Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Autónomos e impuestos

Todo lo que debes saber sobre la tarifa plana de autónomos 2018

20 de Julio de 2018
  • D.M.
Veinte medidas que mejorarán las condiciones de más de tres millones de autónomos

La tarifa plana de autónomos supone una rebaja en la cuantía a pagar por la cotización de un trabajador por cuenta propia.

La publicación de la norma en el BOE de la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, fijó el cómputo total de cambios en la normativa que regula la cotización y seguros sociales de los trabajadores inscritos al RETA. De entre las mejoras acometidas, la tarifa plana de autónomos es una de las destacadas. El blog empresarial, Gestron explica con detalle todas las características de esta nueva tarifa.

¿Qué es la tarifa plana de autónomos?
La tarifa plana de autónomos es una bonificación disponible para autónomos de nuevo alta o aquellos que no han estado registrados en el RETA en los últimos 2 años, 3 si se ha solicitado esta bonificación con anterioridad. Supone una rebaja en la cuantía a pagar por la cotización de un trabajador por cuenta propia.

La bonificación de la tarifa plana 50 euros, ya era de por sí una de las más solicitadas por los autónomos a la hora de tramitar el alta como trabajador por cuenta propia en la Seguridad Social. Y es que, tal y como están las cosas no es para menos, teniendo en cuenta la importante reducción que supone en la cuota mensual.

¿Cuándo entró en vigor?
La tarifa plana ampliada a 12 meses no entró en vigor hasta enero de 2018 y al igual que otras medidas su práctica y alcance dependerán de la partida económica asignada.

En este sentido, hasta enero de 2018, la cuota a pagar por cotizar como autónomo se mantiene en 50 euros, siempre que escojas la base mínima, durante los primeros 6 meses de actividad por cuenta propia. Tras la entrada en vigor de la ampliación de la tarifa plana de 6 a 12 meses en su primera etapa de bonificación, los autónomos que cumplan los requisitos, podrán disfrutar de cotizaciones ‘rebajadas’ durante un año, en el que sólo pagarán 50 euros al mes.

Requisitos y condiciones 
Entre los requerimientos que hay que cumplir para poder acceder a esta ayuda están las siguientes:
 
  • No haber estado dado de alta como autónomo: se supone que también es aplicable para autónomos que llevan más de 5 años sin estar dados de alta, aunque esta condición a veces no se cumple y depende más bien de la Seguridad Social que admitan tu solicitud o no. A partir de enero de 2018, sólo tendrás que haber estado 2 años de baja en el RETA desde la última fecha de actividad por cuenta propia, 3 años si ya solicitaste la bonificación.
  • No administrar una sociedad: los autónomos societarios pagan una cuantía superior (344.71 €) y no pueden acogerse a esta medida.
  • No ser autónomo colaborador o pluriactivo: los colaboradores (familiares) y pluriactivos (autónomos y trabajadores por cuenta ajena) tienen sus propias bonificaciones y no se pueden acumular con la tarifa plana.
  • No tener ninguna deuda pendiente con la Seguridad Social o Hacienda.

¿Cómo es ahora la tarifa plana con la Nueva Ley de Autónomos?
El panorama con la actualización de la norma queda de la siguiente manera:
 
  • Primer tramo. Durante 12 meses se aplica una reducción del 80% en la cuota. La Ley de Fomento del Trabajo Autónomo redondeó la cantidad resultante en el descuento hasta los 50 euros.
  • Segundo tramo. En los seis meses siguientes de actividad, del mes 13º al 18º se aplica el 50% de reducción durante un semestre sobre las bases de cotización y tipos vigentes.
  • Tercer tramo. En los últimos 6 meses de vigencia, desde el mes 19º al 24º en los que se aplica un 30% de reducción en la cuota.
La letra pequeña de la tarifa plana autónomos
Hasta este año, cuando se solicitaba ser beneficiario de la tarifa plana, si se decidía cursar la baja durante unos meses y luego retomar la actividad, podías seguir disfrutando de los descuentos en la cuota siempre que el tiempo de aplicación de la bonificación no hubiera pasado del todo. 

Si te dabas de alta disfrutando de la tarifa plana, desarrollabas actividad durante un par de meses y luego cursabas tu baja como autónomo; si posteriormente decidías volver a darte de alta por segunda vez, dentro del periodo de vigencia de la bonificación, podías seguir disfrutando de la misma. Es decir, los meses que seguías de baja se descontaban del tiempo que te hubiera quedado por beneficiarte de la bonificación.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es