Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Mercado laboral

El 34% de los empleos en España podría ser automatizado antes del 2030

24 de Abril de 2018
Más de uno de cada tres empleos en España podrían verse automatizados con la llegada de la robótica. 

Más de uno de cada tres empleos en España podrían verse automatizados con la llegada de la robótica. 

En España, el 34% de los puestos de trabajo podría ser automatizado hasta el año 2030. Un porcentaje que se encuentra por debajo del de países como Italia (39%), Estados Unidos (38%), Francia (37%) y Alemania (37%), según un estudio publicado por PwC.

Es decir, más de uno de cada tres empleos en España podrían verse automatizados con la llegada de la robótica. La proporción estimada de empleos existentes que podrían automatizarse potencialmente para el 2030 varía en los distintos países, desde solo un 22% en Finlandia y Corea del Sur hasta un 44% en Eslovaquia, el doble. De hecho, los países con comportamientos similares tanto en el mercado laboral como en sus estructuras económicas tienen niveles similares de automatización potencial. 
 
 

El riesgo potencial de automatización varía ampliamente entre los diversos sectores. Así, transporte y almacenamiento tienen la mayor proporción de empleos existentes que podrían automatizarse en la década de 2030, alrededor del 52% y el 45%, respectivamente. Sin embargo, sanidad y educación son los sectores con las tasas de automatización futura más bajas.

El estudio destaca que es probable que las industrias sigan diferentes caminos de automatización en el tiempo. Las industrias basadas en datos, tales como los servicios financieros y la gestión de la información, se verán más afectadas en el corto plazo. A más largo plazo, la llegada de los vehículos sin conductor y otros tipos de las máquinas autónomas tendrán un impacto en sectores como el transporte y la construcción. 

Además, es probable que existan industrias en las que una gran cantidad de trabajadores que se dedican a tareas relativamente rutinarias puedan verse automatizadas. En cambio, los sectores menos automatizables son aquellos que se dedican a actividades sociales y a tareas basadas en la alfabetización, y también tienen mayores requisitos educativos.

Por ocupación, las tasas de automatización potenciales también varían ampliamente. Los operadores de máquinas y los ensambladores tienen más de un 60% de riesgo de ser automatizados para la década de 2030, mientras que los profesionales, altos funcionarios y altos directivos solo tienen un 10% de riesgo. Estas variaciones se derivan de los diferentes tipos de tareas realizadas en diferentes ocupaciones y sus variados requisitos educativos. 

Un dato curioso del informe señala que, a corto plazo, los puestos de trabajo de las mujeres tienen mayor riesgo de automatización. Sin embargo, a largo plazo serán los empleos de los hombres los que se verán más afectados por el proceso de automatización. 

¿Qué factores hacen que sea más probable la automatización de un país?
Los países que tienen una mayor concentración de mano de obra en sectores industriales, en lugar de en servicios, tienden a tener mayores tasas de automatización potencial (en igualdad de condiciones). Por ejemplo, territorios con una mayor proporción de empleo en el sector manufacturero, como República Checa (29%) y Eslovenia (28%), se estima que tienen una mayor tasa potencial de automatización del trabajo.

Estos empleos se caracterizan por una mayor proporción de trabajo manual o de rutina que es típicamente más susceptible a la automatización. El impacto relativo de este proceso en los trabajos depende, en cambio, de un rango más amplio de determinantes, como el nivel de entrenamiento, educación y habilidades requeridas para esos empleos.

Por ejemplo, países con un mayor proporción de mano de obra empleada en trabajos con un alto nivel de requisitos educativos, como en Singapur (60%) y Rusia (57%), tienen menores tasas potenciales de automatización. 

Además, para los países europeos existen fuertes correlaciones negativas entre la participación potencial de trabajos existentes con alto riesgo de automatización y métricas de educación del país, como el gasto gubernamental en la educación y la proporción de alumnos por maestro en la escuela primaria. Esta relación no es tan fuerte para los países asiáticos que tienen un gasto educativo proporcionalmente menor y mayor porcentaje de alumnos por maestro que en Europa.

Sin embargo, estos países asiáticos alcanzan altos niveles educativos, especialmente para los temas STEM, por lo que la relación negativa subyacente entre la educación superior y la baja la capacidad de automatización también se mantiene. Además de la participación en el empleo y la automatización de los puestos de trabajo, otro factor que puede afectar a Asia es el nivel tecnológico actual y el grado en que la automatización del trabajo ya ha tenidolugar.

Esto sugiere que las fuerzas de trabajo en las áreas más avanzadas tecnológicamente, países como Japón, Corea del Sur y Singapur, que trabajan cada vez más junto con los robots, tienen ya ajustado en cierta medida a la automatización, por lo que puede tener un riesgo futuro menor. En cambio, pueden estar bien colocados para cosechar los beneficios de la automatización en términos de mayor productividad y salarios reales.

El estudio de PwC divide a los países en cuatro tipos según el riesgo de automatización del empleo: 

a) Economías industriales con inflexibles mercados de trabajo, que podrían ver las mayores tasas de automatización.

b) Economías dominadas por los servicios como Estados Unidos y Reino Unido, con una larga cola de trabajadores menos calificados y niveles intermedios de automatización potencial. En este grupo se situaría España. 

c) Países nórdicos con altas tasas de empleo y niveles de habilidad relativamente bajos de potencial automatización.

d) Naciones del este de Asia con altos niveles de avance tecnológico y educación, que podría ver altas tasas de automatización a corto plazo en algunos sectores, pero menores impactos a más largo plazo.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es