Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Global Entrepreneurship Monitor 2017-2018

La educación para el emprendimiento, esencial para promover la actividad empresarial

23 de Marzo de 2018
En el último año todos países analizados en el estudio han mejorado al menos el 50% de las condiciones estructurales que permiten impulsar el emprendimiento.

En el último año todos países analizados en el estudio han mejorado al menos el 50% de las condiciones estructurales que permiten impulsar el emprendimiento.

En la última edición del estudio “Global Entrepreneurship Monitor 2017-2018”, que publica el GEM Consortium, se analiza el emprendimiento en 54 economías del mundo y se evalúan las condiciones estructurales para la actividad emprendedora de estos países.

Las valoraciones se basan en las perspectivas de al menos 36 expertos claves o informantes por economía participante en el estudio.

Las apreciaciones de los expertos se centran más en aquellos aspectos que tienen un impacto significativo sobre las actitudes y la actividad de los emprendedores que en factores económicos generales. De este modo, se tienen en cuenta hasta 12 condiciones estructurales: financiación, políticas empresariales de los gobiernos, políticas fiscales y burocracia, programas empresariales de los gobiernos, educación para el emprendimiento a nivel escolar, transferencias de I+D, infraestructura legal y comercial, dinamismo del mercado interior, barreras y regulación de acceso a los mercados interiores, infraestructuras físicas y normas culturales y sociales.

El estudio destaca que las condiciones estructurales para el emprendimiento son más favorables en las economías más avanzadas e innovadoras, y también subraya que en el último año todos países analizados en el estudio han mejorado al menos el 50% de las condiciones estructurales que permiten impulsar el emprendimiento.

Respecto a los factores que restringen la actividad emprendedora, el estudio GEM 2018 identifica los que más dificultan su progreso en cada uno de los países que examina, agrupándolos en tres bloques de economías según su nivel de desarrollo.

Por un lado, en el grupo de países con economías menos avanzadas y más dependientes del sector primario, los elementos que lastran el emprendimiento son principalmente la educación para fomentar esta actividad a nivel escolar, la transferencia de I+D, las políticas fiscales y la burocracia, los programas empresariales de los gobiernos, así como los obstáculos y regulaciones de acceso a los mercados interiores.

Entre las economías en desarrollo de rentas medias que forman parte del estudio, tanto la educación para el emprendimiento, como las políticas fiscales y la transferencia tecnológica figuran entre los principales factores que restringen la actividad emprendedora, a los que habría que añadir en este caso las políticas públicas de apoyo y los programas de gobierno para promover el emprendimiento.

Por último, el grupo de países económicamente más avanzados comparten con los dos anteriores grupos restricciones como la educación para el emprendimiento, las políticas fiscales y la regulación, además de la transferencia de I+D. Sin embargo, en estas economías uno de los factores que más desalientan el fenómeno emprendedor son las dificultades para obtener financiación empresarial necesaria para iniciar un proyecto emprendedor.

En una perspectiva país por país y considerando los resultados obtenidos en todos los factores que determinan las condiciones estructurales para el emprendimiento, las economías que obtienen mejor puntuación general son Países Bajos, Estonia, Suiza, Emiratos Árabes Unidos e Indonesia. Todos ellos muestran unas condiciones muy favorables para el emprendimiento.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es