Buscador de la Hemeroteca
Secciones
inversión económica

La inversión extranjera directa en España cae un 7,2% en 2017

20 de Abril de 2018
Inversión

La mayor parte de las inversiones que recibe nuestro país proceden de economías de la OCDE y de la Unión Europea.

La inversión extranjera directa procedente del exterior (IED) es un elemento fundamental para el crecimiento de la economía española. Según datos oficiales del Registro de Inversiones, España es uno principales destinos de la IED: es el 14º paáis receptor a nivel mundial, con el 2,1% del "stock" global y el 6,5% del europeo; y el 13º inversor en el exterior.

Sin embargo, las cifras de inversión productiva bruta correspondientes a 2017 (23.758 millones de euros), reflejan una interrupción de la tendencia alcista iniciada en 2010, con un descenso del 7,2% respecto a 2016. También se detecta un fuerte aumento de las desinversiones vinculadas a operaciones concretas de ventas (47,2%).

Un informe de la consultora SIfdi analiza la evolución de la IED en España durante el pasado año, con datos que confirman un descenso de su volumen respecto al año anterior, en consonancia con la tendencia observada en otros países desarrollados, aunque los datos se corresponden con la importancia de nuestra economía en el contexto internacional.

En España hay establecidas más de 12.300 empresas de capital extranjero que en 2015 acaparaban cerca de 1.183.000 empleos, el 6,6% de la población ocupada.
 
La mayor parte de las inversiones que recibe nuestro país proceden de economías de la OCDE y de la Unión Europea. Luxemburgo (4.976 millones de euros), Alemania (3.222), Reino Unido (3.107), Estados Unidos (2.550), Francia (2.314), Países Bajos (1.997), Suiza (1.356), Canadá (744) y México (454) figuran entre los nueve primeros inversores extranjeros. Europa supone el 70% de toda la inversión recibida en España a lo largo de 2017.
 
Hay que destacar que países como Luxemburgo y Países Bajos desempeñan una función de "hub" para inversiones en tránsito hacia otros destinos, como puede ser el caso de las inversiones recibidas por España que tienen su origen en Estados Unidos.

Las ramas de actividad que concentran la mayor parte de la inversión directa extranjera son servicios, industria y construcción. En concreto, industria manufacturera, inmobiliario y financiero son los sectores que mayores niveles de inversión acumularon, con el 41% de todos los flujos de 2017.

Respecto a la distribución de la IED por comunidades autónomas receptoras, destaca en primer lugar la Comunidad de Madrid, que en 2017 recibió el 61,1% de los flujos procedentes del exterior.

Por otro lado, se constata una notable caída de la recepción de IED en Cataluña, que registra un descenso del 39,8%. Otras comunidades con resultados relevantes son País Vasco y Comunidad Valenciana, que respectivamente muestran subidas del 70,8% y del 582,4%.

Los flujos de inversión extranjera directa a nivel global en 2017 sufrieron una caída del 16% que se ha dejado sentir especialmente en las economías más avanzadas, sobre todo en las europeas. Las operaciones de fusión y adquisición de empresas se redujeron de forma notable, así como los proyectos de inversión "greenfield" (inversiones realizadas desde cero). Los riesgos geopolíticos y las incertidumbres políticas y regulatorias existentes dificultan las previsiones sobre la evolución de la IED para 2018.

Además, las cadenas globales de valor están configurando un nuevo panorama de la distribución global de la IED, con los aspectos fiscales como elementos cada vez más determinantes, y las ciudades están ocupando un creciente protagonismo como destino final de la IED.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es