Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Nº 4 de la guía del protocolo en la empresa

¿Cómo clasificar los actos de las empresas?

16 de Abril de 2018
  • Gerardo Correas
La disminución de constituciones se pudo apreciar en toda España, salvo en Madrid, Navarra y Melilla.

Es necesario que se tengan unas pautas generales a seguir en función del tipo de acto que se organiza.

Gerardo Correas, presidente de la Escuela Internacional de Protocolo.
Lo primero que cualquier empresa tiene que determinar es clasificar los actos que organiza de una manera lógica para que se organicen de una manera continuada y se establezcan unas pautas a seguir que conozcan todos los implicados, no solo los organizadores del acto sino aquellos usuarios del protocolo representantes de la empresa.

Debido a que de su actuación inferirá una determinada imagen y aquellos actos que se celebren esporádicamente, se deben tener unas pautas generales a seguir en función del tipo de acto que se organiza.
 
Tipología de actos en la empresa

- Los actos propios, serán todos aquellos actos organizados por la empresa, sean cuales sean sus características.

- Los actos ajenos, por el contrario, serán aquellos que organizados por terceros tenga presencia la empresa o algún representante de la misma, sea en el grado que sea

Los actos, ya sean propios o ajenos, tendrán determinadas características que afectarán a su organización, como es la de que la asistencia sea restringida o no, lo cual hace de ellos que sean públicos o privados. Además, no es conveniente confundir los actos públicos o privados con los oficiales o no oficiales.

- Actos oficiales, serán aquellos  cuya organización corre a cargo de las distintas instituciones públicas de un país, en el caso de España, los actos oficiales, serán aquellos que estén organizados por los distintos órganos:

         La corona como jefatura del estado, el poder ejecutivo, legislativo, judicial, ya sea nacional o regional (comunidades autónomas), y las corporaciones locales (diputaciones y ayuntamientos). El resto serán actos no oficiales.

Por otro lado, habrá que diferenciar del mismo modo aquellos actos que siendo propios o ajenos, tengan un carácter que afecte en mayor o menor medida  al ámbito de la empresa:

Me refiero a los actos externos o internos de la empresa, que serán aquellos actos que se diferencian por quien los organiza, dicha organización o sencillamente el entorno físico, o la asistencia de las personas, estén fuera o dentro del ámbito de la empresa.

Otra diferenciación que hay que tener en cuenta, puesto que afectan claramente a la planificación y ejecución del acto, es la de los actos relacionados con el negocio serán aquellos que se derivan de la propia actividad de la empresa: la presentación de un producto, etc. con los actos de carácter institucional, ya sean corporativos o no, externos o internos, públicos o privados, etc.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es