Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Entrevista a Cugat Bonfill, responsable del Área de Análisis Estratégico de Datos de Loop

"La tecnología debe ponerse al servicio de los objetivos de negocio"

05 de Octubre de 2018
Cugat Bonfill, responsable del Área de Análisis Estratégico de Datos de Loop

Cugat Bonfill, responsable del Área de Análisis Estratégico de Datos de Loop

Cugat Bonfill es el responsable del Área de Análisis Estratégico de Datos de Loop, una consultora de estrategia experta en modelos de negocio, desarrollo de producto y aceleración corporativa. En esta entrevista con El Empresario, Bonfill analiza la importancia de los datos en la economía actual.

El Big Data está en boca de todos y ya es una realidad, pero ¿están realmente adaptadas las empresas españolas a esta innovación o todavía queda camino por recorrer?
Probablemente el Big Data y la analítica sean dos de los campos en los que nunca podremos llegar a decir que estamos totalmente adaptados y con un control total. El propio ADN de esta ciencia lleva a que se trate más de una carrera continua y de fondo que de una distancia reducida y acotada en el tiempo.

De hecho, dentro de las 5 V’s que definen las dimensiones del Big Data (velocidad, variedad, volumen, veracidad y valor) hay diferentes ritmos de aceptación y adaptación. Todo lo ligado con lo meramente ‘tecnológico’, como la creación, gestión y administración de información (velocidad, volumen y variedad) se trata del aspecto más tangible, cercano al concepto de ‘consumible’, de ‘moneda de cambio’ y es el que más fácilmente puede adaptarse. Se trata de un tema de capacidad tecnológica.

Sin embargo, la mayor dificultad está en las otras dos V’s: la veracidad por un lado, con la que se pone en relieve que la calidad es tan o más importante; y especialmente, donde más dificultades existen y por tanto más pausado es el ritmo, es en el VALOR. En entender que el dato per se no significa nada, sino que es la transformación en conocimiento y acción lo que genera valor. Y esto viene de tener claro el objetivo, la razón de ser y el propósito de iniciar esta carrera. La clave no es el Big Data, sino crear think data y añadirle un punto de arte a esta ciencia, como si de una receta se tratase.
 
"El dato per se no significa nada, sino que es la transformación en conocimiento y acción lo que genera valor"

Según el sector en el que una compañía desarrolle su actividad, utilizar el Big Data es más o menos sencillo, ¿cuáles son los sectores más avanzados en este ámbito y cuáles necesitan mejorar?
Ligado con lo comentado anteriormente, sectores donde la tecnología ha sido un elemento clave en su desarrollo (como la banca, las telcos, etc.) seguramente están avanzados en muchas de sus dimensiones. Por otro lado, el sector del retail, en su sentido más amplio, y el de la industria también están creciendo en este campo de la mano de la digitalización.

De todas formas, más allá de los avances que permite la palanca tecnológica, es en la parte ‘soft’ (cómo leer, interpretar, extraer conclusiones, contrastar y validar hipótesis para tomar decisiones) donde queda camino por recorrer. Tener método y pensar en el objetivo final antes que en el proceso (datos) es la forma de generar valor de la información. Por tanto, la tecnología debe ponerse al servicio de los objetivos de negocio.

¿Qué ventajas competitivas aporta la analítica de datos a las empresas?
La analítica, como herramienta, debe ayudar a las empresas a maximizar las probabilidades de éxito de cualquiera de sus decisiones. Se trata de tener un contraste continuo y recurrente de hipótesis, anticipar tendencias y prever efectos, de forma que continuamente tengamos en mente una medida de coste de oportunidad. De nuevo, hay que tener clara la finalidad para poder contextualizar la lectura de millones de datos que a día de hoy la tecnología permite.

Cada vez más usuarios son recelosos de dar sus datos personales, y se ha visto con la entrada en vigor de la Ley de Protección de Datos. ¿Son los datos el oro del siglo XXI?
Claramente es uno de los activos valiosos del siglo XXI. No sé si es “el oro”, como muchas veces se dice, pero creo que esa posición está más en el conocimiento que se extrae de los datos y no tanto en los datos en sí mismos.
 
"Los datos son uno de los activos valiosos del siglo XXI"

Su empresa busca hacer únicas a las compañías y a los clientes. En un mercado tan competitivo donde muchas empresas combaten por una misma demanda, ¿cómo se consigue que una compañía sea única?
Teniendo una propuesta de valor única, incopiable y superior a la competencia. Conseguir tener un activo, el que sea, alineado a una filosofía propia y que sea imbatible en cualquier contexto es lo que convierte en única a una compañía. Entender en qué punto confluyen las tendencias sociales, económicas y tecnológicas y explotar la oportunidad resultante.

Y adicionalmente, siendo inconformista y retándose de forma continua, ya que a día de hoy esas oportunidades y posiciones de valor ya no son ni estáticas ni estancas. La recurrencia en el hábito de avanzar es otra de las claves para crear esa unicidad.

Loop se define como una consultora de estrategia experta, entre otros sectores, en gran consumo, un sector que está en proceso de modernización, ¿cuál es el siguiente paso en experiencia para el cliente en el gran consumo?
El sector de gran consumo no ha sido particularmente innovador en los últimos años. Solo hace falta contar el número de novedades reales, de productos realmente diferentes que aparecen cada año. Son mínimas; y eso que no deja de tratarse de un mercado de suma 0. Es decir, si no hay más gente, no hay más demanda, con lo que innovar debería estar entre las prioridades de cualquier empresa para crecer.

Parte de esta modernización que vemos no deja de responder a hacer más eficientes los procesos (no a aportar valor) para llegar a un consumidor que tiene más opciones, que es más diverso y que concibe las ‘fronteras’ entre productos de forma muy difuminada.

En este contexto, entender la dicotomía entre las compras recurrentes (las programables, previsibles y automatizables) y ver qué significa valor en ellas respecto a las compras que representen una implicación mayor (por tanto, otro valor y otra aproximación) será uno de los aspectos críticos para conseguir generar un nuevo vínculo con el consumidor y ofrecer una propuesta de valor adecuada a esas dos experiencias.
 
"Innovar debería estar entre las prioridades de cualquier empresa para crecer"

¿Llegará el día en el que hacer una compra tan sencilla como una barra de pan será completamente distinta a la que ahora conocemos?
Sería muy arrogante asegurar cómo será la compra en el futuro de una barra de pan, aunque solo hace falta comparar cómo compramos hoy respecto a cómo compraban nuestros abuelos para entender que sí cambiará.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es