Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Arte

No todo aquel que tiene cámara es fotoperiodista

22 de Noviembre de 2017
camara-fotoperiodista

camara-fotoperiodista

Agencia EFE
camara fotoperiodista

camara fotoperiodista

Agencia EFE
camara-fotoperiodista

El periodista tiene que tener formación, que una persona vea un suceso en la calle y ponga un 'tweet' no le convierte en periodista.

Agencia EFE

Agencia EFE
camara fotoperiodista

El periodista tiene que tener formación, que una persona vea un suceso en la calle y ponga un 'tweet' no le convierte en periodista.

Agencia EFE

El periodista tiene que tener formación, que una persona vea un suceso en la calle y ponga un 'tweet' no le convierte en periodista.

Agencia EFE
La popularización de las redes sociales y el perfeccionamiento de las cámaras en los teléfonos móviles han democratizado la fotografía, un arte que hace años quedaba reservado para el laboratorio de revelado, y que hoy puede protagonizar noticias aunque su autor sea lo más lejano a un fotoperiodista.

Situaciones concretas, relacionadas con la actualidad, que afectan especialmente a oficios como el periodismo y su variante fotográfica, protagonistas de la mesa redonda "Retos del fotoperiodismo en la era digital", organizada por la Fundación Canal, en Madrid.

Y es que si el mayor desafío de antaño para un reportero gráfico no solo era sobrevivir sino lograr que sus instantáneas se publicaran en portadas de medios de comunicación de todo el mundo, hoy la cuestión pasa por la idoneidad editorial y el reporte económico de la labor de una profesión que compite, en muchas ocasiones, con la oportunidad y el oportunismo del periodista ciudadano.

"Nadie va a un hospital y pide que le opere un cirujano ciudadano, con el periodismo ciudadano pasa igual", ejemplificó Alfonso Bauluz, editor de la Mesa de Oriente en la sección de Internacional de la Agencia EFE.

"El periodista tiene que tener formación, que una persona vea un suceso en la calle y ponga un 'tweet' no le convierte en periodista", remarcó el experto. Una opinión que compartieron Marisa Flórez, reportera gráfica y redactora jefa de Fotografía de El País; y Emmanuelle Hascoët, directora de exposiciones de Magnum Photos, agencia de fotoperiodistas.

La calidad de la óptica de los "smartphones" y redes sociales como Instagram han contribuido a que ese fenómeno de prensa ciudadana, impulsado en un primer momento por Twitter, haya calado también en el fotoperiodismo, con sus pros y sus contras.

"Una fotografía sigue siendo buena en cualquier soporte", aseguró Flórez, y señaló convencida: "Si recibo una buena imagen hecha con un teléfono móvil, la publicaría".

De hecho, el pasado mes de septiembre, la revista estadounidense "Time" publicó un reportaje gráfico sobre las 46 mujeres más influyentes de Estados Unidos, como Hillary Clinton, cuyos retratos fueron realizados con un iPhone.

Tras el disparador táctil se encontraba Luisa Dörr, una fotógrafa brasileña de 28 años que ha logrado congregar a casi 100.000 personas entorno a su galería de Instagram, donde captura la sociedad de su país con estilo fresco y dinámico, y "100% iPhone made", como explica en su perfil.

Sin embargo, aunque se pueda hacer fotografías "buenas y bonitas" con estos dispositivos, "no todo el mundo que tiene un móvil es fotógrafo", matiza Flórez. Por eso, Hascoët confía en que Magnum y las agencias de fotografía no tendrán problema en "convivir" con las redes sociales.

Los límites de mostrar la realidad en situaciones de "extrema dureza" o el valor de fotografías preparadas fueron otros de los temas expuestos, en una charla que se celebró con motivo de la exposición "Magnum. Hojas de contacto", que recoge la cara más íntima del trabajo de grandes reporteros gráficos como Robert Capa o Thomas Hoepker, en forma de negativos y esas hojas de contacto.

La muestra, de entrada libre, permanecerá abierta hasta el 5 de noviembre, y en ella se puede admirar en persona imágenes icónicas como "Día D", de Capa, o "Una llama en Times Square", de Inge Morath, que acercan a los asistentes a la historia del fotoperiodismo, un oficio que se moderniza desde la palma de la mano pero que sigue regido por el criterio.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es