Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Sostenibilidad

Diez pasos para alcanzar la economía circular

25 de Abril de 2018
Respecto a la legislación de residuos, se espera la publicación del texto definitivo entre los meses de abril y mayo.

Solo después de que el pensamiento circular esté bien establecido, tiene sentido considerar el gran paso de la innovación del modelo de negocios, un área donde incluso muchos líderes circulares están luchando.

Los líderes corporativos valoran cada vez más el valor comercial y social de las estrategias basadas reutilizar y reciclar recursos, moviéndose hacia lo que se conoce como una "economía circular". Así lo plasma el documento realizado por The Boston Consulting Group, empresa multinacional de consultoría y estrategia en los negocios.

Los beneficios comerciales llegan desde muchos y diversos puntos de trabajo. Las innovaciones que fomentan la reutilización de recursos pueden, por ejemplo, hacer que las empresas sean menos dependientes de los escasos insumos, aumentar la eficiencia operativa, impulsar nuevas innovaciones y habilitar nuevas ofertas que atraigan clientes y profundicen las relaciones existentes.

Se estima que la transición a la economía circular podría desbloquear aproximadamente 3.6 billones de euros de crecimiento del PIB en todo el mundo para 2030. Los beneficios sociales también son numerosos, lo que facilita albergar, alimentar y vestir a los 8.500 millones de personas que se espera habitarán el planeta para 2030.

'The New Big Circle', es un informe que explica que la implementación circular involucra a varias partes interesadas en diferentes etapas y exige una colaboración sólida a lo largo del ciclo de valor. Si bien los desafíos difieren según la industria y la empresa, el documento enumeraba diez recomendaciones para implementar iniciativas circulares.

1. Interactuar con los grupos de interés externos
Las partes interesadas externas generalmente desempeñan un papel importante al llevar las iniciativas circulares a la cima de la agenda corporativa, por lo que tiene sentido ser proactivo. Los clientes a menudo tienen sus propios objetivos de sostenibilidad, y más del 50% de los encuestados dijeron que los clientes eran uno de los grupos externos más influyentes.

Otras partes interesadas externas influyentes incluyen agencias gubernamentales y reguladores, ONG y organizaciones comunitarias, e inversionistas, que están adoptando cada vez más la sostenibilidad.

2. Proporcionar soporte de alta dirección consistente y fuerte
Los encuestados citaron a la alta dirección como el actor interno más importante para impulsar iniciativas circulares. Sin el liderazgo de la alta dirección, la organización no desplegará los recursos financieros y humanos necesarios. El apoyo vocal y visible de los líderes también es vital para mantener el impulso y generar entusiasmo entre los miembros de la base.

Los líderes comprometidos entienden la relación potencial entre las iniciativas circulares, que pueden reducir los costos o desbloquear nuevas fuentes de beneficios, y la ventaja competitiva.

3. Explica el concepto y comunica la visión
La gerencia debe definir claramente los medios circulares para la compañía, tanto estratégica como operativamente. Esto fundamentará el concepto y facilitará que los gerentes se comuniquen con los empleados.

La explicación de la economía circular será única para cada empresa y ayudará a fomentar un entendimiento común en toda la organización. La gerencia también necesita explicar la estrategia y el razonamiento.

4. Identifique las ambiciones específicas y desarrolle un caso comercial
El 81% de las empresas con una estrategia circular también tienen un caso comercial claro subyacente. Debido a los costos más altos que a menudo se asocian con las actividades circulares, el caso comercial suele estar estrechamente relacionado con la adquisición de nuevos clientes, el fortalecimiento de las relaciones existentes con los clientes o la apertura de nuevos mercados.

5. Eduque a sus empleados
Particularmente en el primer año de cambio, el liderazgo debe reforzar consistentemente la importancia de la circularidad con los empleados; después de todo, ellos son quienes darán vida a la visión circular. Y las empresas necesitan respaldar la charla con capacitación.

Por ejemplo, aquellos en operaciones necesitan educación en desmaterialización y remanufactura, mientras que aquellos en diseño necesitan ser entrenados en diseño ecológico, reciclabilidad y prácticas que extiendan la vida útil del producto.

6. Involucrar y potenciar las unidades de negocios
Si bien los departamentos de sostenibilidad pueden iniciar e incubar proyectos de economía circular (46% lo hacen), el negocio principal es responsable de implementar y ampliar estas iniciativas. Casi la mitad de las empresas informaron que las unidades de negocio finalmente asumieron la responsabilidad del proyecto e impulsaron el cambio.

Para que este traspaso tenga éxito, la alta dirección debe garantizar que los departamentos de sostenibilidad involucren a las unidades de negocio desde el principio.

7. Comenzar con la innovación de procesos, seguida por la innovación del modelo de negocio y producto
Tiene sentido comenzar con el cambio menos disruptivo. Las innovaciones de procesos circulares suelen ser ganancias rápidas que ayudan a la organización a alinearse con la visión circular. Luego, con base en esa base de éxito temprano, es más fácil explorar nuevas oportunidades de productos.

Solo después de que el pensamiento circular esté bien establecido, tiene sentido considerar el gran paso de la innovación del modelo de negocios, un área donde incluso muchos líderes circulares están luchando.

8. Colaborar con socios externos
Se necesita una variedad de habilidades y nuevas formas de pensar para desarrollar productos y procesos circulares. Las empresas más exitosas no intentan desarrollar o adquirir todas estas habilidades internamente. En cambio, colaboran con una variedad de socios externos, desde proveedores hasta instituciones de investigación y ONG.

A veces, esta colaboración puede incluso abarcar industrias. Después de todo, los residuos de una industria pueden ser materia prima de otra industria.

9. Definir KPI en torno al caso comercial
La economía circular promete una mejor sostenibilidad, competitividad y rentabilidad. Pero, la única forma en que una empresa puede probar un caso de negocios es tener los KPI correctos para medir el progreso. Los informes periódicos, tanto internos como externos también son importantes para mantener la responsabilidad.

10. Promover el bien y hablar de ello
Cuando las iniciativas circulares se llevan a cabo correctamente, crean beneficios comerciales y sociales tangibles: entre ellos, procesos más eficientes, nuevos productos y servicios convincentes, crecimiento adyacente y mayor equidad de marca.

Los productos y servicios circulares en general no admiten una prima de precio sobre las ofertas tradicionales; Sin embargo, compartir información sobre iniciativas circulares puede atraer nuevos clientes, fortalecer las relaciones existentes y satisfacer a los inversores.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es