Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Entrevista a Joaquín Abril-Martorell, responsable de la Transformación Digital de CEPSA

“En España contamos con varias de las mejores empresas del mundo en ciberseguridad”

29 de Mayo de 2018
Joaquín Abril –Martorell, director de marketing de Cepsa.

Joaquín Abril-Martorell, director de Transformación Digital de Cepsa, empresa socia del Club Excelencia en Gestión.

Joaquín Abril –Martorell es Ingeniero de Minas y PDG del IESE. En los últimos años, ha desempeñado distintos puestos de responsabilidad en Cepsa: Responsable de Gestión de servicios, Responsable de Planificación e Innovación en el área de sistemas de Información, Director de ventas en la Red de Estaciones de Servicio y Director de Marketing. Apasionado de las tecnologías para la creación de valor en las empresas, es desde noviembre de 2017, el responsable de la Transformación Digital de la Compañía.

Anteriormente, trabajó en empresas de Ingeniería de Control y empresas del sector Químico internacional (ICI) como responsable de Control & Automatización y Sistemas de Información.

¿Son conscientes las empresas españolas de la importancia de la digitalización? ¿Lo ven más como una obligación o como un reto?
Todas las empresas son plenamente conscientes de la importancia que tiene la digitalización y lo están afrontando como un reto, pero también como una obligación.

La transformación digital es un gran reto por su complejidad; es una forma distinta de entender los procesos, los negocios, la tecnología y las personas para ser excelentes y crear ventajas competitivas. Así mismo, es una obligación porque es la única vía hacia el futuro.

¿Qué es lo primero que debe hacer una compañía para comenzar su proceso de transformación digital?
En primer lugar, debe realizar un plan estratégico de transformación digital como parte de su plan estratégico de compañía.
El plan estratégico debe incluir la visión, el valor, una planificación de iniciativas de transformación, la organización para poder acometer el proceso así como la gestión del cambio y la capacitación digital necesaria para toda la compañía.

¿Qué medidas está llevando a cabo su empresa en esta materia?
En Cepsa, dentro de nuestro plan estratégico a 2030, hemos incluido el plan de transformación digital necesario para impulsarlo. Actualmente, estamos en fase de desarrollo de las iniciativas. Hemos dividido los retos de la transformación digital en 13 líneas de trabajo que vamos trabajando secuencialmente. La primera de ellas está relacionada con la optimización en nuestras plantas químicas y refinerías.
 
“En España contamos con varias de las mejores empresas del mundo en ciberseguridad”


¿Existe una brecha de talento digital? En caso afirmativo, ¿cuál es la clave para solucionar la falta de empleo cualificado?
En España hay mucho talento digital, pero hay que desarrollarlo, aún no estamos muy acostumbrados a reclutar perfiles como ingenieros de datos o expertos en analítica avanzada.

Personalmente, creo que existe gente muy preparada, pero no les estamos dando las oportunidades que necesitan para desarrollarse. Ha llegado el momento de apostar por estos perfiles y evitar que salgan fuera a desarrollare.

¿Es cierto o es un mito que son las pymes las más retrasadas en la digitalización? ¿Qué se puede hacer para impulsar este proceso en la pequeña y mediana empresa?

El tejido empresarial español está basado en pymes. Hay ciertos componentes de la digitalización en las que las pymes están claramente por encima de las grandes empresas.

Por ejemplo, una pyme tiene la flexibilidad de incorporar la mejor tecnología a un precio mínimo sin tener que integrarlo con sus sistemas, permitiéndoles una gran agilidad. En las grandes empresas, este proceso es más complejo y es una de las barreras que hay que eliminar para la transformación real.

Para superar el salto de la digitalización y ponerse a la altura de las grandes empresas las pymes deberían crear ecosistemas donde puedan compartir recursos, tecnología y crear plataformas que les permitan ser todavía más eficientes.

La inversión en I+D sigue perdiendo peso en España y se sitúa muy por debajo de países como Reino Unido o Alemania, ¿cuál es la solución a esta situación?
La inversión en I+D+i es imprescindible para que un país sea competitivo. Es importante que las empresas tengan sus propios planes de I+D+i, que designen un porcentaje relevante de su inversión anual a ello. Es la única forma para seguir siendo competitivos.

En Cepsa, la mejora continua es uno de nuestros valores y está muy presente en nuestra área de Investigación y Desarrollo. Buscamos constantemente nuevas oportunidades de negocio, mejorar la eficiencia de nuestros procesos y desarrollar nuevos productos y servicios cada vez más avanzados.

¿Está España a la cola de Europa en la transformación digital? ¿En qué países deberíamos inspirarnos?
Considero que la expansión de la transformación digital es más sectorial que geográfica. Hay sectores en los que la transformación digital ya se instauró hace tiempo, como en las telecomunicaciones, los medios de comunicación o la banca.

También es cierto que hay algunos elementos culturales en nuestro país que pueden llegar a limitar o frenar el impulso de lo digital, y que deberían trabajarse desde la educación. Por otro lado, creo que la universidad tiene un papel clave en la transformación digital de un país.

Las empresas y la administración deben impulsar la transformación como palanca clave de futuro. En definitiva, todos los agentes son relevantes para el impulso de transformación digital en un país y debemos fijarnos en aquellos que han conseguido esta alineación.

¿Cree que la Administración pública está ayudando al proceso de digitalización o debería poner más de su parte?
La Administración Pública hizo un gran esfuerzo de transformación digital con la renovación tecnológica de todas las infraestructuras que dan servicio al ciudadano. España es un referente en la e-Administración o Administración electrónica.

Pero creo que también debe fomentarse la creación de una estructura digital de país, además de promover que las empresas se puedan sumar a esta transformación.

¿Cuáles son las claves de la cuarta revolución industrial? ¿Qué debe hacer una empresa para adaptarse a la Industria 4.0?
La industria 3.0 se basaba en el uso de la electrónica e informática para promover la producción automatizada. La revolución que supone la industria 4.0 implica la creación de una fábrica inteligente que controla en tiempo real los flujos de materiales, productos e información.

La clave de esta revolución 4.0 está en hacer un uso adecuado de los datos para aumentar la eficiencia de los procesos fabriles. La explotación de datos mediante inteligencia artificial exige infraestructuras nuevas de comunicaciones, de sensores, de nube…

Hasta hace poco, esto era imposible. La instrumentación requería de una gran inversión y no podíamos gestionar millones de datos de manera sencilla. Actualmente se puede explotar esta información de una forma relativamente fácil.
“Las empresas y la administración deben impulsar la transformación como palanca clave de futuro”

¿Se puede decir que una empresa ha terminado su transformación digital o, debido a los continuos cambios, una compañía debe siempre seguir actualizándose?
Cualquier compañía que quiera seguir existiendo tiene que transformarse de manera constante.

Hace años la transformación exigía cambios a una velocidad determinada y la adaptación se podía realizar en olas, cada cuatro o cinco años.

Actualmente la velocidad del cambio es tan rápida que la evolución tiene que ser continua, permanente y, además, instantánea.

¿Hasta qué punto es importante que los empleados también se involucren en el proceso de digitalización?
La transformación digital es una cuestión de personas, no de tecnología. Es necesario que nuestros directivos lideren la transformación y que nuestros profesionales la reciban en primer término y participen en ella. Si los empleados no participan, no hay transformación.

La tecnología posibilita hacer cosas que antes no se podían hacer, pero lo relevante es cómo las personas adoptan esas tecnologías y cambian la forma de abordar los problemas.

En esta línea sobre la importancia de la digitalización nos encontramos con una amenaza: los ciberataques. ¿Tienen las empresas españolas profesionales que se encarguen de estos problemas?
Las empresas españolas tienen cada vez más interiorizado que deben potenciar su ciberseguridad. Para ello, nos estamos dotando de profesionales en esta materia y recurrimos a empresas especializadas para protegernos de posibles ciberataques, ya que tanto las amenazas como la seguridad de la información evolucionan constantemente. Además, en España contamos con varias de las mejores empresas del mundo en esta materia.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es