior pueden mejorar la salud. Interflora da cinco buenas razones para apostar por ellas en nuestro hogar:

1. Oxigenan la estancia
No es un secreto que las plantas, durante el día, toman dióxido de carbono y liberan oxígeno, lo que aumenta los niveles de este último gas en la estancia. Y aunque de noche la fotosíntesis se detiene y comienzan a respirar como lo hacemos los humanos, algunas plantas como la orquídea continúan tomando dióxido y liberando oxígeno también en horas nocturnas.

2. Liberan la habitación de sustancias contaminantes
Las plantas limpian el ambiente de ciertas sustancias tóxicas que pululan por el aire, como el benceno y el xileno, el monóxido de carbono y el formaldehído, capaces incluso de provocar enfermedades.

Este poder de las plantas no se conoce ahora. La NASA ya publicó estos beneficiosos efectos en 1989 a través de un estudio dirigido por el doctor Bill Wolverton, director de la organización ambiental Wolverton Environmental Services, en el que se identificaron hasta 5 plantas que servían para limpiar el aire de las casas: el poto, muy eficaz para absorber formaldehído, xileno y benceno, evita irritaciones en los ojos, en la garganta y en la piel y bueno para eliminar olores.

El espatifilo o flor de paz, que absorbe los cinco elementos estudiados en la NASA en este informe (formaldehído, tricloroetileno, benceno, xileno y monóxido de carbono); la palma de bambú, porque elimina del aire el amoniaco, el xileno y el formaldehído; la lengua de tigre, ya que es la ideal para liberar del ambiente el benceno, el xileno y tolueno, el tricloroetileno y el formaldehído; y el ficus, por ser un buen filtro de formaldehído y mantener húmedo el ambiente. Con el ficus, sin embargo, hay que tener cuidado porque es venenoso para algunos animales domésticos.

flor

3. Producen un efecto relajante
Las plantas, y la naturaleza en general, invitan a la relajación. Además, cuidar de un ser vivo hace que psicológicamente nos sintamos útiles y responsables. Por si estos motivos no fueran suficientes, las plantas y las flores suavizan cualquier decoración.

4. Reducen el ruido
Las plantas absorben los sonidos y no, no es un mito. ¿Por qué si no algunas carreteras disponen de plantas en sus márgenes? El departamento de Agronomía de la Universidad de Almería, en colaboración con el departamento de Ingeniería Técnica de la Universidad del País Vasco y la Universidad Politécnica de Cataluña, analizaron hace un par de años la influencia de a vegetación en la mejora del nivel de ruido en las vías de circulación y sus conclusiones fueron publicadas en la revista Applied Acoustics.

En ella, aseguraron que los muros forrados de vegetación logran rebajar el sonido emitido por los vehículos hasta un 50%. En nuestras casas pasa lo mismo. Las plantas actúan como pantalla contra los sonidos y se consigue un ambiente más agradable y silencioso.

5. Mejoran nuestra piel
Las plantas humedecen el ambiente, algo que se nota también en nuestra piel. Y como también liberan el aire de elementos tóxicos, limpian nuestra dermis de sustancias contaminantes.

Además, reducen la sensación de fatiga, lo que también se refleja en nuestro rostro, al captar el polvo y remover agentes patógenos reduciendo su presencia en el ambiente hasta en un 20%

Estos son sólo algunas razones, aunque hay muchas más, para apostar por una decoración natural dentro de casa. No sólo porque aporta luz y color a las estancias, también porque mejora la salud de los que viven en ellas.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es