Buscador de la Hemeroteca
Secciones
aumento del bienestar

El incremento del comercio internacional ayuda a elevar el empleo y los salarios

21 de Febrero de 2018
El comercio ha impulsado la transición de empleos industriales de clase media a empleos en el sector servicios.

El comercio ha impulsado la transición de empleos industriales de clase media a empleos en el sector servicios.

La apertura comercial a nivel mundial contribuye a aumentar el bienestar de un país de diversas maneras, localizando sus recursos productivos de manera más eficiente a través de una mayor especialización y favoreciendo el intercambio de ideas que impulsan la innovación.

La Organización Mundial de Comercio (OMC) ha publicado recientemente un informe en el que presta especial atención al análisis de las consecuencias de la expansión del comercio internacional sobre el empleo.

Según la Organización Mundial del Comercio, algunas evidencias sobre el impacto del comercio internacional sobre el mercado laboral de un país muestran que el comercio tiende a incrementar el empleo y los salarios, aunque existen otros efectos que pueden necesitar la aplicación de medidas políticas correctoras.

De este modo, mientras determinados territorios, sectores o colectivos son capaces de beneficiarse del comercio, otros pueden quedarse al margen de sus efectos positivos si no se adoptan las medidas adecuadas para fomentarlo.

La expansión del comercio internacional ha provocado el desplazamiento de recursos hacia las actividades más productivas en cada país. Sin embargo, las consecuencias de este hecho obligan a realizar ajustes laborales

Los costes de estos ajustes pueden ser significativos a nivel individual y necesitar una respuesta política, a pesar de ser mayores los beneficios para el conjunto de la economía. Diversos factores afectan a los costes de dichos ajustes, como el comportamiento inversor, la estructura industrial y la movilidad laboral.

En todo el mundo son numerosas las personas que trabajan en actividades relacionadas con el comercio. Estos empleos no solo responden a la demanda doméstica de cada país, sino también a la necesidad de exportar bienes y servicios destinan a otros mercados. Además, las empresas dedicadas a la exportación e importación suelen pagar salarios más elevados.

Las disparidades regionales a nivel comercial pueden responder a causas de distinto tipo. La automatización es uno de los factores clave, como lo demuestra el creciente uso de robots industriales. En Estados Unidos, entre el 20% y el 25% del reciente declive de los empleos en la industria pueden explicarse por la expansión del comercio.

En regiones menos expuestas a la competencia directa de las importaciones, el empleo se ha desarrollado más favorablemente que en otras más expuestas.

El comercio entre países de bienes y servicios aumenta la demanda de cualificaciones. Puede llevar a la reubicación de la actividad económica y a modificar la estructura del empleo de un país a nivel de tareas, ocupaciones, empresas o sectores.

En las economías avanzadas, el comercio internacional incrementa la demanda de trabajadores de alta cualificación, sobre todo en ocupaciones no rutinarias. Las principales vías para ello son la especialización en actividades intensivas en cualificación, la deslocalización de tareas rutinarias y la creciente actividad innovadora como respuesta a la competencia de los exportadores de bajo coste.

El comercio entre países también conduce a una mayor demanda de trabajadores de alta cualificación en los países en desarrollo, principalmente a causa de la difusión de la tecnología y la importación de bienes de capital, productos intermedios y conocimientos tecnológicos (“know-how”).

Los beneficios del comercio también pueden alcanzar a los trabajadores con menos recursos. En las economías en desarrollo no solo los salarios de los trabajadores cualificados se incrementan gracias al comercio, sino también los de los trabajadores no cualificados.

El comercio aumenta el poder adquisitivo de los trabajadores más pobres, permitiéndoles obtener productos importados más baratos.

El comercio ha impulsado la transición de empleos industriales de clase media a empleos en el sector servicios. El comercio en algunos países avanzados permite acelerar la transición a una economía basada en los servicios, mientras que en los países en desarrollo se espera que el comercio, en combinación con otros factores, acelere el cambio en el empleo con una transición que parte del sector primario hacia los sectores industrial y servicios.

El comercio también ha facilitado oportunidades de empleo a las mujeres en algunos países. La expansión comercial ha abierto a las mujeres nuevas oportunidades de acceso al mercado laboral, por ejemplo, mediante el comercio electrónico, que ha permitido a muchas de ellas desarrollar un empleo más compatible con su vida familiar y superar sus tradicionales restricciones de movilidad.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es