Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Previsiones de futuro

Diez tecnologías en el epicentro de la revolución digital

09 de Octubre de 2018
Está claro que el 5G llegará para cambiar nuestras vidas, pero también nuestra forma de trabajar.

Estamos en el desarrollo de la tercera ola de internet, que es la conexión de todas las cosas.

Existen una serie de palancas que impulsarán la transformación digital con mayor rapidez. Los principales facilitadores digitales son de naturaleza ecnológica. Aunque algunos nos suenan, muchos otros aún están inexplorados. Los expertos reconocen que pasa lo mismo que cuando nació internet: la tecnología está inventada, pero no llegamos a entender todas las posibilidades que ofrece.
 
1. LAS REDES DE BANDA ANCHA
Son las autovías electrónicas que transportan, distribuyen y permiten compartir cualquier tipo de información. Su desarrollo tiene una historia de más de 140 de años, pero, actualmente, las más modernas se basan en fibra óptica y en la cuarta generación de móviles. Han ido evolucionando notablemente en capacidad, cobertura, ancho de banda y eficiencia. Son la clave de la existencia de la sociedad digital, y sin ellas sería difícil que existiera todo lo demás.

El índice DESI que elabora la Comisión Europea demuestra que el despliegue de las redes de banda ancha en España es uno de sus puntos fuertes. Sin embargo, y a pesar de que en 2017 se produjeron avances, la falta de adopción de las nuevas tecnologías por parte de hogares y empresas hace que esas redes ya desplegadas no puedan desarrollar todo su potencial en la contribución a la digitalización de la sociedad española. Los empresarios creen que es necesario realizar un esfuerzo especial en el fomento de adopción de los servicios digitales por parte de empresas y ciudadanos.
 
2. COMPUTACIÓN EN LA NUBE (‘CLOUD COMPUTING’)
Es la solución remotizada de aplicaciones y datos que se ha podido desarrollar en múltiples modalidades, gracias a la disponibilidad de banda ancha. El desarrollo de la sociedad digital debe pasar por la adopción y el respaldo de servicios digitales clave, como el cloud computing. El sector público debe involucrarse en la consolidación del modelo cloud, desde la perspectiva de la propia Administración como consumidora, en aras de una mayor eficacia. 

Para ello es preciso contar con infraestructuras y clouds adecuadas de primer nivel, en España y en el ámbito de la Unión Europea, preparadas para alojar servicios de las dimensiones requeridas.

Por ejemplo, muchas empresas se siguen resistiendo a alojar sus datos confidenciales en la nube, aunque muchos expertos advierten que, ante los ciberataques, estas plataformas son mucho más seguras que guardar la información en los propios equipos de la compañía, que, además, generan costes mucho más elevados y que evitan que esos fondos se destinen a áreas mucho más esenciales hoy en día, como la innovación.
 
3. INTERNET DE LAS COSAS (IoT)
Estamos en el desarrollo de la tercera ola de internet, que es la conexión de todas las cosas. La primera fue el acceso a la información y la segunda la conexión de las personas (redes sociales). El internet de las cosas es una gran oportunidad en plena evolución. Podría haber 50.000 millones de dispositivos conectados a las redes en el año 2020, en el ámbito del cuerpo (smart health), los coches (connected car), el hogar (smart home), las ciudades (smart city) y otros ámbitos sectoriales (internet industrial).

Es la conexión del mundo digital con el mundo real, en el que un estilo de vida completamente conectado se va imponiendo y en el que se dota a los objetos físicos de personalidad en la red. Se comienza a vislumbrar la aplicación de los conceptos del internet de las cosas a las industrias y sus productos derivados, presentando un nuevo campo de oportunidades de negocios basados en servicios digitales asociados a los productos. Los productos se transformarán en servicios (industria 4.0).
 
4. 'BIG DATA'
Tantos sensores conectados a las redes generan enormes volúmenes de datos (big data), que hay que transferir, almacenar y procesar (business intelligence) para producir información útil para la acción. Por ello, los algoritmos son una pieza muy relevante, donde las matemáticas desempeñarán una importante función. Vamos a vivir en una cultura de la información. La información será el oro y el petróleo del futuro.

Tanto conocimiento disponible exige plantear nuevos modelos de negocio en los que los desarrolladores de aplicaciones son absolutamente imprescindibles para su evolución.

Estamos en manos de algoritmos. El banco conoce nuestro salario, nuestros gustos, dónde gastamos el dinero y con quién. Esto puede parecer una pesadilla basada en una novela de Orwell, pero puede ayudar a evitar el fraude y a que las empresas nos ayuden a adelantarse a nuestros intereses. El big data nos puede ayudar a que nuestra vida sea más fácil sin que ni siquiera tengamos que preocuparnos de ello.
 
5. ROBOTS
Los robots van evolucionando en tamaño, prestaciones y precio. Hoy en día, en algunas aplicaciones, un robot puede amortizarse en 1,5 años. Cada día se utilizan más en múltiples aplicaciones, incluida la automatización de las cadenas de producción, lo que ofrece una oportunidad de reindustrialización. El impacto de la robótica se traduce en proporcionar sostenibilidad a las plantas de producción, mejorando la productividad y la calidad del producto fabricado, reduciendo los costes. Es por ello que cada vez se habla más de los robots colaborativos (cobots).

Aunque los robots son vistos como una amenaza para el empleo, pueden ayudar a revertir los procesos de deslocalización constantes que se han vivido en las últimas décadas. Según un informe de Adecco, el parque de robots ha crecido un 6%, en el último año, y ya hay cerca de 3.500 robots industriales en España. Los sectores que potencialmente se verán más afectados por la automatización serán el transporte y la logística, y la industria, seguidos por la alimentación y la distribución.

Aunque la digitalización está generando grandes oportunidades que no hay que desdeñar: de hecho, dos de cada tres empresas españolas disponen de vacantes y aseguran que encontrar al profesional adecuado es difícil. Los perfiles profesionales más buscados en el mercado laboral español son aquellos con formación STEM (science, technology, engineering & mathematics).
 
6. DRONES
Los drones, muy utilizados en aplicaciones militares, tienden a usarse en aplicaciones civiles, tales como vídeos de alta calidad, extinción de incendios, servicios forestales, sanidad, acceso a internet en zonas dispersas e, incluso, en logística (transporte de paquetes). Y en el futuro podrían tener una función mucho más importante, como se muestra en la última película futurista de Steven Spielberg, Ready Player One.

Se especula que solo en Estados Unidos su mercado puede ser de millones de dólares, empleando a 100.000 personas. En España, en 2035 se estima que habrá 51.000 drones y que creará 11.000 puestos de trabajo. La nueva normativa de drones en España, que ha entrado en vigor a comienzos de año, ya permite que los hospitales podrán transportar sangre y material urgente por encima de atascos y de calles anegadas por lluvias. Las fuerzas de seguridad también podrán utilizarlos para tener una vigilancia más efectiva.

Los monumentos podrán, asimismo, ser inspeccionados desde el aire. Anteriormente, los drones no podían volar en las ciudades, pero con la nueva normativa se necesitará una autorización de AESA para volar en las urbes y de noche para poder utilizarlos por la ciudad. ¿Se generalizará su uso como el de los coches? ¿Tendrá que existir una Dirección General de Tráfico de Drones?
 
7. IMPRESORAS 3D
Las impresoras 3D podrían permitir avanzar, desde el mercado de bienes virtuales para los objetos intangibles, hacia otro en el que el diseño de los objetos físicos se distribuye por la red y se reproduce en una impresora 3D, en cualquier lugar (fabricación aditiva). Esta distribución de la fabricación puede alterar la ubicación geográfica de ciertas ramas industriales, con consecuencias sobre la reindustrialización y generación de empleo en ciertas zonas.

En el número tres de la revista Empresario, Ernest Quingles, CEO de Epson España, Francia y Portugal y vicepresidente de Ventas de Epson Europe, lanzaba una profecía: “Imprimiremos coches, casas o hasta carreteras”. Y avisaba de que el reto estará en la sostenibilidad de todo el proceso, incluyendo el reciclaje de materiales y soportes para su posterior reutilización.
 
8. INTELIGENCIA ARTIFICIAL
La inteligencia artificial y la computación cognitiva buscan el desarrollo de sistemas capaces de resolver problemas cotidianos por sí mismos, mediante algoritmos que utilizan como paradigma la inteligencia humana. Existen ya, tanto a escala internacional como en España, numerosos ejemplos de aplicación de este tipo de tecnologías, siendo notables los avances que están propiciando en ámbitos como la medicina, al contribuir a la rápida creación de tratamientos personalizados.

Cada vez son más las empresas que están creando nuevos laboratorios de investigación dedicados a la innovación con estas tecnologías, y el número de proveedores relacionados ha aumentado radicalmente. Según un estudio de Accenture, el 84% de los directivos de todos los niveles cree que las máquinas harán que su trabajo sea más interesante y ellos, más efectivos. No obstante, solo el 14% de directivos de primer nivel y el 24% de cuadros intermedios fácilmente confiarían en el consejo de sistemas inteligentes en la toma de decisiones de negocio en el futuro.

En contraste, casi la mitad de los altos ejecutivos (el 46%) fácilmente confiaría en el consejo de sistemas inteligentes. Es decir, los directivos mundiales creen que el mayor valor de las máquinas inteligentes radica en su capacidad para aumentar, no automatizar, su trabajo.
 
9. SERVICIOS DE UBICACIÓN
La localización espacial de las cosas, las personas y los procesos está siendo una revolución en la gestión territorial, en la relación de las personas y las cosas con su entorno y en el control de los procesos de transformación territorial. Funciones como la geolocalización, el geomarketing, la realidad aumentada, el turismo o la virtualización en 3D serán utilidades imprescindibles.

Actualmente, empresas de moda como Inditex ya utilizan la virtualización en 3D para vender sus productos y la geolocalización es una de las utilidades más incorporadas en el día a día, porque el teléfono móvil decide si en nuestro viaje recurriremos a la autopista o a la carretera.
 
10. CADENA DE BLOQUES (BLOCKCHAIN)
La tecnología blockchain cobró popularidad inicialmente como el sistema de contabilidad subyacente a la moneda digital Bitcoin. Sin embargo, el potencial de este tipo de tecnología para los organismos públicos y las empresas privadas va mucho más allá del Bitcoin y de sus raíces financieras.

Blockchain es una especie de libro de contabilidad distribuido (distributed ledger, en terminología inglesa) en el que las transacciones se registran como bloques y cualquier modificación o transacción relacionada también se graba y se enlaza creando una cadena conectada. La arquitectura blockchain ofrece a los participantes la posibilidad de compartir dicho libro, que se actualiza cada vez que se produce una transacción a través de la red de intervinientes.

Las técnicas de privacidad que se emplean (mediante criptografía) garantizan que los participantes solo vean las partes del libro mayor que sean relevantes para ellos y que las transacciones sean seguras, autentificadas y verificables. La tecnología blockchain permite que el contrato de transferencia de activos se incruste en la base de datos de las transacciones para su ejecución junto a la transacción. Los participantes en la red están de acuerdo en los métodos utilizados para la verificación de transacciones, un proceso conocido como consenso.

Asimismo, la supervisión gubernamental, el cumplimiento y la auditoría pueden ser parte de la misma red. Blockchain ahorra tiempo, reduce los costes y disminuye los riesgos, pudiendo utilizarse en muy diversas aplicaciones, como registro de transacciones inalterables, seguimiento de la procedencia de mercancías o modernización de las administraciones públicas. Es una de las nuevas tecnologías menos exploradas y conocidas, pero una de las que mayores potencialidades ofrece.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es