Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Análisis

Los principales retos a los que se enfrentará el sector primario en el futuro

13 de Marzo de 2018
Alemania es el mayor productor de pesticidas de la UE, con un sector valorado en 4.000 millones de euros.

Los precios pagados al productor en buena parte de las producciones se encuentra a niveles de años pasados.

La sequía, la nueva Política Agraria Común, la competitividad de las exportaciones o las nuevas tecnologías, son algunos de los desafíos a los que se enfrentará el sector primario en los próximos años. 

Los precios pagados al productor en buena parte de las producciones se encuentran a niveles de años pasados, en algunos casos de hace más de 20 años (caso del cereal). Sin embargo, los costes de producción han ido aumentando de manera "inexorable" a lo largo de estos años de tal manera que las cuentas de resultados son negativas, "hasta el punto de que muchas explotaciones se han visto obligadas a reconvertirse en el mejor de los casos, cuando no a echar el cierre", explica a El Empresario la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja). Buen ejemplo de esto son las explotaciones ganaderas de leche o las explotaciones de ovino.

Como consecuencia, la competitividad de los productos españoles con respecto a los europeos se encuentra por debajo. Es el caso del vino español, que debe competir dentro de Europa para conseguir hacerse con una cuota de mercado. 

El agua es un factor clave de rentabilidad y "así lo debe entender el Gobierno y así debemos hacérselo ver también a Bruselas, para el futuro de nuestras explotaciones agrarias, en especial las más competitivas", resaltan los empresarios. "Y es un tema que debe abordarse con total seriedad y buscando el máximo consenso entre todos los actores y territorios afectados para evitar desigualdades y situaciones injustas", remachan. Hay que tener en cuenta que España es uno de los países más cálidos de Europa y donde más afecta la sequía. Por ello, se está llevando a cabo un plan de modernización del regadío español, al que aún le queda camino por recorrer. 

Otros aspectos a tener en cuenta son el Marco Financiero Plurianual de la UE para el próximo periodo 2021-2027 y la nueva PAC más allá de 2020. Ambos debates, iniciados ya, marcarán de forma ineludible las agendas de discusión en materia agrícola. Como también lo hará el Brexit y las consecuencias que puede tener en el futuro tanto de la PAC como de la propia UE una vez se formalicen las modalidades de su “desconexión”.

"Por supuesto, no solo en el aspecto presupuestario y el necesario ajuste que deberá aplicarse en las cuentas de la Unión, sino también en la formación de bloques y posiciones a la hora de la toma de decisiones en las Instituciones, y como no, en su aspecto comercial", explica Asaja.

En este sentido, también habrá que tener presente la nueva política comercial de los EEUU protagonizada por el  presidente Trump, sus intenciones proteccionistas en materia de comercio internacional  y sus anuncios rupturistas respecto a los  compromisos adoptados en la última Cumbre de París sobre el Cambio Climático. "Sin lugar a dudas, será uno de los aspectos protagonistas con carácter transversal pero con incidencia directa en la producción agraria de las próximas decisiones comunitarias", añade Asaja.

A nivel europeo, Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, quiso reafirmar la importancia de la agricultura, señalando que "es un sector clave en la economía comunitaria". Además, hay que tener en cuenta que en el continente está afectando el envejecimiento de la población: sólo el 6% de los dueños de explotaciones agrícolas europeos tienen menos de 35 años. 

El sector agrario está aceptando la transferencia de nuevas tecnologías del mismo modo que ha ocurrido en otros sectores de la economía. Y este proceso que se ha iniciado ya se puede ver en aspectos concretos. Son los siguientes: 
 
  • Implementación de las técnicas relacionadas con la agricultura de precisión.
  • Uso de medios de producción, sobre todo semillas, más ajustados y adecuados a cada zona productiva y también que den respuesta a las demandas de los consumidores
  • Optimización de los recursos hídricos (técnicas de riego por goteo)
  • Utilización ajustada de los tratamientos fitosanitarios
  • Las 800.000 nuevas hectáreas que son necesarias para culminar la modernización del regadío en el país.
Por su parte, el sector pesquero afrontará la renovación del acuerdo con Marruecos o las negociaciones y los problemas ligados a las cuotas del Atlántico. Entre las preocupaciones, también resaltan la ampliación de las normas de la Unión Europea (UE) contra los descartes de peces y las exigencias de descargas en los puertos, según ha declarado la patronal de armadores Cepesca.

La Confederación Española de Pesca recibió con incertidumbre la resolución emitida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el acuerdo de pesca vigente entre la UE y el reino de Marruecos, ya que, si bien avala dicho acuerdo, también declara que “el territorio del Sáhara Occidental no forma parte del reino de Marruecos” y, por lo tanto, “las aguas adyacentes al territorio del Sáhara Occidental no están comprendidas en la zona de pesca marroquí, objeto del Acuerdo de Pesca”.  Unas aguas que son muy importantes para los barcos españoles ya que en torno al 94% de las capturas de la flota europea se realizan en dichas aguas”.

Además, la ampliación de las obligaciones contra los descartes (capturas no deseadas de peces que después, muertos, son arrojados al mar) es uno de lo asuntos que más inquietan al sector pesquero. Algo que se aplican desde 2015 para algunas especies. Consisten en obligar a los barcos a descargar todas sus capturas en los puertos. En el horizonte, está la imposición de esas exigencias a todos los caladeros en 2019. España y otros países ya han alertado de que, debido al complejo sistema de cuotas, algunos requisitos podrían dejar a la flota muchos meses fuera del mar.

A nivel internacional, el Brexit es uno de los quebraderos de cabeza del sector. El Gobierno del Reino Unido anunció el fin de un acuerdo de pesca en vigor desde 1964 como primer paso para abandonar definitivamente la Política Pesquera Común de la Unión Europea (UE) tras su salida del bloque comunitario.

Por último, el sector pesquero se enfrenta a un problema a nivel del mercado laboral. El secretario general de la patronal Cepesca, Javier Garat, ha alertado de la escasez de profesionales de mando a bordo de los buques, preocupación compartida por la FNCP. Las cofradías también han insistido en la carencia de armadores jóvenes, que releven a los que se jubilan.

Por su parte, dentro del sector de la ganadería, uno de los retos al que se enfrenta es la revisión de los precios de intervención que actúan como redes de seguridad cuando los precios se desploman por circunstancias excepcionales. Los precios de intervención se establecieron en 1980 y permanecen invariables desde 2008. Conforme a ellos, se paga el litro de leche a 0,20 euros.

Otro reto es garantizar la prosperidad de las zonas rurales y de montaña. A través de ellas, se garantiza la seguridad alimentaria y la calidad de los alimentos, así como la prosperidad de las zonas rurales frente a la amenaza del abandono de tierras y el éxodo rural: el mayor riesgo de este sector. A todo esto hay que sumarle la importancia del cambio climático y el cuidado del medio ambiente que podría afectar al sector con medidas sobre el metano. 

El primer desafío para los ganaderos europeos se presenta con la firma de acuerdos comerciales internacionales (el TTIP, entre otros). La incertidumbre que el comercio internacional está viviendo desde la llegada del presidente Trump afecta especialmente al sector ganadero europeo. La UE tiene una industria potente de productos lácteos y la situación actual ha conducido a una reducción en el coste de la leche, reduciendo la carga que soportan los exportadores de productos procesados. Los productos lácteos de la UE soportan altos aranceles que limitan su entrada en el mercado americano.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es