Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Sistema de pensiones

Para pagar a los nuevos pensionistas son necesarios 250.000 empleos más al año

08 de Octubre de 2018
En España, las personas mayores de 80 años suponían un 3,6% de la población en el año 2000, pasando a un 6,0% en 2016.

Esto implica que en el año 2017 hubieran sido necesarios 3,3 millones más de empleos para que el déficit (casi 18,8 mil millones) hubiera sido cero.

La situación del sistema de pensiones es uno de los problemas más graves de la economía española en la actualidad. De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido de la debilidad de este sistema al gobierno español. Así, como otros organismos internacionales, como la OCDE o la Comisión Europea. 

Las cifras lo demuestran: para mantener el actual sistema de pensiones será necesario que se creen 250.000 empleos más al año, según el informe 'Las pensiones en España' publicado por el Consejo General de Economistas. 

¿Por qué serán necesarios tantos nuevos empleos? Las últimas proyecciones demográficas del INE anticipan una caída progresiva de la población en edad de trabajar y un aumento correlativo de la población envejecida, un panorama muy complicado para la economía española y para el sistema público de pensiones contributivas que se financia con un impuesto finalista sobre el empleo.

Así, el trabajador promedio aporta actualmente para pensiones y otras prestaciones de la Seguridad Social en torno a 5.700 euros. Esto implica que en el año 2017 hubieran sido necesarios 3,3 millones más de empleos para que el déficit (casi 18,8 mil millones) hubiera sido cero.

Por esta razón, si se une el crecimiento de la población mayor de 65 años al déficit de la Seguridad Social, "son necesarios en torno a 250 mil empleos más cada año para pagar a los nuevos pensionistas", explica Ignacio Zubiri, experto de la Universidad del País Vasco.

Incluso, si los salarios reales crecen sustancialmente (lo que reduce el número de empleos necesarios) es poco probable que se cree todo el empleo necesario para sanear las pensiones en el corto y medio plazo. De hecho, "casi todas las proyecciones realizadas sugieren que, a pesar de que las pensiones reales bajarán, el déficit del sistema continuará por muchos años", remacha Zubiri.

En el largo plazo, las perspectivas que realizan desde el Consejo General de Economistas aún son peores. Con el horizonte del 2050, la Comisión Europea estima que el número de pensionistas pasará de los 9 millones actuales a 15 millones. Dado que para mantener pensiones similares a las actuales (en relación al salario medio) se necesitan en torno a 2,4 empleos por pensionista, para financiar 6 millones de pensionistas más se necesitarán casi 14,5 millones de empleos adicionales.

Añadidos a los que 3,3 millones necesarios para cerrar el déficit del sistema, resultan casi 18 millones de empleos adicionales. Esto supone que de aquí al 2050 casi se duplique el número de empleos, pasando de algo más 18 millones a casi 35 millones. "Esto es esencialmente imposible no sólo por la experiencia pasada, sino porque según el INE, en 2050 España tendrá en torno a 45 millones de habitantes (incluidos pensionistas y menores)", resalta Zubiri, que añade que "con esta población difícilmente puede tener casi 35 millones de personas trabajando".

En realidad no sólo no es posible que se creen 18 millones de empleos. Es dudoso que se pueda crear siquiera una parte significativa de ellos, explica el Consejo General de Economistas.

Según las proyecciones de la Comisión Europea entre el año 2020 y 2050 el empleo en España oscilará entre 18,5 y 19,5 millones de empleos. Muy lejos de cualquier cifra necesaria, no ya para mantener las pensiones al nivel actual, sino para que no se reduzcan sustancialmente.

España será el segundo país más envejecido del mundo
En el año 2052, el 35% de la población española tendrá 65 años o más, es decir, más de 15 millones de personas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, en España habrá 1,5 personas en edad de trabajar por cada jubilado, un hecho que afectará directamente a la situación económica del país.

Como resultado, en ese año España será el país más envejecido de toda Europa y quedará en el segundo puesto mundial, solo por detrás de Japón. 

El envejecimiento de la economía tiene especial incidencia en el futuro del sistema de pensiones, en el ámbito sanitario y en los servicios. En la actualidad, el 19% de la población tiene 65 años o más, una cifra que se duplicará en el año 2052, hasta el 35%. Una situación que hará que en España haya 2 niños y 1,5 trabajadores por cada anciano.

Esta tendencia se empieza a ver en la actualidad de España. El gasto en pensiones superó en junio los 9.000 millones de euros por primera vez en la serie histórica, hasta los 9.009,8 millones, lo que representa un aumento del 3% con respecto al mismo mes de 2017.

Además, el 2017 también fue un año récord en lo que a las defunciones se refiere, convirtiéndose en el tercer año consecutivo en el que las muertes superaron a los nacimientos. En concreto, la tasa de natalidad fue la más baja desde 1996, un total de 391.930 frente a las 423.643 defunciones.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es