Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Revolución Digital

¿Se puede crear un Silicon Valley en España?

11 de Octubre de 2018
La principal razón por la que hay tantas empresas emprendedoras en aquel lugar del mundo es cultural.

La principal razón por la que hay tantas empresas emprendedoras en aquel lugar del mundo es cultural.

En la bahía de San Francisco, en el norte de California, empresas como Hewlett Packard, Google, Apple o Intel han cambiado el mundo tal y como lo conocemos. En plena Revolución Digital, muchos países están intentando crear un entorno tan idílico para hacer negocios como Silicon Valley, donde el emprendimiento no es algo ocasional, sino un estilo de vida. Pero, ¿es posible crear en España un territorio tan favorable para el emprendimiento? Lo que pocos recuerdan es que fueron los españoles, unos franciscanos, los que fundaron el valle que lidera la Revolución Digital.

Alicia Richart, directora general de la patronal DigitalES, considera que “la clave de Silicon Valley es que es un sitio único en el mundo”. Y explica que la principal razón por la que hay tantas empresas emprendedoras en aquel lugar del mundo es cultural. Si para nosotros el riesgo es cambiar, por ejemplo, de puesto de trabajo o de sector, para las personas del valle el riesgo real es estar en inacción, en un puesto acomodado.

En ese momento es cuando se ponen nerviosos. Además, las empresas que trabajan allí están orientadas a resolver problemas globales y reales. Es decir, que no abordarían cómo transformar la movilidad urbana de los autobuses de Madrid, sino que replantearían la de todo el mundo, explica Richart.

La formación, el secreto La Universidad también es clave. En Silicon Valley hay dos importantes centros educativos, el de Stanford y la Universidad de California en Berkeley, que han tenido una influencia incalculable en el desarrollo de las nuevas tecnologías. ¿La razón? Que los profesores no solo han medido las calificaciones, sino que se han atrevido a retar a sus alumnos. Es lo que los millennials llaman challenge: "No me puedo creer que esa empresa os supere y no sepáis hacerlo mejor", ha sido una de las preguntas que han servido para iniciar grandes proyectos empresariales.

Los profesores también ayudaban a dar financiación y, de entrada, en Standford y en Berkeley los proyectos fin de máster no aspiran a convertirse en papel mojado ni en un ejercicio teórico, sino a triunfar en el mundo de los negocios. De hecho, en la calle de enfrente de Stanford hay numerosas empresas de venture capital, que ofrecen capital para cada tipo de negocio.

En España, las fuentes alternativas de financiación son muchísimo más reducidas. La directora general de DigitalES, que ha visitado recientemente el valle, explica que en España “nos falta mentalidad”, “no estamos para resolver problemas globales” y, por último, “no estamos especializados en emprendimiento”. No obstante, sí que hay algunas actitudes que tienen los españoles y que son básicas para liderar la digitalización.

Por ejemplo, somos admirados por la formación, la ambición, la resiliencia y, por último, y no menos importante, por cuestiones más prácticas, como los bajos precios del sector inmobiliario o el excelente estado de las redes de conectividad.

Apoyo del sector público
Otra de las claves del éxito de Silicon Valle es, paradójicamente, que han recibido un gran apoyo del sector público. Pedro Mier, presidente de Ametic, explica que Silicon Valley existe “porque el Gobierno de Estados Unidos, y en particular Defensa, realizó importantes inversiones en empresas tecnológicas”. A su juicio, esto coincidió con que “una serie de universidades muy potentes y bien dotadas se unieron para crear un ambiente que favoreció la innovación desde el punto de vista empresarial”.

El director general del CDTI, Francisco Marín, explica que “cuando se dice que el éxito más reconocido de la innovación en el mundo es Silicon Valley hay que tener en cuenta que está demostrado que para que existiera Silicon Valley el Estado americano invirtió cientos de millones de dólares en la creación de la infraestructura, en el ecosistema que hace posible que exista”.

¿En qué zona de España?
Mier cree que “España dispone de muchos requisitos para poder acoger un ecosistema de empresas innovadoras de primer nivel mundial”. ¿En qué zonas de España podrían instalarse? Según el presidente de Ametic, podría estar en lugares donde ya existen iniciativas innovadores y donde se fomenta el trabajo en red (otra de las cosas que habría que hacer es habilitar un ecosistema en el que las personas pudieran trabajar así).

En España, el teletrabajo, por ejemplo, aún es una aspiración. Solo es una posibilidad en el 13% de las empresas y solo el 6,7% de los empleados españoles lo practican de forma habitual. En EE. UU., el porcentaje de trabajadores que teletrabajan asciende al 20% y en el conjunto de la UE ronda el 17%, según las estadísticas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Mier opina que, en España, ciudades como Barcelona, Madrid, Málaga, Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Gijón, Valencia o Vigo podrían ser lugares adecuados para construir un Silicon Valley nacional. Alicia Richart presta especial atención a la fiscalidad y cree que Madrid es una buena opción. De  hecho, Alcobendas es uno de los que están tomando la delantera. Este municipio madrileño tiene 100.000 habitantes y unas 15.000 empresas registradas, una media de siete habitantes por cada empresa.

Alcobendas HUB
De hecho, el Ayuntamiento ha creado Alcobendas HUB Madrid Living Business para dar el máximo número de posibilidades a las empresas para que se instalen allí cuando van a lanzar un nuevo proyecto empresarial. Por ahora, el paro es muy inferior a la media nacional, de en torno al 9%, y hay  500 multinacionales afincadas en el municipio, más queen otras grandes capitales del país.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es