Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Radiografía del sector de la restauración

La hostelería española da empleo a 1,6 millones de personas

16 de Octubre de 2018
La facturación de la hostelería durante el año 2017 ascendió a 119.824 millones de euros.

La facturación de la hostelería durante el año 2017 ascendió a 119.824 millones de euros.

Disfrutar de una cerveza con vistas al mar y acompañarla con una paella, un gazpacho, una tortilla de patatas o un poco de jamón es uno de los lujos que España ofrece a todo el que pisa el país. Por ello, la restauración es uno de los sectores económicos más importantes del país y da empleo a 1,6 millones de personas. Tanto nacionales como turistas consideran a la gastronomía uno de los grandes atractivos españoles, y durante el verano el consumo en bares, restaurantes y cafeterías se multiplica.

El turismo en España es mucho más que el típico sol y playa y ahora triunfa el turismo gastronómico. La gran diversidad de platos típicos que ofrece España hace que se puedan degustar por todo el territorio desde patatas bravas, hasta percebes y papas arrugadas. De hecho, el año pasado 82,1 millones de personas eligieron España como destino turístico, unas cifras que empujan al sector de la restauración, que hace su agosto durante los meses de verano.

La facturación de la hostelería durante el año 2017 ascendió a 119.824 millones de euros, lo que representa un 6,8% del PIB nacional. De este dato, el 5,3% procede de los servicios de restauración y el 1,5% del alojamiento. Durante los meses de verano, también se produce el mayor aumento del empleo en el sector de la restauración. La hostelería emplea un total de 1,6 millones de trabajadores en España, con un peso del empleo del sector dentro de la estructura nacional del 8,7% del total.

Además, es la rama predominante en el sector turístico, concentrando más de un 60% de los ocupados del sector. Dentro del conjunto de la hostelería, la rama de la restauración supone algo más del 75% del total del empleo, con 1,2 millones de trabajadores. Este volumen de empleo se explica por la cantidad de empresas que componen este sector. España cuenta con algo más de 300.000 establecimientos, entre restaurantes, cafeterías, bares y alojamientos.

Cerca del 90% son locales de restauración, dentro de los cuales los bares son el grupo más numeroso (60%), con más de 180.000 establecimientos, seguidos de los restaurantes y cafeterías, que superan los 76.000. Por último, el grupo de colectividades y catering está formado por cerca de 17.000 compañías. Todas estas cifras señalan la fuerza del sector de la restauración, que se muestra optimista a pesar de la moderación que ha vivido el turismo en España durante julio y agosto.

Una opinión que comparte el presidente de la Federación Española de Hostelería (FEHR), José Luis Yzuel: “A lo largo de 2018, debido a los fuertes crecimientos de años anteriores y siguiendo la tendencia del resto de indicadores económicos, se prevé un crecimiento más moderado en la línea de estabilidad de 2017”.

Los empresarios hosteleros muestran unas expectativas positivas en cuanto a la evolución de sus negocios en los próximos meses, según el último Indicador de Confianza de FEHR. “Para este verano, la evolución es positiva, aunque con un crecimiento algo más suave que en los años anteriores, debido a la moderación del aumento del turismo extranjero, en parte por la recuperación de los países competidores del Mediterráneo oriental, aunque, por otro lado, tenemos puesta la confianza en la demanda interna como motor del crecimiento futuro”, señala Yzuel.

Una demanda interna que ya ha recuperado los niveles previos a la crisis. En concreto, los empresarios marcan 2014 como el punto de inflexión del sector, un año en el que la hostelería española comenzó a recuperarse, y ese crecimiento se acentuó en los dos años siguientes, superando las cifras de empleo del inicio de la crisis en 2015 y las de facturación en 2016.

Por su parte, en 2017, el crecimiento de los diferentes indicadores se ha estabilizado, como también está ocurriendo en los primeros meses de 2018. “Fundamentalmente, el crecimiento se ha producido por el incremento del tráfico, es decir, el número de visitas que los españoles hacemos a los locales de hostelería, y no tanto por el incremento del ticket medio; este último parámetro ha empezado a crecer en los pasados dos años”, explican los empresarios de la restauración.

La transformación digital también llega a la restauración española
La digitalización está llegando a todos los sectores de la economía y adaptarse a esta revolución es uno de los retos que afectan a la restauración. La tecnología está cambiando el comportamiento de las personas y de la sociedad en general y esto no es ajeno a la evolución del sector, que debe adaptarse con acciones como la adaptación de los teléfonos móviles, que han revolucionado la forma en la que los clientes interactúan.

“Los clientes no solo utilizan sus móviles para localizarnos o realizar una reserva, sino también para poder opinar sobre los platos y su servicio o recomendarlo a sus amigos”, señala el presidente de la FEHR. Ante esta situación, los empresarios han creado FEHRACTIVA, una iniciativa que trata de lograr la transformación digital de la hostelería española, impulsando soluciones para que los locales mejoren la competitividad, y ayudan a comprender las ventajas que pueden obtener las empresas del sector en la captación de más clientes y fidelizando los que ya tienen.

“Con distinto grado de adaptación según el tipo de establecimiento, debemos avanzar en la gestión de las ventas, mediante TPV, en la digitalización de las relaciones con proveedores, así como la relación con clientes actuales y futuros”, señala José Luis Yzuel. Además, el presidente de FEHR añade que las empresas del sector “deben hacerse visibles en el entorno digital, acercando el establecimiento a aquellos portales donde existe un tráfico que puede resultar interesante”.

Otras novedades del sector en materia de transformación digital son el pago online, la robotización, la capacidad de personalizar al máximo nuestra oferta a las necesidades del cliente, la utilización de drones, los robots para el delivery y la utilización de ordenadores en la cocina para elaborar nuevas recetas.

Para los empresarios del sector, la transformación digital no es el único reto, también destacan el incremento del precio del petróleo, la inestabilidad política, vinculada a la confianza del consumidor, el calentamiento del sector inmobiliario, una clientela cada vez más exigente y el cambio de consumo que está sufriendo el retail.

Por otro lado, las empresas señalan el problema de “la hiperregulación que está viviendo el sector, en concreto, en materia de licencias y terrazas en el ámbito local y autonómico”.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es