Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Radiografía de la Pyme 2018

10 pautas para la digitalización de la pyme española

27 de Septiembre de 2018
El equipo de liderazgo debe crear una cultura de innovación que asegure ganancias rápidas en los seis primeros meses y que acrediten el aprovechamiento del potencial digital.

El equipo de liderazgo debe crear una cultura de innovación que asegure ganancias rápidas en los seis primeros meses y que acrediten el aprovechamiento del potencial digital.

Para las pequeñas y medianas empresas la digitalización de las compañías no es una prioridad, ya que un 97% de las pymes considera no considera importante la digitalización, según el informe “Radiografía de la Pyme 2018” elaborado por Sage Spain.

Pero lo cierto es que la importancia de lo digital en las empresas es una realidad, por ello desde Sage han elaborado diez recomendaciones para la digitalización de la empresa española y, Luis Pardo, CEO y Consejero Delegado de Sage Iberia ha pedido “un mayor compromiso y apoyo institucional y administrativo para facilitar la digitalización de las pymes” ya que estas representan el 99,87% del tejido empresarial español.

1.Crear una cultura de innovación
La innovación es una consecuencia natural de la transformación digital, cuyo objetivo no es sólo implementar tecnología, si no construir organizaciones innovadoras capaces de romper las reglas.

El equipo de liderazgo debe crear una cultura de innovación que asegure ganancias rápidas en los seis primeros meses y que acrediten el aprovechamiento del potencial digital.

Además, hay que premiar la innovación en los empleados. Para ello, la innovación debe responder a un proceso estructurado y continuado y fomentarse en un ambiente de confianza en el que la creatividad y las ideas fluyan, se escuchen activamente y se lleven a la práctica.

2.Impulsa una visión digital
En España, sólo el 5% de la alta dirección opina que la cultura de su organización es digital y, en el caso de los empleados, un 0%, según un estudio elaborado por Capgemeni en 2017.

Por ello hay que desarrollar una visión digital en la empresa, ya que esto significa construir un entorno de colaboración, de innovación y experimentación, tener una cultura abierta, contar con trabajadores con habilidades y mentalidad digital, usar los datos para fundamentar las decisiones, estar orientado al cliente, ser sostenible o tener proyectos de RSC y ser una empresa ágil y flexible.
 
3. Liderazgo digital
Es imprescindible que al menos un 20% del comité de dirección de la empresa tenga experiencia en negocio digital para poder alcanzar el exigido cambio de mentalidad corporativo.

Con el ejercicio de un liderazgo digital que entienda las exigencias del nuevo entorno empresarial y qué significa ser y pensar en digital el proceso de cambio se logrará con éxito.

El equipo de dirección debe comunicar el cambio con transparencia, infundiendo confianza y seguridad en los equipos de que la digitalización se traduce en crecimiento corporativo y profesional individual.

4. Estrategia y plan
Aunque la transformación digital no puede dejarse a la improvisación, sólo un 14% de los autónomos y micropymes y un 19% de las pymes dispone de un plan estratégico de digitalización.

Un proceso de transformación digital empresarial es una inversión a medio y largo plazo que debe responder a un plan estratégico con un presupuesto asignado y alineado con los objetivos corporativos.
 
5. Sitúa al cliente en el corazón de la transformación digital
La economía digital convierte a las empresas en el centro de las compañías, ya que el cliente tiene voz de lo que pasa dentro de la empresa. Así, un 19% de las empresas sostienen que cada vez atienden mejor a sus clientes pero no consideran la digitalización para realizar esta mejora

Sin embargo, un 56% de las pymes afirman que su relación ha mejorado mucho al ofrecer una atención más eficaz (23%) y cubrir mejor sus necesidades (19%) por la personalización y la omnicanalidad que otorga la tecnología.

De hecho, el impacto de la digitalización de los clientes es muy positivo: las corporaciones españolas que apuestan por transformar su negocio registran un incremento en sus ventas del 39% y un 80% ha mejorado su competitividad en el mercado, según un estudio de CA Technologies.

6. Invierte en formación
La experiencia y el conocimiento que tienen los trabajadores es esencial para el correcto funcionamiento de la empresa. Sin embargo, el 69% de estos no disponen de las habilidades digitales necesarias para llevar a cabo los cambios que requiere la digitalización. Así, la formación de los empleados es considerada el segundo freno a la digitalización de las pymes.

Por ello, la inversión en formación debe hacerse a todos los niveles jerárquicos y ésta debe estar adecuada a sus responsabilidades y desempeño laboral. La formación digital del empleado tiene un impacto positivo de entre un 10% y un 20% en el rendimiento laboral en términos de productividad, según Gartner. Y, además, el 80% de los trabajadores afirma que las herramientas digitales facilitan su trabajo.
 
7. Contrata talento digital y crea equipos multidisciplinares
El 79% de las pymes va a necesitar ayuda externa para la puesta en marcha de la digitalización del negocio. Por ello, un paso estratégico y necesario es contratar talento digital para abordar el proceso con garantías de éxito. Las organizaciones tienen que  identificar sus necesidades de negocio, (e-commerce, marketing digital, big data, etc) para identificar cuál es el perfil idóneo para cumplir con las expectativas de crecimiento.
 
8. Da más poder a tus colaboradores
Una mayor productividad del trabajador se traduce, en un incremento de la rentabilidad de la empresa, en un aumento de la eficiencia en los procesos y en la gestión.

La digitalización debe implicar a todas las personas que componen una organización. El aprendizaje e interiorización de competencias digitales y la automatización de procesos permite reducir en un 16% el tiempo destinado a tareas repetitivas e invertirlo en labores con alto valor añadido.
 
9. Cuida los datos y cumple con RGPD
Los datos son el activo más valioso de las empresas, pero hay que saber almacenarlos, gestionarlos y protegerlos. En 2016, el 70% de los ciberataques detectados fueron dirigidos contra pequeñas y medianas empresas, según datos de INCIBE.

Los costes de un ciberataque son muy altos en términos económicos y de reputación corporativa y las herramientas preventivas muy asequibles. Los antivirus tradicionales son necesarios, pero no suficientes, hay que complementarlos con una concienciación corporativa de la importancia de la ciberseguridad y establecer protocolos internos de seguridad.
 
10. Analiza y usa el dato
El big data es el concepto más representativo de la sociedad de la información. Las compañías almacenan, procesan e intercambian datos, pero sólo el 4,7% hacen uso del big data, según el informe ‘Sociedad digital en España 2017’ elaborado por Fundación Telefónica.

Así, el reducido porcentaje supone un reto operacional para las pymes. El 66% de las empresas que introduce el análisis de daros en su estrategia digital experimenta un beneficio de un 15%, como mínimo,  de sus beneficios, según un informe de Forbes Insights y EY.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es