Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Moda

Carolina Herrera dice adiós

14 de Febrero de 2018

"La moda tiene que ser un placer para la vista. Las formas y las proporciones han de serlo para el intelecto", dice Carolina Herrera.

Carolina Herrera, la dama que deja la costura pero no la firma que fundó hace 37 años, se retira de la primera línea de fuego, pero continúa en la brega. "No me retiro, solo es un paso adelante. La decisión la he tomado yo sola", ha comunicado.

Su último trabajo como directora creativa se ha visto en la semana de la moda de Nueva York, una colección que se presentó en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa) y que mantiene el estilo elegante y refinado que Carolina Herrera ha dictado durante su trayectoria.

Tras el desfile, la diseñadora, de 79 años, ha cedido la dirección creativa Wes Gordon, de 31 años, diseñador que ha trabajado como consultor de la firma Carolina Herrera durante casi un año.

A lo largo de su etapa profesional, Carolina Herrera ha construido su firma con ingredientes tan valiosos como la intemporalidad, elegancia, clasicismo y lujo, un sello que ella misma abandera cuando luce, por ejemplo, su impoluta camisa blanca, perlas, el cabello dorado y una pose tan erguida como elegante.

"La moda tiene que ser un placer para la vista. Las formas y las proporciones han de serlo para el intelecto", dice Carolina Herrera. "La camisa blanca me divierte, para mí es casi una cuestión de seguridad, pero no vivo en una camisa blanca", contaba entre risas esta diseñadora durante una de sus estancias en Madrid.

Esta diseñadora venezolana, que abandona la dirección creativa de su propia casa, ahora ha elegido ser embajadora mundial de la firma que lleva su nombre, título que la llevará a viajar por todo el mundo como anfitriona de los diferentes eventos de la marca.

A lo largo de su trayectoria, la diseñadora, ajena a las tendencias, se ha empeñado en embellecer a la mujer con valiosas puntadas sobrias y colores serenos, pilares de una moda de largo recorrido. "No sigo las tendencias, no me interesan, parecen uniformes, no me gusta ver a todo el mundo igual, con el mismo bolso, zapatos o pantalón", aseguraba.

"Carolina Herrera tiene un estilo constante. O bien se tropezó con el elixir de la eterna elegancia o es una maestra en el arte de variar sutilmente un tema ganador", decía Anna Wintour, editora de la revista Vogue América.

A lo largo de su trayectoria profesional, Carolina Herrera se ha empleado a fondo en "embellecer a la mujer", una apasionante aventura que comenzó en los años setenta cuando era conocida como una de las mujeres mejor vestidas del mundo.

Una década después, presentó su primera colección en el Metropolitan Club de Nueva York con un éxito rotundo sin tener empresa textil ni producción. Esa primera colección era el fruto de su pasión por la costura, un oficio que descubrió con tan solo 13 años tras ver un desfile de Cristóbal Balenciaga. Reconoce que en la moda "todo está inventado", aunque cada vez más le sorprenden las tendencias en las que muestran a la mujer más desnuda.

Desde entonces, no ha parado de crecer, se ha diversificado, más desde que el grupo español Puig llamará a su puerta e introdujera en la firma perfumes, ropa para niños, gafas, calzado y complementos masculinos y femeninos. Elisabeth de Yugoslavia, la Duquesa de Feria, la Condesa Consuelo Crespi, Ivana Trump, Kathleen Turner, Nancy Reagan o Jacqueline Kennedy Onassis fueron algunas de sus primeras clientas-

Sus diseños han seducido a la reina Letizia de España, Michelle Obama, Sarah Jessica Parker a Salma Hayek, Penélope Cruz, Angelina Jolie o Nicole Kidman. El diseño que la catapultó al olimpo del diseño fue el vestido de novia que ideó para Carolina Kennedy en 1986.

"Fue un traje nupcial muy especial, uno de los momentos más gratificantes de mi profesión", explicaba esta venezolana casada con Reinaldo Herrera. Carolina Herrera siempre ha defendido prendas que sienten bien, que se amolden a los gustos y la edad de la mujer.

"No hay cosa que avejente más que vestirse de joven", dice. "La moda tiene que ser un placer para la vista. Las formas y las proporciones han de serlo para el intelecto", declaraba Carolina Herrera, que cuenta con más de cincuenta perfumes en el mercado y una línea de maquillaje.

De educación exquisita y gran lectora, Carolina Herrera, que encabeza la lista de las mujeres más elegantes, tiene un sello muy personal que ha sabido trasladar a su firma.

Esta venezolana de cabello dorado tuvo un primer matrimonio con Guillermo Behrens Tello a los 18 años, con quien tuvo a sus dos hijas mayores Mercedes y Ana Luisa. En 1968 se casó por segunda vez con Reinaldo Herrera, padre de sus hijas Carolina Adriana y Patricia. Reconoce que en la moda "todo está inventado", aunque cada vez más le sorprenden las tendencias en las que muestran a la mujer más desnuda.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es