Buscador de la Hemeroteca
Secciones
actitudes de los consumidores

Generar confianza, clave en el uso de los datos de los consumidores

19 de Marzo de 2018
Siete de cada diez señalan que los datos personales sobre niños, parejas, estado de salud y fiscalidad constituyen información estrictamente privada.

Siete de cada diez señalan que los datos personales sobre niños, parejas, estado de salud y fiscalidad constituyen información estrictamente privada.

Las empresas deben generar más confianza sobre el uso que hacen de los datos que recaban de los consumidores. Cuando los consumidores comprueban que sus datos han sido recogidos o utilizados por una empresa con fines distintos al propósito inicial con el que fueron facilitados, la imagen y la confianza de dicha compañía se ven seriamente deterioradas.

Para evitar el mal uso de esta información, la Unión Europea aprobó el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que entrará en vigor en mayo de 2018. Esta normativa establece una serie de requerimientos restrictivos sobre el uso de los datos y exige a las empresas que pongan en práctica enfoques y herramientas para garantizar a los consumidores que sus datos son utilizados de manera apropiada. El Reglamento no solo afecta a las empresas, sino también a todas aquellas organizaciones que manejen datos personales de ciudadanos de la UE.

La nueva regulación sobre protección de datos planteada por la UE pretende reforzar la protección de los ciudadanos respecto a la privacidad de sus datos. Supone además una oportunidad para que las empresas aumenten la confianza de los consumidores en el uso de la información que disponen sobre ellos, y de generar ventajas competitivas a partir de la adaptación a la normativa e incluso de ir más allá de su estricto cumplimiento.

La nueva regulación establece normas detalladas sobre la manera de recabar, manejar y compartir los datos facilitados por los consumidores en sus transacciones con las empresas. Entre las novedades que introduce, destaca la obligatoriedad de que el consumidor exprese de forma explícita su consentimiento al uso de sus datos.

Los consumidores cada vez se muestran más reacios a compartir datos personales, pero muchas empresas fracasan en su intento de gestionar los aspectos sobre la privacidad de los datos que preocupan a los consumidores. Las empresas que deseen ganar la confianza de los consumidores en la gestión de los datos personales que retienen no solo deberán cumplir la normativa sobre protección de datos, sino además aplicar medidas proactivas para afianzar e incrementar dicha confianza.

Un informe de la consultora BGC analiza las actitudes de los consumidores ante la privacidad de los datos personales en algunos países europeos (Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido) y en Estados Unidos. En todos ellos se observa por parte de los consumidores una creciente preocupación sobre este asunto, indicando que se muestran hoy más cautos al respecto que hace dos años.

1. Las actitudes de los consumidores varían según el tipo de datos de que se trate. En los países de la UE analizados más del 80% de los consultados todavía consideran que los datos financieros y los relacionados con tarjetas de pago deben ser privados.

2. Siete de cada diez señalan que los datos personales sobre niños, parejas, estado de salud y fiscalidad constituyen información estrictamente privada.

3. Sin embargo, los consumidores se muestran menos sensibles a la privacidad de los datos relativos a su localización, teléfono, comunicaciones, Internet y correo electrónico: el 50% de los consumidores consideran que se trata de datos privados también.

4. Aunque muchos consumidores no consideran información especialmente privada datos como el nombre, edad, género, aficiones e intereses, fechas destacadas o marcas preferidas, crece el porcentaje de ellos que piensan que este tipo de datos son moderada o extremadamente privados.

Las razones de esta tendencia se deben en buena parte a que los consumidores están cada vez mejor informados sobre cómo se captan y analizan los datos y a que desconfían de las empresas.

5. La preocupación de los consumidores varía también según los sectores en los que se ven implicados sus datos, mostrando una mayor atención sobre la información recabada por las compañías digitales (redes sociales, motores de búsqueda, tiendas electrónicas), las entidades financieras (tarjetas de crédito, bancos) y los gobiernos, debido a que estas entidades manejan la información que los consumidores consideran más sensibles o porque recaban información de forma más evidente.

6. El informe de BCG muestra que entre el 48% y el 62% de los consumidores no creen que las empresas sean honestas acerca del uso de los datos que estas disponen sobre ellos. Tan solo entre el 14% y el 25% de los consumidores confía en que hacen un uso correcto de sus datos personales.

7. En el caso de España, el informe refleja que el 57% de los consumidores encuestados piensan que las empresas no son honestas respecto al uso que hacen de sus datos, mientras que el 24% señalan que confían en el buen uso que hacen de ellos las empresas.

8. El informe destaca también que las empresas a menudo fracasan en su intento de informar a sus clientes y de obtener su permiso sobre nuevos usos asignados a dichos datos. Los cinco usos más habituales de los datos personales por parte de las empresas son la mejora de productos y servicios, la personalización de ofertas, el marketing de productos por terceras partes, el uso anónimo por terceras partes y el uso no anónimo por terceras partes.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es