Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Sociedad Digital

Cuatro efectos claves de las tecnologías digitales sobre la actividad económica

13 de Junio de 2018
La confluencia de diversos factores está propiciando el nacimiento de un nuevo ecosistema de pagos.

Las tecnologías digitales aumentan la disponibilidad de la información en todos los niveles y etapas de los procesos económicos.

El potencial transformador de las nuevas tecnologías digitales sobre la actividad económica se manifiesta a través de cuatro aspectos significativos: la flexibilización de la producción, la mayor disponibilidad de información, los costes marginales cero y los efectos de red, según un informe publicado por Eurofound (Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo).

Estos efectos claves se destacan en el reciente informe, en el que se analizan las implicaciones para el trabajo y el empleo de la automatización, la digitalización y las plataformas digitales.

Hasta ahora, las máquinas aplicadas a cualquier proceso productivo eran relativamente rígidas. Solo podían hacer aquello para lo que fueron diseñadas y tenían una funcionalidad física para ayudar a la fuerza de trabajo humana en los procesos de producción. Sin embargo, los procesos de producción digitales están programados, no responden a mecanismos fijos y están controlados por algoritmos que pueden ser modificados a conveniencia.

Por ejemplo, un robot industrial puede ser programado para realizar diferentes tipos de operaciones. Esta capacidad hace que los procesos de producción sean mucho más flexibles, de modo que la revolución digital puede llevar al extremo la automatización del trabajo, haciendo redundante la participación humana.

Las tecnologías digitales aumentan la disponibilidad de la información en todos los niveles y etapas de los procesos económicos, reduciendo los costes de transacción, facilitando estructuras organizativas más complejas, expandiendo oportunidades de mercado y haciendo que la ubicación sea un elemento irrelevante.

La creciente accesibilidad de la información asociada a las tecnologías digitales ha llevado a un creciente aumento de la subcontratación de funciones a otras empresas, incluso más allá de sus fronteras, propiciando la expansión de los mercados y contribuyendo a la globalización.

Las cadenas de valor globales de las multinacionales no serían posibles sin las capacidades de información y comunicación que ofrecen las nuevas tecnologías disruptivas. Además, las plataformas digitales están desafiando las formas existentes de trabajo y las regulaciones de los mercados.

Los productos digitales son cadenas de bits con valor económico. El uso generalizado de tecnologías digitales en la producción tiende a hacer que los bienes digitales sean más importantes para la economía con bajos o nulos costes marginales. El coste marginal es el incremento en costes totales asociado a la producción de una unidad adicional de un bien o servicio.

Los bienes digitales tienden a tener costes marginales cero porque se pueden reproducir infinitamente. Una pieza de música digital no pierde valor cuando alguien la reproduce y puede copiarse o compartirse infinitas veces, pero un automóvil pierde su valor con su uso.

Muchos productos o servicios digitales dependen de alcanzar una masa crítica de consumidores para poder ser rentables, es decir crear una red de usuarios suficiente. Ejemplos de ello son las redes de telefonía móvil, las redes sociales, los sistemas y herramientas de software o las aplicaciones digitales industriales.

Los efectos de red facilitan incrementos en los retornos de las actividades económicas, siendo estos mucho más fuertes que en el caso de la economía tradicional, en la que los costes tienden a disminuir si aumenta la producción.

Estos cuatro efectos pueden observarse de forma más evidente en aquellos sectores e industrias en los que la transformación digital está más avanzada. Conforme las tecnologías digitales se expandan al resto de la producción y los procesos de trabajo se digitalicen aún más, tales efectos se irán extendiendo en la industria manufacturera, el comercio y los servicios, transformando gradualmente los procesos económicos.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es