Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Sostenibilidad económica de las empresas familiares

Las empresas familiares, las que mejor resistieron el periodo de crisis

16 de Abril de 2018
El mercado laboral seguirá mejorando en los próximos dos años.

Las empresas familiares son capaces de sobrevivir con niveles de productividad menores.

Las empresas familiares obtuvieron una tasa de mortalidad empresarial menor a las no familiares durante el periodo de crisis. En concreto, un 8,5% frente a un 10,1% Los datos señalan que durante la salida de la recesión las empresas familiares tuvieron mayores tasas de supervivencia.

El estudio “Factores de competitividad y análisis financiero en la empresa familiar”, elaborado por el Instituto de la Empresa Familiar, recoge un análisis de los resultados económicos de este tipo de empresas entre 2013 y 2015, los primeros años de la recuperación económica.

En cuanto a la facturación, mientras las empresas no familiares prácticamente mantuvieron constantes sus cifras de facturación durante dicho período, las familiares lograron aumentar sus ventas por encima del 10%. La productividad fue inferior en el caso de las empresas familiares, si bien es cierto que consiguieron mejorarla en los primeros años de la recuperación.

Las empresas familiares son capaces de sobrevivir con niveles de productividad menores, lo cual es coherente con el hecho de que primen en ellas otro tipo de valores y resultados distintos a los objetivos estrictamente económicos.

La rentabilidad económica de las empresas familiares cayó más que en el resto de las empresas durante la crisis, de manera que la capacidad de resistencia que mostraron fue mayor pese a que su rentabilidad se redujera de forma más acusada: la tasa de rentabilidad económica de las sociedades familiares en 2015 (5,73%) era aún 1,74 puntos porcentuales inferior a la de las no familiares (7,47%).

Iniciada la recuperación económica, las tasas de rentabilidad experimentaron un notable aumento. Las empresas familiares registraron tasas de variación positivas del 45%, frente al 28% de las sociedades no familiares, consiguiendo un rendimiento para los propietarios que supera de media el 7%.

El hecho de que las empresas familiares pongan en riesgo el patrimonio de la familia y muestren un mayor compromiso con el empleo, se traduce en un comportamiento más prudente desde el punto de vista financiero.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es