Buscador de la Hemeroteca
Secciones
en niveles pre-crisis

El gasto en gran consumo creció un 3,7% en 2017, su mayor subida en 9 años

27 de Febrero de 2018
  • Agencia EFE
Uno de cada dos productos que compran los españoles son productos frescos.

El país cuenta con cerca de 20.000 supermercados e hipermercados repartidos por toda la geografía nacional.

El gasto en gran consumo en España aumentó un 3,7% en 2017, hasta los 79.800 millones de euros, lo que supone el mayor crecimiento de los últimos nueve años gracias sobre todo a la confianza del consumidor, en niveles pre-crisis.

Así lo revela el informe publicado por la consultora Nielsen, que apunta a que este incremento se explica por que los españoles compraron más cantidad de producto -pese al estancamiento de la población- y asumieron a la vez una subida de precios del 2,1% en su cesta de la compra, cada vez más cargada de alimentos frescos, saludables y de conveniencia, de un coste superior.

De hecho, una tercera parte de este desembolso se concentró en los productos frescos (carne, pescado, fruta, verdura y pan), que se han encarecido de forma más expresiva y cada día son más protagonistas en supermercados e hipermercados -aglutinan el 56,7% de las ventas de este tipo de alimentos-, en detrimento de los mercados y tiendas de barrio.

En producto envasado el aumento fue más significativo en volumen que en valor, lo que refleja una tendencia del consumidor a optar por platos preparados y refrigerados, a lo que se suma el mayor consumo de bebidas, asociado a las altas temperaturas.

"Las noticias son buenas, el consumo en hostelería ha crecido y eso no ha mermado el gasto en supermercados e hipermercados", ha explicado en declaraciones a los periodistas el director de Nielsen para España y Portugal, Gustavo Núñez.

Desde la consultora hablan ya de un "superconsumer sapiens" que ha heredado de la crisis una "hipersensibilidad" hacia el precio que no ha abandonado, en parte por que pese a la mejora de los índices macroeconómicos y el paro, "la masa salarial es un 8% inferior a la de 2008".

A todo ello se suma una mayor demanda a los fabricantes para reducir la sal, las grasas, el azúcar o ingredientes como el aceite de palma en sus formulaciones.

La marca blanca representó en 2017 el 39,2% de las ventas en gran consumo, acumulando casi un lustro prácticamente estable, con España como uno de los mercados europeos donde más peso tiene este tipo de enseñas.

El país cuenta con cerca de 20.000 supermercados e hipermercados repartidos por toda la geografía nacional, cuya superficie de venta se elevó un 1,4% el pasado año. Sobre las ventas de gran consumo a través de Internet, Nielsen destaca que el gasto subió un 17%, aunque todavía supone apenas el 0,9% del total (551 millones de euros).

El producto envasado supone en este canal el 80% de las ventas, lejos del 12,5% de que representan los frescos y el 7,5% de la perfumería y droguería.

Entre los retos del sector, apuntan a que existe margen para recorrer a la hora de adaptar la oferta al cada vez mayor número de consumidores "sénior", que demandan formatos más reducidos, etiquetas más claras, promociones en productos que no sean de carga y recetas más saludables, sin olvidar la asistencia en tienda para ayudarle con su compra y servicio de entrega a domicilio.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es