Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Presupuestos 2018

Linde insta a revisar los impuestos para que financien el gasto "deseado"

16 de Abril de 2018
Linde confía en que la economía española crezca este año más de un 2,5 %

Luis María Linde ha instado a avanzar en la racionalización y eficiencia del gasto público, al tiempo que considera necesario revisar la "cesta de impuestos".

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha considerado necesario realizar "una revisión y definición" de los impuestos que se aplican en España para que éstos generen ingresos suficientes para financiar "el nivel deseado de gasto público" de manera estable y eficiente.

En su intervención ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados con motivo de la tramitación del proyecto presupuestario de 2018, Linde ha subrayado que el proceso de corrección del déficit público debe sustentarse en un programa a medio plazo que detalle las medidas que deben aplicarse y en una previsión "prudente" de la evolución macroeconómica.

Linde ha puntualizado que a la hora de determinar la composición de este ajuste -que, según el gobernador, es todavía "significativo" porque el objetivo final es el equilibrio presupuestario- debería intentar fomentarse una mayor contribución de las finanzas públicas al crecimiento económico.

En ese sentido, ha instado a avanzar en la racionalización y eficiencia del gasto público, al tiempo que considera necesario revisar la "cesta de impuestos" actual con el objetivo de que sea suficiente para financiar de forma sostenible el gasto.

La consolidación fiscal es, junto a la realización de reformas, una vía para "apuntalar la confianza" de los agentes económicos en la economía española, lo que contribuirá a corregir los desequilibrios que todavía persisten, como el alto endeudamiento o los elevados niveles de paro.

A nivel internacional, Linde ha advertido del potencial riesgo sobre el comercio y el crecimiento mundial del "giro proteccionista" de la Administración estadounidense que podría alterar el "favorable" escenario de la economía mundial.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha advertido también de que si se cumplen las estimaciones de envejecimiento de la población y su impacto sobre el gasto público, éste podría alcanzar el 21 % del PIB en el entorno de 2050.

Durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso para informar de los Presupuestos Generales de Estado de 2018, Linde ha incidido en las actuales tasas de sustitución de las pensiones públicas (nivel de pensión en relación al salario) y ha considerado la necesidad de encontrar un equilibrio entre estas tasas y los ingresos necesarios para garantizar la sostenibilidad del sistema.
 
"El envejecimiento subirá el gasto público hasta el 21 % del PIB en 2050"

El gobernador del Banco de España ha afirmado que mantener las actuales tasas de sustitución, que son elevadas en comparación internacional, exigiría incrementos "muy significativos" de los ingresos del sistema.

Al respecto, ha abogado porque cualquier reforma en el sistema de pensiones aumente la transparencia y refuerce la relación entre contribuciones y prestaciones, al tiempo que mantenga un mecanismo de ajuste que garantice el equilibrio financiero.

Linde ha añadido que la aplicación del factor de sostenibilidad, que liga la pensión inicial al incremento de la esperanza de vida, y sobre todo, del índice de revalorización anual de las pensiones, que vincula su incremento al equilibrio entre ingresos y gastos del sistema, lograría reducir de forma gradual el actual déficit de la Seguridad Social, que en 2017 alcanzó el 1,5 % del PIB.

Pero ha advertido de que en ausencia de incrementos adicionales de los ingresos, el ajuste se produciría a través de una disminución de la tasa de sustitución de las pensiones públicas.

El gobernador del Banco de España ha insistido en el impacto del envejecimiento de la población sobre el gasto público en el medio y largo plazo "un reto de primer orden para la sostenibilidad de las finanzas públicas".

Ha señalado que si se cumplen las estimaciones más recientes sobre el impacto del envejecimiento, el gasto público en pensiones, sanidad y cuidados de larga duración se incrementaría entre 1,5 y 2 puntos porcentuales del PIB anuales durante las próximas tres décadas, alcanzando su máximo superior al 21 % del PIB en torno al 2050.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es