Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Organización

¿El líder de RRHH debe convertirse en el nuevo guía de la empresa?

29 de Marzo de 2018
Las buenas prácticas constituyen una ventaja competitiva a la vez que una garantía para su supervivencia.

La transformación de los recursos humanos se encuentra en una fase crítica.

En el panorama económico actual basado en la inmediatez, el dinamismo y el cambio constante, las organizaciones precisan dedicar más recursos que nunca para establecer sus objetivos y a determinar la dirección concreta hacia la que quieren remar.

En este contexto, los recursos humanos están llamados a cobrar cada vez más importancia y a extender su influencia en la organización para pasar a ser un departamento clave, capaz de determinar prioridades y gestionar recursos de todo tipo.

El informe HR Outlook de CIPD de la empresa Workday, que encuestó a los líderes de RRHH sobre sus prioridades tanto actuales como de futuro, concluye que todavía predomina la idea de fondo de seguir haciendo negocios ‘como siempre’.

En este contexto, toda compañía que quiera sobrevivir a la situación económica actual ha de aceptar que el rol de los líderes de recursos humanos debe exceder sus tareas tradicionales para abrazar una nueva concepción de su responsabilidad y competencias, que incluye una visión más holística y estratégica de la compañía, de su misión y de sus objetivos concretos.

Los directivos de una organización van a recurrir cada vez más a sus gerentes, entre ellos los de recursos humanos, para integrar sus perspectivas y seguir sus consejos a la hora de actuar. En definitiva, el jefe de recursos humanos debe ir un paso por delante en todo lo que al conocimiento de la situación de la compañía se refiere, para guiar la actuación de sus representantes tanto de cara al exterior como internamente.

Hacia el análisis de datos en recursos humanos
La transformación de los recursos humanos se encuentra en una fase crítica. El Big Data comienza a inundarlo verdaderamente todo, y la necesidad de digitalizarse y lanzarse al Analitycs en RRHH es cada vez más patente. En España las empresas son conscientes de esta realidad, ya que el 82% de las compañías españolas invierten en procesos de digitalización con el objetivo de aumentar sus ingresos y mejorar su productividad, según un estudio de PWC.

A pesar de que los análisis de datos cada vez más metódicos, sistematizados y exhaustivos comienzan poco a poco a introducirse en los departamentos de recursos humanos, existen todavía barreras que dificultan su adopción. Según el informe de CPID anteriormente mencionado, las principales son la cultura corporativa y las limitaciones en capacidades tecnológicas.

En definitiva, las necesidades de negocio cambian cada vez más a mayor velocidad, y los recursos humanos han de ser ágiles a la hora de adaptarse a estos continuos nuevos escenarios con sus exigencias y oportunidades, a través de un departamento que respalde las necesidades cambiantes de la empresa en su conjunto.

Para conseguirlo, va a ser necesario demostrar internamente el valor real de la agenda de recursos humanos, usar el análisis de datos para fortalecer la toma de decisiones basada en hechos medibles y cuantificables e ir siempre un paso por delante para preparase para la incertidumbre, protagonista de la situación económica y política actual.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es