Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Empresas

España crecería un 7,5% si el tamaño del tejido empresarial fuera equivalente al de Reino Unido

18 de Abril de 2018
En España, el 94,5% del tejido empresarial está formado por micropymes.

Estos resultados son consecuencia de la estructura del tejido empresarial en España, que es menor al de los principales países europeos.

El tamaño medio de la empresa en España es menor al de los principales países de la UE, una característica que resta competitividad al tejido empresarial español. De hecho, el PIB del país podría aumentar cerca de un 3,5% si la estructura empresarial fuera equivalente a la UE y un 7,5% si fuera como la de Reino Unido.

Estos datos se desprenden de un estudio realizado por el ministerio de Economía, Industria y Competitividad que destaca que el mayor tamaño empresarial mejora la productividad y el crecimiento potencial de la economía. 

Estos resultados son consecuencia de la estructura del tejido empresarial en España, que es menor al de los principales países europeos. Así, el tamaño medio de las compañías españolas es de 4,7 empleados, mientras que en Alemania es de 11,7, en Reino Unido de 11 y en Francia de 5,7.

La composición del tejido empresarial español está notablemente sesgada en favor de las microempresas, cuya importancia en términos cuantitativos es mayor a la que se observa en otras economías europeas. 

En este sentido, la aportación de las compañías más pequeñas a la generación de valor añadido de la economía española es del 25,7%, frente al 15,6% que tienen en Alemania. En su conjunto, las pymes en España generan entorno al 62% del valor añadido total frente al 54,1% que generan en el país germano. 

Esta situación también afecta al empleo en España, ya que las micropymes son las principales empleadoras de la economía española: ocupan a cuatro de cada 10 trabajadores y las pymes en su conjunto a tres de cada cuatro. 

Así, la reducida dimensión empresarial crea dificultades para acometer proyectos de internacionalización e igualmente revela una menor capacidad inversora, especialmente en ámbitos como la I+D+i. Es por esto por lo que el ministerio de Economía señala que la transformación del tejido empresarial podría disparar el crecimiento del país, en variables como productividad, acceso a la financiación, gobierno corporativo o cualificación de los equipos gestores. 

En efecto, varias instituciones internacionales han estudiado las consecuencias del reducido tamaño empresarial. El Fondo Monetario Internacional declara que“la baja productividad de la economía española está explicada en parte por el predominio de empresas pequeñas y poco productivas".

En este sentido, el organismo dirigido por Christine Lagarde señala que "las empresas pequeñas tienen mayor probabilidad de ser menos productivas porque tienen mayor dificultad para exportar e innovar, y para realizar economías de escala". El FMI realiza un análisis empírico de la productividad empresarial, utilizando datos a nivel de empresa para el período 2006-2013, y confirma que el tamaño corporativo "está fuerte y positivamente correlacionado con la productividad total de los factores a nivel de empresa”.

Como se puede observar en la siguiente tabla, la productividad por tamaño de compañía varía sustancialmente entre la pequeña y la gran empresa:



Por otro lado, también hay que tener en cuenta que las empresas de mayor tamaño son las que pagan un salario más elevado a sus empleados. De esta manera, es otra de las consecuencias del reducido tamaño del tejido empresarial en España. 

Las razones que explican el tamaño de las empresas españolas son múltiples y se relacionan con la propia estructura económica e incluso con motivos sociales y culturales. Entre otras explicaciones, cabe citar las perspectivas de demanda, la evolución de la tecnología, la disponibilidad de talento gerencial y laboral, el acceso a los recursos financieros y la regulación que determina el marco institucional. 

Para cambiar la situación actual, el ministerio de Economía ponen énfasis en actuar en tres marcos: revisar las regulaciones vinculadas al tamaño de las compañías, la mejora del clima de negocios y el refuerzo de la unidad de mercado. Todas estas cuestiones ya han sido alentadas por la Comisión Europea, la OCDE y el FMI. 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es