Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Moda

Vuelve la magia de las perlas

17 de Febrero de 2018
Esa forma esférica, blanca, pulida y brillante se instala también en prendas y accesorios.

Esa forma esférica, blanca, pulida y brillante se instala también en prendas y accesorios.

Las perlas resucitan y se acomodan con descaro sobre prendas y accesorios. "Sin perlas me siento desnuda", decía Coco Chanel quien adoraba estas gemas. La diseñadora las utilizó toda su vida, tras caer rendida a su belleza después de descubrir la pintura renacentista de Veronese. A partir de ese momento, Coco Chanel enfilaba perlas blancas en collares de varias vueltas que acariciaban cuello y pecho.

Tal fue su gusto por ellas, que la diseñadora también las introdujo en sus creaciones y las asentó en todas las materias desde tejidos hasta metales con los que creaba prendas y accesorios. Desde entonces, muchas personas han relacionado las perlas con mujeres maduras y ricas que las conjuntaban con trajes de chaquetas, jerséis de cuello vuelto y vestidos con cuello a la caja.

Con su virtuosismo habitual, Helbig propone unos vestidos con collares de perlas Otras, han preferido no etiquetar las perla y disfrutar de su belleza. Qué levante la mano, quién no tenga perlas en casa. Sí, sí, mira en el joyero y seguro que recuperas las perlas del bautismo, las de la comunión, los collares y broches de la abuela o las pulseras de mamá.

Bien, esa forma esférica, blanca, pulida y brillante se instala también en prendas y accesorios. Las perlas se han hecho virales y muestra su cara más moderna en diseños que seducen a primera vista como las que adornaban las botas transparentes que presentó María Escoté en su último desfile. Ya no hay excusas para lucir perlas, lo ideal es sacarlas del joyero y resucitarlas con el latido de la calle. Se imponen sobre los vaqueros y les dan un toque sofisticado.

Mejor en pequeñas dosis y colocadas de forma estratégica, bien alrededor de los bolsillos delanteros, salpicando la parte delantera, en los bajos del pantalón o en los ribetes laterales. También encuentra sitio sobre cinturones, bufandas, jerséis, camisas de denim, chaquetas americanas, botas, bolsos, carteras de mano o chales. Ya no hay excusas para lucir perlas, lo ideal es sacarlas del joyero y resucitarlas con el latido de la calle.

Así la firma Alvarno se pone romántico y propone vestidos ligeros y etéreos salpicados con esferas brillantes. Con su virtuosismo habitual, Helbig propone unos vestidos con collares de perlas, otros de tules con "plumeti" de terciopelo y "glitter" dorados y algunos de seda con tachuelas de perlas de cristal.

En los complementos, Gucci, casa fundada en 1921, apuesta por las perlas tanto para collares como para adornar los hombros de algunas de sus piezas, pero también se utilizaron en medias y calcetines para acariciar el empeine de zapatos de tacón con cintas en el tobillo.

Esta temporada Pretty Rumour se suma a la tendencia y nos presenta una colección que combina sus emblemáticas circonitas, con el oro y las perlas. La relación de las perlas con vestidos largos de gasa, pantalones, americanas, blusas y accesorios se fortalece y abre un nuevo campo estético con apuntes de vanguardia romántica.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es