Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Moda

De la impresora al armario

18 de Enero de 2018
zer samsung ego

"Fundamos ZER porque vimos que el mercado carecía de empresas textiles de innovación tecnológica".

Agencia EFE
Un taller de costura donde las agujas son sustituidas por impresoras 3D suena futurista, pero es el día a día de ZER, la firma ganadora de Samsung EGO Innovation Project, que el próximo 29 de enero inaugurará la pasarela EGO de la semana de la moda madrileña con sus diseños completamente impresos.

Ane Castro Sudupe y Núria Costa Ginjaume son dos diseñadoras de 23 años. Castro, de Guipúzcoa y Costa, del norte de Cataluña, se conocieron mientras estudiaban Diseño de Moda en la Escuela Superior de Diseño ESDi, en Sabadell, y unieron su pasión por el textil y la tecnología para empezar a desarrollar proyectos conjuntos.

Entre ellos, una investigación sobre impresión 3D en la que profundizaron en Holanda, durante unas prácticas en la Universidad de Tecnología de Eindhoven, y con la que ganaron un máster pagado en Asesoría de Estilo, Imagen y Comunicación.

Hace menos de un año, dieron vida a ZER y convirtieron su proyecto de investigación en una colección bautizada como "CONECT3D", con la que han ganado el noveno certamen Samsung EGO Innovation Project.

"Fundamos ZER porque vimos que el mercado carecía de empresas textiles de innovación tecnológica", como la suya, explica Costa. Una empresa cuyo objetivo principal, según Castro, es "crear tejidos parecidos a lo que se usan actualmente, elásticos y visualmente normales, pero hechos con impresoras 3D".

Ese último requisito no nace solo de su pasión por las posibilidades tecnológicas del mercado, sino que está motivado por la idea de producir ropa sin generar excedentes. Y es que con estas impresoras se puede trabajar con los patrones exactos para que no se desperdicie nada, además de lograr tejidos lisos, con caída y que se adaptan al movimiento del cuerpo.

Estas impresoras son solo una de las técnicas de fabricación digital con las que trabaja ZER, entre las que también se encuentran la cortadora láser, para lograr volúmenes que no se generan con otros procedimientos, o el escáner corporal, una máquina que la firma quiere incorporar para poder crear piezas totalmente a medida.

Junto con la parte técnica, el componente artístico de la colección potencia ese carácter futurista: "Nos planteamos cómo sería la sociedad del futuro, en la que cada individuo tenga una impresora 3D que le permita ocultar su identidad creando prótesis", explica Castro.

Un concepto algo siniestro con el que buscan reflejar las dos caras de esta moda tecnológica: "lo bueno es que puedes generar tejidos novedosos y controlar los excedentes, pero no todo en las nuevas tecnologías es bonito", señala Costa.

Por eso, sus prendas, en colores neutros, se decoran puntualmente con máscaras y rostros, impresos tridimensionalmente empleando hilos y materiales que recuerdan a los impermeables, y que emergen de un armario amplio donde juegan con los contrastes de tejidos.

¿Es posible que en un futuro tengamos impresoras 3D para crear la ropa en nuestras casas? Por el momento, tienen claro que es una posibilidad muy lejana, porque las dimensiones de las máquinas actuales no permiten imprimir una prenda completa.

"Hay que trabajar por partes y luego ensamblarlas, y para eso hay que tener conocimientos de patronaje", explican. Pero lo que sí imaginan es que estas técnicas irán llegando a los talleres de costura, hasta convertirse en la nueva mano derecha de los diseñadores, un futuro que ya ha llegado a ZER.

Gracias al premio otorgado por Samsung (una dotación económica de 10.000 euros), Ane Castro y Núria Costa podrán comprar otra impresora para agilizar su producción y "formalizar" su marca, abriendo una página web que les permita acercar sus productos al consumidor como una alternativa comercial futurista, pero muy actual.

El primer paso lo darán sobre la pasarela EGO de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, que inaugurarán el día 29 de enero, y donde mostrarán 10 diseños producidos con estas técnicas. Una promesa de que la moda del futuro no será estrambótica ni incómoda, pero sí más responsable con el medio ambiente.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es