Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Reportaje

Los desafíos de la industria alimentaria, el primer sector en facturación de España

19 de Marzo de 2018
Integrada por cerca de 30.000  empresas de diferentes tamaños, el 96% de ellas pymes, y repartidas por toda la geografía española.

La industria alimentaria está integrada por cerca de 30.000 empresas de diferentes tamaños, el 96% de ellas pymes.

La industria de agroalimentación y de bebidas es el primer sector industrial en facturación y un importante generador de empleo, por lo que ha logrado convertirse y mantenerse como el primer sector industrial en España.

En los últimos años, el volumen que factura el sector supera los 96.400 millones de euros, según los datos de 2016, con un crecimiento de 1,3% con respecto al año pasado. Asimismo, aporta el 16,8% del Valor Añadido Bruto de la industria, según los datos de FIAB, Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas.

En base a los datos de ventas netas, la industria española de la alimentación y bebidas se ha posicionado como cuarta de Europa y octava a nivel mundial.

"Es un pilar clave para el conjunto de la cadena agroalimentaria, ya que transforma el 70% de la producción agraria y permite el suministro de más de 120 millones de raciones de comida diaria", explica FIAB. Además, representa el 3% del PIB de España en V.A.B.

Integrada por cerca de 30.000  empresas de diferentes tamaños, el 96% de ellas pymes, y repartidas por toda la geografía española, representa un elemento de vertebración territorial.

Existen diversos subsectores en términos de facturación y empleo, liderados por la industria cárnica, con más de 20 millones de ventas netas, seguido por la fabricación de bebidas, alrededor de 9,5 millones, y otros como el de aceites o el lácteo.

La industria de alimentación y bebidas es la principal salida de las producciones agrarias actuando de malla cohesionadora del campo español.

Así, la industria alimentaria representa un sector clave en la creación de empleo en España, ya que representa el 3,4% de la afiliación. En la actualidad, el sector da empleo a 480.000 personas de forma directa, (20,2% del empleo industrial), lo que supone que 1 de cada 5 personas que trabaja en la industria lo hace en empresas del sector alimentario. Ha sido uno de los sectores que mejor ha resistido la crisis con caídas inferiores a las del resto de la economía.

Retos del sector
La industria de la alimentación y bebidas presenta una estructura muy atomizada, donde la mayoría de empresas tienen una dimensión muy reducida, lo que dificulta los procesos de internacionalización, innovación y mejora de la productividad. El 96,3% son pymes (menos de 50 empleados). De hecho, más de la mitad de las compañías tienen de media entre 1 y 9 asalariados.

La gran atomización se une a una importante polarización, donde 59 empresas (0,2% del total) realizan el 50,2% del total de la facturación de la industria de alimentación y bebidas, y el 99,8% restante representan el 49,8% del total. Estos datos, además, son llamativos en comparación con los países de la Unión Europea con los que competimos y que tienen una facturación superior a la española. Así, Italia cuenta con 6.300 empresas, Francia con 10.000 y Alemania con 6.000.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es