Buscador de la Hemeroteca
Secciones

El nuevo tejido 'climático'

10 de Febrero de 2017
efecto climático textiles

Se trata de una innovadora tapicería que combina fibras sintéticas y naturales en un tejido helicoidal.

Efe
La tecnología avanza en múltiples direcciones, eso no es un secreto, pero no deja de sorprender que los avances nazcan para un objetivo concreto pero que, luego, pasa a utilizarse en otra dirección con el mismo éxito. Eso es lo que ha ocurrido con los textiles Pablo FR, Pacco FR y Pepe FR, de Nya Nordisca, que buscan el ahorro energético y que proporcionan su aprovechamiento completo como material reciclado.

Textiles con efecto climático
Se trata de una innovadora tapicería que combina fibras sintéticas y naturales en un tejido helicoidal con lo que se consigue un producto multidimensional con efecto climático.

La idea de realizar este tejido partió de la firma textil alemana Nya Nordiska en colaboración con Climatex, marca suiza abanderada de los productos con capacidad de reciclaje, en cuyo ADN lleva impreso innovar de una manera sostenible.

De esta manera su tecnología revolucionó el proceso de tejer y, como resultado, obtuvo sustancias con gran capacidad de reciclaje que además pueden reducir la humedad de los capilares y buscan un equilibro de temperatura.

“Es lo que se llama tecnología de ciclo dual ya que sus componente pueden ser separados mediante la aplicación de calor y presión, con lo que pueden ser reutilizados en nuevos ciclos de materiales, bien como nutrientes biológicos o como materias primas técnicas”, comentan desde la firma.

Tejido climático
El nuevo tejido “climático” contiene un efecto capilar en el que la humedad se transmite de manera rápida de la capa de poliamida exterior a una nueva capa debajo, de pura lana, donde es absorbida y donde se evapora. Con altas temperaturas, la zona para sentarse se mantiene seca y fresca, mientras que con el frío la doble capa de tejido se adapta a la temperatura corporal produciendo un calor agradable.

Circunstancias que, además de facilitar la circulación de la persona que está sentada, estimula la sensación de bienestar, un avance que permite el ahorro de energía en el consumo, tanto de calefacción como de refrigeración. El director de marketing y ventas de la firma, Remo Röntgen, explica que “en los últimos años hemos logrado fusionar el desarrollo de materiales técnicos con el diseño”.

“El resultado ha sido un producto de alta calidad y funcional, que ha abierto las puertas de distintas posibilidades de diseño para arquitectos, diseñadores de interiores y decoradores”, comenta Sybilla Hansl, directora de diseño de la empresa.

Este tipo de textiles tienen la calificación “Cradle to Cradle” por su “tecnología de ciclo dual”, ya que los tres componentes del tejido se pueden separar mediante la aplicación de calor y presión y se pueden volver a usar en nuevos ciclos de materiales, bien como nutrientes biológicos o bien como materias primas técnicas.

Absorben el sonido
Las telas se caracterizan por retardar la combustión y, además ofrecen, resistencia a la luz. La forma irregular del tejido crea una superficie de efecto tridimensional con un tacto suave y está disponible en 11 combinaciones frescas llenas de matices.

Otra de las colecciones de la firma alemana, Core Classics, aprovecha las posibilidades que las fibras de polímero alcanzan para avanzar en climatización, absorción de sonido, antimicrobios, reductores de luz, repelentes de agua e ignífugos. 
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es