Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Análisis sobre los Presupuestos para 2018

Las pensiones, la deuda pública y el desempleo se 'comerán' más de la mitad del Presupuesto

04 de Abril de 2018
  • Calixto Rivero
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y su equipo antes de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado 2018.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y su equipo antes de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado 2018.

Las pensiones, la deuda pública y el desempleo agotan más de la mitad del Presupuesto que el Gobierno presentó ayer en el Congreso de los Diputados. A pesar de la recuperación económica y de que el gasto en desempleo y en intereses de la deuda se reducirá según las estimaciones del Ejecutivo, estas tres partidas de las Cuentas Públicas agotarán el 54% del gasto, lo que resta margen de maniobra para impulsar otro tipo de políticas de impulso de la actividad.

El gasto en pensiones, en intereses de la deuda y en prestaciones de paro suma en números absolutos 194.084 millones de euros de unas Cuentas Públicas que tienen un gasto previsto de 354.225 millones de euros.

Las pensiones costarán este año 144.834 millones de euros, un gasto muy importante teniendo en cuenta que es más del 10% del Producto Interior Bruto que genera España en un año. Esta partida crecerá un 3,7% con las nuevas medidas del Ejecutivo, que incluye subidas de hasta el 3% de las pensiones más bajas

El problema es que el dinero que habrá que destinar a la Seguridad Social tendrá que ser previsiblemente, año tras año, más abultado por el envejecimiento de la población, lo que obliga a impulsar una reforma que garantice la sostenibilidad de este pilar del a Seguridad Social a largo plazo.

Por otro lado, el Gobierno tendrá que destinar 31.547 millones de euros a pagar los intereses de la deuda pública, una cifra que se reduce un 1,9% con respecto al año anterior. Aunque este descenso es positivo, no hay que olvidar que España seguirá teniendo una deuda del 97% del Producto Interior Bruto (PIB) y que el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, acaba de reconocer que España no logrará cumplir con el objetivo de reducir el endeudamiento al 60% del PIB en décadas.

Por otro lado, el gasto en desempleo seguirá reduciéndose, algo que es previsible si se tienen en cuenta los últimos datos de paro. Según el libro amarillo de los Presupuestos, el desembolso del Estado en esta partida ascenderá a 17.702 millones de euros, un 3,4% menos que en 2017. Sin embargo, la partida sigue siendo abultada ya que el paro sólo cerrará este año en el 15,5% según el propio Gobierno.

La gran incógnita de los Presupuestos es si conseguirá reducir el déficit y acabar en 2018 por fin con el Protocolo de Déficit Excesivo. Las cifras oficiales presentadas por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dicen que sí. El gasto público no financiero crecerá un 3%, pero los ingresos lo harán más, un 4,6%. Sin embargo, hay un problema, que la economía española crecerá un 2,6%, desacelerándose con respecto a 2017. Es decir, los ingresos crecerán más que la propia economía, según las cifras del Gobierno.

Los empresarios españoles han cuestionado la previsión de recaudación de las Cuentas Públicas. Pero el incumplimiento no sería nada nuevo, porque Hacienda ha 'inflado' durante 7 años la recaudación fiscal en los Presupuestos.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es