Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Nueve más que en 2016

Quince países de la UE crecerán más que España este año

04 de Mayo de 2018
España se encuentra entre los seis únicos países cuyo PIB aumentará en menor medida que en 2016.

España se encuentra entre los seis únicos países cuyo PIB aumentará en menor medida que en 2016.

La economía española crecerá un 2,4% a lo largo de este año, según los datos publicados por la Comisión Europea. Esta cifra es 0,8 décimas más baja que la que registraba el país hace dos años. De esta manera, mientras que en 2016 España fue el séptimo país que más aumentó su PIB, en la actualidad desciende hasta el 16º puesto.

En el periodo de estos dos años, la gran mayoría de los países de la UE han visto aumentado su crecimiento. De hecho, España se encuentra entre los seis únicos países cuyo PIB aumentará en menor medida que en 2016. Así, 22 de los 28 países de la UE crecerán más este año que hace dos, a excepción de España, Luxemburgo, Croacia, Rumanía, Suecia y Reino Unido. 
 
 


Los territorios que superan a España en previsión de crecimiento para este año son, en su mayoría, de reciente adhesión a la Unión Europea, como es el caso de Estonia, Chipre, Lituania, Eslovenia o Eslovaquia. Aunque también existen otros países más cercanos a España que le superarán en crecimiento económico, como Irlanda, Países Bajos o Luxemburgo. 

A pesar de que España ha estado en los últimos años a la cabeza de Europa en crecimiento, en los próximos no se encontrará entre las economías con mayores incrementos. Esto se debe a que "España partió de una base más baja y saltó con más fuerza y más impulso porque había un mayor endeudamiento", explica Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas. 

Además, según el economista, el modelo de la economía española es una de las razones por las que se ha encontrado a la cabeza del crecimiento europeo: "Dependemos mucho de los servicios, del petróleo, de la demanda interna, de la energía y del comercio exterior y esto se traduce a depende del consumo interno y del empleo". "Todo depende del empleo, si éste sube el crecimiento también lo hará", remacha Pedraza. Todo esto en un contexto en el que se han creado dos millones de empleos desde el año 2013. 

Para mejorar esta situación de dependencia económica, el presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas señala que "es necesario realizar más reformas, reestructurar la economía para no ser tan dependiente del sector servicios y tener un gobierno fuerte que pueda llevar a cabo reformas o aprobar leyes como los Presupuestos Generales del Estado". Además, ha alertado sobre la situación del turismo, del que la economía española es especialmente dependiente, y que los economistas prevén que vivirá una desaceleración a corto plazo. 

Tras la salida de la crisis, el aumento del PIB español vivió un crecimiento exponencial en los años 2015, 2016 y 2017, cuando se incrementó por encima del 3%. Sin embargo, la Comisión Europea espera que para este año y el próximo la economía española crezca en el entorno del 2%
 
 


"Se trata de una normalización del crecimiento de la economía española porque el ciclo actual es más maduro y tiene unas tasas de crecimiento más alineadas con el potencial de crecimiento del país", explica Diana Posada, consultora de Análisis Económico y de Mercados de Afi.

Para obtener un mayor crecimiento potencial, Posada destaca la necesidad de aumentar la productividad del país, "que se encuentra en un nivel muy bajo". Para ello, aboga por aumentar la inversión pública y privada, el gasto en I+D+i y en las políticas educativas, "con el fin de converger hacia la situación en la que se encuentran las economías más avanzadas de Europa". 

La economía europea mantiene el tirón del crecimiento aunque más lento
Los indicadores a corto plazo sugieren que el ritmo de crecimiento se ha enfriado un poco a principios de 2018 que, según la Comisión Europea, se debe a varios factores. Así, "la economía europea tiene espacio para seguir creciendo por encima de las tasas potenciales durante algún tiempo, con el desempleo cayendo aún más y la inflación aumentando solo muy gradualmente", explica Bruselas. De hecho, estiman que el crecimiento europeo se situará en el 2,3% este año y en el 2% en 2019. 

Por lo tanto, se espera que el crecimiento del PIB de la UE se mantenga fuerte y que los estímulos monetarios se retiren gradualmente y el crecimiento del comercio mundial se alivie tras los hechos ocurridos en los últimos meses entre EEUU y China. Sin embargo, la oferta de mano de obra y las limitaciones de la capacidad de producción serán algunos de los riesgos que amenazarán a los estados miembros.

El impulso en la economía mundial sigue siendo fuerte. Por ello, se espera que la recuperación cíclica continúe junto al fuerte crecimiento de la inversión, una producción manufacturera optimista y la mejora continua en el comercio mundial. Se prevé que el crecimiento mundial (excluida la UE) aumente desde el 3,9% en 2017 al 4,2% en 2018 y 2019, algo más alto de lo esperado durante las previsiones de invierno.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es